Vinilos decorativos en muebles, electrodomésticos o puertas

Decorar con vinilos es un recurso barato y muy efectivo en espacios modernos

Vinilos decorativos en los muebles de cocina
Vinilos decorativos en los muebles de cocina. Foto © www.myvinilo.com

Los vinilos decorativos surgieron hace unos años y pasaron de ser una moda a un elemento versátil y apreciado en muchas decoraciones. En muebles, electrodomésticos, puertas de armarios y de paso y paredes, aportan un toque original y creativo que renueva la pieza.

¿Qué es un vinilo decorativo?

Un vinilo decorativo es una lámina muy fina hecha con una base de PVC, con aspecto plastificado, que sirve para colocar en una superficie lisa con objeto de decorarla.

Es una gran pegatina que cumple un objetivo decorativo tanto en paredes como puertas y muebles y que es removible. Una vez colocado, si te cansas del diseño, se retira sin que deje restos.

¿Como se coloca?

Siguiendo unas sencillas instrucciones por parte del fabricante, que se basan en las que usarías para una pegatina y en las que lo que varían son las dimensiones. Únicamente necesitas la pegatina y un paño para presionarlo sobre la superficie elegida.

¿En que superficies puede colocarse?

Cualquier superficie es adecuada siempre que sea lisa y esté limpia de grasa y polvo, como paredes lisas, cristal, madera, acrílico, plástico, formica o vidrio.

¿Cómo se colocan los vinilos en un mueble?

En un mueble se colocan igual que en la pared, vidrio o espejo. Tienen que estar limpios, sin polvo ni residuos. Aplica la pegatina y fija pasando por encima un paño.

Para los muebles es importante que te asegures que las medidas se ajustan a las de la superficie que quieras decorar.

Es una forma de cambiar el aspecto de tus muebles sin mancharte las manos.

Ver foto de Muebles de cocina

Ver foto frigorífico

Ventajas de elegir vinilos para decorar tus muebles y paredes

  • No ocupan espacio, así que puedes colocarlos en lugar de otros muebles, como por ejemplo cabeceros de cama, cuadros o espejos.
  • No necesitas taladradora o clavos y martillo. Los vinilos son de pon y quita (una vez retirados no pueden volver a usarse) por lo que no necesitarás taladrar la pared para sujetarlos.
  • Si te cansas, los cambias. Si tu decoración evoluciona, el motivo no te gusta o es infantil y tus hijos han crecido,simplemente los despegas y cambias por otros.
  • Puedes jugar con los colores de la pared del cuarto por lo que tendrás la posibilidad de combinar diferentes tonalidades y efectos
  • Son limpios, pues no retienen el polvo. El cuidado que necesitan es pasar un paño, ligeramente humedecido.
  • Son baratos, mucho más asequibles que cualquier otro tipo de mueble, cuadro o espejo.
  • Muy prácticos en casas de alquiler o rentadas.
  • Puedes crear diferentes efectos con ellos: altura, anchura, profundidad, como un moderno trampantojo, de manera que tu frigorífico no lo parecerá o tu lavadora será un modelo único.
  • Hay muchísimos diseños para elegir: serios, divertidos, infantiles, florales, conceptuales. Seguro que encuentras alguno que te guste.