Volver a Windows 7, 8 u 8.1 desde Windows 10

Volver-Windows7-Desde-Windows10
Foto © Microsoft

Es posible volver a Windows 7, 8 u 8.1 desde Windows 10 si lo has instalando “encima” de esos Windows actualizándolos a él. Este es el modo más fácil de hacerlo. Tiene varias ventajas sobre otras opciones.

Cuatro cosas importantes

  • Al volver a tu Windows anterior se mantienen todos tus documentos, fotos y otros archivos que tengas en el disco duro. Pero conviene hacer una copia de seguridad de ellos por ejemplo en un disco o pendrive USB. Sólo por si acaso y como precaución. Ya digo que no es obligatorio.
  • Perderás los programas o apps que hayas instalado en Windows 10. También los cambios en configuraciones por defecto que hayas podido hacer. Como personalizaciones de su aspecto, cambios de la resolución de pantalla, etc.
  • En cuanto a los programas o apps que tuvieras en tu Windows anterior (7, 8 u 8.1)... En general los recuperarás y podrás volver a usarlos cuando regreses a él. Pero es probable que debas reinstalar alguno de ellos. En especial los que tuviste que quitar o que Windows 10 desinstaló al actualizarse por no ser compatibles con él.
  • Si usabas una contraseña para entrar en tu Windows anterior es necesario que la sepas o la recuerdes.

El mejor modo de volver a tu Windows anterior

  1. Haz clic en el menú Inicio de Windows y selecciona Configuración.
  2. En la nueva ventana haz clic en la categoría de Actualización y seguridad.
  3. Se abre otra ventana. Busca y pincha a la izquierda en la opción Recuperación. A la derecha debes encontrar una opción que según corresponda dirá “Volver a Windows 7”, a Windows 8, a Windows 8.1, etc. Pincha en el botón Introducción que hay debajo de ese apartado.

    IMPORTANTE:
    Esta forma fácil de regresar a tu viejo Windows sólo está disponible durante el primer mes desde el momento en que lo actualizaste a Windows 10. Si ha pasado más tiempo es muy probable que la opción ya no aparezca. No podrás volver a tu Windows anterior siguiendo estos pasos. Ve más abajo qué hacer en ese caso.
  1. Tras una preparación rápida Windows te pregunta la razón de querer volver al Windows que tenías. Marca al menos una para poder continuar. Luego pulsa Siguiente.
  2. Sale un aviso que te dice en esencia lo mismo que te he advertido antes. Léelo y confirma con Siguiente que te das por enterado.
  3. Confirma también con Siguiente otro aviso sobre la contraseña del Windows que actualizaste a Windows 10.
  1. Por último pulsa el botón Volver a Windows [el que sea] (Windows 7, 8, 8.1).
  2. El PC se reinicia por su cuenta y empieza el proceso de restauración. Tardará más o menos dependiendo de lo que haya en tu PC y lo potente que sea. Es posible que se reinicie más veces. Espera sin hacer nada a que termine.

    NOTA:
    Si es necesario indica la contraseña de tu Windows anterior si te la pide para iniciar sesión en él. Estos enlaces te servirán en caso de problemas:
     

Lo normal es que la restauración reinstale los drivers de tu viejo Windows. Después de ella deberían funcionar tu conexión a Internet y tus dispositivos. Descarga los controladores adecuados para tu equipo si no es así y algo deja de funcionar ya en tu Windows antiguo.

IMPORTANTE:
Si no vuelves a tu Windows anterior repite los mismos pasos. Hay veces en que sólo se consigue así (cuando entre tu viejo Windows y el 10 se ha instalado una actualización extra).

Volver a tu Windows anterior después de un mes

Tienes varias opciones. Estas son las principales:

  • Reinstalar tu Windows usando un DVD o USB de instalación suyo.
  • Conseguir una imagen ISO de tu Windows. Ve cómo grabar un ISO en USB o CD para crear un medio de instalación a partir de él.
  • Recuperar tu Windows desde una partición de recuperación incluida en tu PC por su fabricante. Es habitual sobre todo en laptops portátiles.
  • Usar una imagen del sistema que hayas creado ANTES de instalar Windows 10.

La licencia del Windows que tuvieras se conserva aunque hayas actualizado a Windows 10. Siempre podrás volver al viejo si la actualización ha fallado o no te ha gustado. Una vez reinstalado tu Windows anterior puedes tener que reactivarlo de nuevo. Prueba estas soluciones si no puedes activar Windows.