Yal Kú, el tesoro cristalino de la bahía de Akumal

Yalku.jpg
Vista panorámica de la laguna Yal Kú. Fabian Jurado's Photography / Collection: Moment Open / Getty Images

La Riviera Maya atesora lugares que parecen salidos de un cuento  y ese es el caso de Yal Kú, una hermosa laguna de aguas cristalinas localizada en las inmediaciones de la bahía de Akumal.  Las corrientes que nutren la laguna son una mezcla de agua dulce y salada, pues en ella desemboca uno de los muchos ríos subterráneos que cruzan la península de Yucatán en dirección al mar Caribe.

Debido a estas características, Yal Kú es un tipo de guardería o estancia para diferentes especies marinas en su primer etapa de vida , ya que aquí crecen a salvo de los depredadores que se encuentran en mar abierto, así que, al nadar en Yal Kú, tendrás la posibilidad de disfrutar un espectacular acuario repleto de peces tropicales.

 

Observación de flora y fauna

Las especies marinas que habitan en la laguna te maravillarán. Podrás observar variedades como los peces loro,  vaquitas doradas, sargentos, peces ballesta, estrellas de mar, corales y, ocasionalmente, tortugas marinas. Al sumergirse en la laguna es común verse rodeado por numerosos peces que se acercan por curiosidad a los visitantes; no obstante, se debe evitar asustarlos o perturbarlos.

Por si fuera poco, la biodiversidad de Yal Kú no termina en el fondo de la laguna, ya que también  es un punto ideal para la observación de aves como pelicanos, garzas, grullas y gaviotas, entre otras más que se refugian en las zonas de manglares.

Jardín escultórico

Un atractivo más de Yal Kú, es la serie de esculturas que se encuentran  alrededor de la laguna creadas por el reconocido escultor Francisco Zúñiga,  las cuales,  además de magnificar la experiencia visual, son una muestra del arte en comunión con la naturaleza.

Actividades acuáticas

Yal Kú es uno de los mejores sitios en la Riviera Maya para practicar el buceo libre o nado con snorkel, en parte, por la claridad de sus aguas y su poca profundidad, pero también por el suave oleaje  que permite a los bañistas disfrutar mucho más de esta experiencia sin tener que preocuparse por las corrientes marinas.

Tips de viaje 

  • Con la finalidad de evitar la contaminación de la laguna, el número de visitantes está restringido por día. Así que te recomendamos planear tu visita durante la mañana o el medio día para que no te quedes sin entrar.
  • Debido a la fragilidad del ecosistema de Yal Kú, está prohibido el uso de bloqueadores y repelentes, a menos  que sean biodegradables. También se pide no alimentar a los peces ni las aves, y mucho menos intentar extraer a estas especies  de su hábitat.
  • Puedes llevas tu propio  equipo de snorkel o rentar uno en el lugar. El costo de la renta es adicional al precio del boleto para ingresar al parque, el cual ronda los 150 pesos por persona. También hay disponibilidad de lockers para guardar tus pertenencias.
  • Existen agencias turísticas que ofrecen paquetes para visitar la laguna. Acércate a la recepción de tu hotel para obtener mayor información al respecto.
  • Te sugerimos vestir con ropa ligera y fresca, llevar toalla, gafas de sol, sombrero o gorra y una cámara a prueba de agua.

Cómo llegar

Akumal se encuentra a 105 kilómetros de Cancún, justo entre las ciudades de Playa del Carmen y Tulum. Para llegar, debes conducir  por la carretera federal 307; después de pasar el parque marino Xcaret, encontrarás los señalamientos hacia Akumal, donde encontrarás todas las indicaciones para llegar a la laguna.

 

También puedes llegar en autobús desde la central camionera de Cancún o Playa del Carmen. Si planeas explorar el pueblo de Akumal te sugerimos rentar una motoneta al llegar.

Horario de visita: todos los días de 9 am a 5 pm