Versión cefálica externa para corregir posición fetal

Versión cefálica externa
©Getty Images/Dorling Kindersley

La versión cefálica externa es una maniobra en la que el médico utiliza sus manos para cambiar al bebé de posición desde el exterior, a través de tu pared abdominal. El objetivo es ayudar al bebé que viene en posición fetal de nalgas a invertir su postura (a cefálica, con la cabeza hacia abajo) en preparación para el parto.

La posición fetal de nalgas puede llevar a complicaciones durante el parto, como sufrimiento fetal, atascamiento de la cabeza u hombros del bebé en la pelvis materna, lesiones, bloqueo del flujo de oxígeno por el cordón umbilical, necesidad de cesárea y hasta la posible muerte del bebé.

¿A quién y por qué se hace una versión cefálica externa?

La versión cefálica busca modificar la posición del bebé para que pueda nacer mediante un parto vaginal normal. Esta maniobra se puede realizar a partir de las 37 semanas de embarazo en madres con un embarazo normal (sin complicaciones ni riesgos conocidos).

No se debe realizar la versión cefálica en caso de:

Cómo se realiza la versión cefálica externa 

La versión cefálica puede hacerse en el hospital o en un consultorio externo, en tanto haya fácil acceso a un centro médico en caso de emergencia. Estos son los pasos para el procedimiento.

  • Primero tu médico realiza un ultrasonido para confirmar la posición y bienestar del bebé, la cantidad de líquido amniótico, ubicación de la placenta y verificar que el cordón umbilical esté libre.
  • El bienestar del bebé y su frecuencia cardíaca también se evalúan con una prueba fetal no estresante.
  • Prueba de sangre para verificar tu tipo sanguíneo y como preparación en caso de emergencia.
  • Se te puede administrar medicamento por vía intravenosa para ayudar a relajar los músculos del útero.
  • Con sus manos, el médico palpa tu panza para ubicar la cabeza, nalgas y la espalda del bebé.
  • Utilizando un poco de presión sobre tu pared abdominal, el médico empuja sutilmente al bebé para que rote poco a poco. Tu puedes sentir incomodidad, aunque no debería causarte dolor.
  • Después de la maniobra, tu médico realiza otro ultrasonido o prueba fetal no estresante para verificar el bienestar de tu pequeño.

Cuando se realiza a las 37 semanas de embarazo, la versión cefálica tiene una tasa de éxito del 65%. Si no funciona, tu médico puede discutir tus opciones, incluyendo un nuevo intento (se recomienda un máximo de tres intentos), la necesidad del nacimiento por cesárea programada o métodos naturales para ayudar a la rotación del bebé (más información en: Parto en posición fetal de nalgas: riesgos y tus opciones).

Riesgos

La Organización Mundial de la Salud describe la versión cefálica como un procedimiento “seguro y muy satisfactorio”; sin embargo, sí conlleva riesgos poco frecuentes que debes conocer y discutir con tu médico antes de acceder al procedimiento:

    Fuentes:
    American Academy of Family Physicians. Bebés que vienen de nalgas: ¿qué puedo hacer si mi bebé viene de nalgas? Accedida 7 de enero del 2016.
    Biblioteca Nacional de Medicina. Parto de nalgas. Accedida 8 de enero del 2016.
    Coco, Andres S. M.D., et al. External Cephalic Version. En American Family Physician. 1998 Sep 1;58(3):731-738. Accedido en línea 7 de enero del 2016.
    Organización Mundial de la Salud. Versión cefálica externa para el tratamiento de la presentación podálica. Accedida 8 de enero del 2016.