Velaterapia: Lo último para quemar las puntas abiertas y desaparecerlas

Getty Images

Cuando piensas en velas, seguramente viene a tu mente la escena en un pastel o torta de cumpleaños, una cena romántica, un candelabro antiguo, un altar de santos en la iglesia, una vigilia a oscuras o un rico aroma a vainilla que impregna el aire de tu habitación… Lo que jamás te imaginarías es encender una vela para quemar las puntas de tu cabello. ¡Ni loca!.. Seguramente, acabas de pensar. Pues déjame contarme que quemar el cabello es lo último en técnicas de estilismo para acabar con puntas abiertas y recuperar el brillo perdido.

El insólito tratamiento se llama “vela terapia” y nació en San Paulo, Brazil, donde también se originó el tan popular tratamiento de la queratina. Sin embargo, cuentan los rumores que este tratamiento puedo haber surgido miles de años atrás en Egipto, cuando la popular Cleopatra lo usaba como uno de sus tratamientos secretos para mantener una y larga cabellera.

Qué es la Vela Terapia y cómo funciona:

  • Se pasa rápidamente la llama de una vela por las puntas de finos mechones de pelo para crear un efecto de cauterización, lo cual hace desaparecer las puntas partidas, es decir esos pedacitos de cabello que se ven fuera de lugar en las puntas.
  • Es recomendado para cualquier tipo de cabello, rizado, ondulado o lacio; incluso si ha sido sometido a tintes y otros procedimientos químicos.
  • Antes de hacerte el procedimiento habla con una persona que se lo haya realizado en el lugar donde piensas hacerlo para asegurarte que el estilista es experto en la velaterapia. Recuerda que solamente los profesionales pueden realizar esta terapia ya que requiere conocimientos y técnicas para que solamente queme las puntas abiertas y no el resto del cabello. De no ser administrado por un profesional, podría tratarse de un tratamiento peligroso donde tu cabello y cuero cabelludo podrían sufrir efectos irreparables tras quemaduras del cabello y de la piel. En Brasil, Colombia, Venezuela y otros países latinoamericanos pueden encontrarse diversidad de salones de bellezas con expertos en la velaterapia. Además, ya está llegando a Estados Unidos la moda de a velaterapia, a través de peluquerías brasileñas establecidas a lo largo de la nación.
  • El tratamiento puede repetirse cada cuatro o seis meses, si fuera necesario, ya que el motivo principal para realizarlo es que el cabello esté dañado y quebradizo con puntas quemadas, abiertas y sin brillo.
  • Para realizarlo se necesitan aproximadamente unas dos horas. El estilista divide  el cabello en pequeñas secciones y luego se procede a enrollarlas para que sobresalgan las puntas abiertas y se puedan quemar cuando se pase llama de fuego. De esa manera solamente se eliminan la puntas abiertas que sobresalen. Luego se peina el cabello para que terminen de caer los pedacitos de cabello quemado.
  • En algunas ocasiones se procede a cortar con una tijera las puntitas que no cayeron. Cabe indicar que al final tanto el volumen como el largo del cabello son los mismos de los de al principio del tratamiento, lo que confirma que el corte no se afecta. Además se aplica una mascarilla, ya que al perder las puntas quemadas, ahora el cabello está listo para recibir más nutrientes e humectación.
  • Mientras el estilista pasa la vela por el cabello es normal que sientas un olor a cabello quemado. Notarás cuán efectivo fue el tratamiento si al final pasas tus manos por las puntas del cabello y lo sientes más suave.
  • La velaterapia cuesta entre $100 y $200 dólares dependiendo del lugar donde se ofrezca.

¿Te atreverías a exponer tu cabello a un tratamiento de vela terapia con tal de eliminar todas las puntas abiertas, consiguiendo un cabello más suave y con más brillo? *Cabe destacar que durante la elaboración de este artículo expertos en belleza aseguraban que la velaterapia tomaría impulso en Estados Unidos, sin embargo no fue así. Más bien, tratamientos parecidos a la queratina tradicional son los que están dando de qué hablar, como es el caso del alisado japonés, el cual promete un cabello lacio y suave para siempre.