Usos tradicionales y propiedades medicinales del guásima

01
de 03

Nombres, descripción y distribución del guácima

GuazumaUlmifolia_FranzXaver_WikiC.jpg
Foto cortesía Franz Xaver.

El guásima es un árbol originario de América tropical con muchos usos. Es de la familia del cacao (Sterculiaceae) y tiene varias aplicaciones medicinales, entre éstas la más común hoy en día es como un remedio natural para la diabetes. También se utiliza para leña, sogas, sombra, jabón, alimento para ganado, construcción y apicultura.

Nombre científico: Guazuma ulmifolia Lam.

Nombres comunes: guásima, huásima, guácimo, guázuma, aquiché

Nombres indígenas: cuaulote, cuauolotl (náhuatl); aquiche, ajya, kabal-pixoy, pixoy (maya); áquich (huasteco); acashti (totonaca); ajillá (guarijío); ya-ana, nocuana-yana (zapoteca); parandesicua (tarasca); uiguie (popoluca); k´olin kakaw (tzeltal).

Descripción del árbol de guásima

Es un árbol o arbusto con copa abierta, redondeada y extendida que normalmente mide entre 2 y 15 metros de alto (máximo 25m). En algunos casos se desarrolla como arbusto ramificado y en otros como árbol de tronco derecho (monopódico). Las hojas se encuentran en forma alterna con la base ancha y la punta fina; el margen de las hojas es aserrado. La parte de la hoja que da al sol es rasposa y de color verde oscuro, mientras la cara contraria es sedosa y de color verde grisáceo amarillento. La corteza del árbol es de color gris oscuro y está marcada por hendiduras. Las flores pueden aparecer en cualquier temporada, aunque es más común entre abril y octubre. Se disponen en racimos con flores muy pequeñas de color crema y forma estrellada; las flores se encuentran pegadas a las ramas junto a donde se insertan las hojas y despiden una aroma dulce y agradable. El fruto es una cápsula de forma ovoide con protuberancias cónicas en la superficie, de olor y sabor dulce, con numerosas semillas pequeñas (menos de 1mm) y redondas de color café oscuro. El fruto inmaduro es verde y como va madurando se va oscureciendo hasta cobrar un tono casi negro.

Distribución del Guazuma ulmifolia Lam.

El árbol se encuentra en zonas tropicales o subtropicales desde México hasta el noreste de Argentina, Ecuador, Perú, Paraguay, Bolivia, Brazil y el Caribe. Crece en sitios abiertos hasta los 1 200 metros de altura donde hay periodos secos de 4 a 7 meses.

Siguente página: Usos tradicionales para el guásima

02
de 03

Usos tradicionales para el guásima

Violin_FakePlasticAlice_Flickr.jpg
Foto cortesía Fake Plastic Alice.

Alimento humano: La fruta verde mucilaginosa se puede comer cruda, cocida, molida, seca o en forma de bebida (machacando la fruta en agua). Con las semillas y frutos maduros se elaboran tortillas, atole y pinole. La semilla molida se consume tostada y molida como café o para saborizar el chocolate. La fruta del guásima es buena fuente de proteínas y fibra. La flor también es comestible.

Alimento para ganado y animales domésticos: Los frutos y las hojas se utilizan como alimento para las vacas, equinos, cerdos y gallinas (fruta molida). Las hojas tienen un alto contenido de nutrientes y también se han usado para alimentar orugas de seda. Otros animales como los tapires, pecaríes, venados, agutís, ardillas, pericos, loros y coyotes también se han observado comiendo la fruta de guásima.

Apicultura: El néctar es valioso ya que contribuye a la producción de miel de alta calidad.

Hilos, cuerdas, sogas: La fibrosa corteza interior sirve para elaborar hilos, cuerdas y sogas.

Sombra: Es una especie importante de sombra en los pastizales. También se aprovecha en áreas urbanas debido a su copa densa y raíces que no ocasionan problemas en espacios confinados.

Cerca viva y barrera rompevientos: El guásima es fuerte y resistente contra los vientos. Se siembra en los linderos.

Leña y carbón: La leña de guásima produce buena brasa y poco humo. No se pudre fácilmente, se puede quemar aún verde y tiene un alto poder calorífico (18 600 kj/kg). Se ha explotado para hacer carbón en varios países de Centroamérica y el Caribe.

Muebles y artesanías: Se utiliza la madera para elaborar herramientas e implementos agrícolas, utensilios domésticos, artículos torneados y decorativos, e instrumentos musicales como violines y guitarras. Los Tarahumaras utilizan la madera de guásima para fabricar lanzas.

Construcción: La madera de guásima se utiliza para construcción rural y la construcción de botes.

Jabón: La semilla es saponífera. La ceniza de la madera también sirve para hacer jabón.

Medicina: Toda la planta es medicinal.
Siguiente página: Usos y propiedades medicinales del guásima

03
de 03

El guásima en la medicina tradicional

GuasimaMedicinal.JPG
Foto cortesía Luz Guerrero.

Este contenido no se ha revisado por el Comité de Evaluación Médica de About.com y es únicamente para fines de información. No constituye consejo médico.

Propiedades medicinales del guásima

  • La planta es astringente, emoliente, estomáquica, antiulcerogénica, antioxidante, depurativa, refrigerante, sudorífica, diaforética, citotóxica, pectoral, hipocolesterolémica, antifúngica, antiamebiana y antibacteriana.
     
  • Las hojas tienen propiedades antifúngicas y antibacterianas (especialmente contra las bacterias G-). el extracto etanólico de las hojas suprimió las bacterias Shigella dysenteria, Staphylococcus aureus y Bacillus subtilis in vitro.
     
  • Las hojas de guásima contienen cafeína pero no contienen alcaloides, saponinas, esteroides, terpinoides, flavonoides, quinonas o taninos.

Usos medicinales del guásima

  • Frutos: Se utilizan contra la disentería, diarrea con sangre, inflamaciones, erupciones cutáneas y enfermedades del riñón (cistitis).
     
  • Mucílago (untado): Se aplica para sanar las contusiones.
     
  • Corteza hervida (10 minutos): La bebida se toma para fiebres, resfriados, bronquitis, asma, neumonía, disentería, diarrea, problemas del hígado, problemas del riñón, problemas de próstata y como estimulante uterino para acelerar el parto.
     
  • Hojas y corteza: Se usan para aliviar la retención de orina, caída del cabello, catarro, afecciones pectorales, dolor de abdomen, molestias gastrointestinales, infecciones y diabetes.
     
  • Hojas, corteza, brotes tiernos, raíz y frutos: Se utilizan para curar llagas, tos, fiebre, gripe, vómito, gastritis, paludismo, retención de orina, sífilis, reumatismo, diabetes, inapetencia y afecciones epiteliales.
     
  • Infusión de la planta o aplicación directa de la savia: Se aplica sobre la piel para curar erupciones, llagas, dermatitis, salpullido, heridas leves y cuero cabelludo.

Actualmente el guásima se utiliza comúnmente como un remedio casero y tradicional para la diabetes. Encuentra información detallada aquí.