Vicente Fernández, el rey de la música regional mexicana

Un ícono cultural que trasciende nacionalidades y generaciones

Vicente fernandez
Getty Images

Vicente Fernández, el charro de Huéntitlan, es considerado hoy por hoy uno de los más grandes exponentes de la música regional mexicana, con una voz potente y dulce que, aunque se presta para todos los géneros, deleita acompañado de mariachis y se ha especializado en la música ranchera.

Su exitosa carrera, que en 2015 pasó los 60 años, le ha convertido en más que una leyenda, es un ícono cultural en su natal méxico y en el resto de la América hispana, incluyendo a los Estados Unidos, donde sus fanáticos lo han colocado en el altar de los artistas que más venden discos y también de los más queridos.

De Huentitlán al mundo

Los que escuchaban cantar al hijo de Ramón Fernández y Paula Gómez de Fernández en Huentitán el Alto, en el estado mexicano de Jalisco, sabían que el talento de aquel niño nacido un 17 de Febrero, en 1940, era extraordinario. Vicentito cantaba por monedas y aplausos y escuchó a los que a los 14 años le instaron a inscribirse en un concurso amateur en la cercana ciudad de Guadalajara, en el que arrasó con la competencia y llegó sin problemas al primer lugar. Le pedían que cantara en fiestas, bodas, bautizos y cumpleaños.

Aún así fue albañil, cajero, mesero y hasta lavaplatos antes de convencerse de que tenía una carrera artística. Fue difícil, pues su familia no contaba con grandes recursos y su salario contribuía a la economía de la casa. A los 21 años se decidió y en 1960 se convirtió en profesional, al recibir 35 pesos por su actuación en el programa La Calandria Musical.

En la Plaza de los mariachis

Fernández entonces se convenció de que ese era su destino y pasó dos años probando su suerte en la la llamada Plaza de los Mariachis en Guadalajara, al lado de la iglesia San Juan de Dios, en la que cantantes de música mexicana ofrecen su voz por las monedas del público peatonal y vehicular.

De serenata en serenata consiguió ahorrar lo necesario para probar suerte en la escena capitalina y se muda a la Ciudad de México, donde trabajó con el Mariachi Amanecer, de Pepe Mendoza y el Mariachi Aguilar de José Luis Aguilar, mejor conocido bajo el pseudónimo de Felipe Arriaga.

Su voz y su físico le acercaban a los grandes de los grandes de México, Pedro Infante y Jorge Negrete, lo que le beneficiaba tanto como lo perjudicaba. Le buscaban para interpretar los temas de cantantes famosos, pero no le tomaban en serio como artista independiente y su nombre se desdibujaba a menudo en los nombres de a quienes imitaba

Volver Volver

Gracias a su participación en programas en vivo en programas de radio, su nombre comenzó a sonar y le permitió firmar un contrato discográfico con CBS México, ahora Sony Music. El disco fue todo un éxito con hits como Perdóname, Cantina del Barrio y Tu Camino y El Mío.

Pero no fue hasta que rompió récords por toda Latinoamérica con el tema Volver Volver, en 1972, que Fernández fue considerado una estrella internacional. También en ese año hizo su debut en el cine, en la película mexicanaTacos al carbón, el primero de los 31 filmes de su carrera como actor. En la última cinta que filmó Mi querido viejo, compartió créditos con su hijo Alejandro Fernández.

En total, Fernández ha lanzado al mercado casi 80 discos, incluyendo recopilaciones y versiones en Karaoke. El último fue Hoy, aún con Sony Music, que ganó un Latin Grammy como mejor disco de música mexicana.

Los Potrillos

En diciembre de 2013 cumplió las bodas de oro con su esposa María Refugio Abarca Villaseñor, Doña Cuca, madre de sus tres hijos Vicente, Gerardo y Alejandro, quien es un cantante reconocido por sus propios méritos enmúsica ranchera y música pop en español.

Fernández vive en el Rancho “Los tres potrillos”, en las afueras de Guadalajara, diseñado para la familia por el arquitecto Mario Limberopulos.

En 2012, Fernández combatió con éxito un cáncer, pero en el verano de 2013 debió cancelar sus compromisos artísticos por una embolia pulmonar, por la que estuvo hospitalizado 5 días.

En diciembre de ese año, el cantante sacó un libro en México sobre su vida profesional titulado Pero sigo siendo el rey, y explicó que las ventas irían a la organización del Teletón México.

Posteriormente, debió recuperarse de una embolia pulmonar y otros problemas de salud, pero en el verano de 2015 sacó un nuevo disco.