Vida milagrosa: El trabajo del alma y la felicidad

Descubre el trabajo de tu alma para una vida milagrosa

Double-alaskan-rainbow.jpg
Eric Rolph © Creative Commons Attribution-Share Alike 2.5 Generic license.

En su libro Reveal: A Sacred Manual for Getting Spiritually Naked (Revelar: Un manual sagrado para desnudarse espiritualmente), Meggan Watterson describe sus experiencias espirituales y ofrece una serie de pasos para alcanzar una relación más plena con la Divinidad. La meta final es la iluminación, pero una meta más cercana y alcanzable es la felicidad.

Como capellana practicante en un hospital, fue asignada a la sala de maternidad, la "sala feliz", con la condición de que también fuera la capellana de la sala de nacimientos prematuros.

Fue un trabajo que la enfrentó con los momentos más dolorosos. ¿Cómo se puede ayudar a una madre cuyo recién nacido se encuentra entre la vida y la muerte? ¿Cómo se puede ayudar a alguien que acaba de perder a su bebé? Situaciones como estas llevaron a Meggan a derrumbarse en un autobús. 

Y la llevaron también a encontrar la felicidad cuando se dio cuenta de que cada uno de sus regalos como ser humano estaba siendo utilizado en su trabajo con las madres:  

"La felicidad llega cuando todo lo que soy se está utilizando. La felicidad llega cuando lo que existe dentro de mí es compartido. La felicidad es ser consciente del don de amor que poseo y luego ser bendecida con la oportunidad de regalarlo."

Se trata del trabajo del alma, ese trabajo que llegaste al mundo a realizar. Otra cita de la coreógrafa Martha Graham ayuda a entender por qué es importante encontrar el trabajo del alma:

Hay una vitalidad, una fuerza de la vida, una energía, una aceleración que se traduce a través de ti en la acción, y porque existe solo un tú en la totalidad del tiempo, esta expresión es única. Y si la bloqueas, nunca existirá por cualquier otro medio de comunicación y se perderá."

No es por casualidad que existe esa urgencia humana por encontrar el quehacer que le brinde al alma la oportunidad de hacer su trabajo. A veces la persona lo descubre muy joven y esa parte de su vida  llega a convertirse en una de plenitud para el alma. Otras veces, cuando la persona madura y se da cuenta de que su vida va pasando, surge la urgencia de evolucionar y encontrar ese trabajo que utilice todos esos regalos con que su alma llegó a este mundo.

 

La autora de Reveal cita el Evangelio de Tomás

"Yo tenía una cita del Evangelio de Tomás, uno de los evangelios gnósticos en Nag Hammadi… En la cita Jesús dice, 'Si sacas lo que hay dentro de ti, lo que está dentro de ti te salvará.' La otra mitad de la cita dice que si sacas lo que está dentro de ti, te matará. Para mí, esto era cierto. Yo sabía que revelar mi alma me salvaría. Yo también sabía que alguna parte de mí iba a morir si no encontraba la manera de compartir lo que estaba dentro de mí."

Y aunque suene un poco exagerado, muchas personas que se han enfrentado a la muerte son testigos de que una vez se sobrepasa la experiencia, el alma de la persona la guía con urgencia hacia ese trabajo que unifica su ser, ofreciendo sus regalos al mundo.

Es por eso que artistas como Frida Kahlo y Matisse se volvieron pintores a consecuencia de una enfermedad. Y por qué mucha gente que sobrevive el cáncer u otra enfermedad grave siente la urgencia de hacer cambios drásticos en su vida cuando recupera la salud. Quedarse en el mismo lugar crea una sensación de estancamiento y enfermedad en el alma de la persona. Identificar y llevar a cabo el trabajo del alma puede significar la diferencia entre un milagro de sanación y una recaída.

 

¿Qué hago para encontrar el trabajo de mi alma?

Meggan cuenta en su libro que uno de los mejores consejos que ha recibido en su vida fue uno que le dio su madre:

"Ella me sugirió que cualquier puerta me llevaría a la puerta correcta… solo tenía que tomar decisiones… Mientras estuviera totalmente presente y fuera totalmente yo, encontraría el camino."

Sin decisiones la persona se estanca. Muchas veces no es necesario cambiarlo todo, pero tomar una decisión acerca de algo pequeño y satisfactorio te puede llevar a abrir la puerta correcta. 

Eckhart Tolle, en su libro El poder del ahora, explica que es importante decidir, aunque lo que se decida sea "no hacer nada". Siempre se puede cambiar de decisión más tarde, pero lo importante es evitar ese ir y venir de las ideas que confunden la mente y mantienen a la persona presa de su ego.

 

Practica también el "hacer nada". Sé como un faro, que da luz, pero no se mueve de sitio. ¿Qué existe ya en tu vida que te da satisfacción? ¿Por qué te da satisfacción? Medita sobre estas preguntas porque sus respuestas te pueden revelar el trabajo que tu alma ansía.

¿De qué manera puedes ser totalmente tú?

La autora sugiere una práctica de meditación y oración en la que te concentres en todo lo que ya existe en tu vida y te hace feliz. En vez de pedir lo que quieres y expresar tus sentimientos por lo que te falta, reconoce lo que tienes y llénate de esa plenitud.

La vida milagrosa es un proceso de reconocer lo bueno, y decidir aceptarlo y cultivarlo. Si te alejas de la negatividad y lo que te causa angustia, dejarás tu corazón abierto para llenarse de positividad y aquello que te cause felicidad. El trabajo de tu alma se manifiesta cuando tu vida se convierte en una plegaria de gratitud y ofreces todos tus regalos al mundo para ser feliz.