Un seto bien mexicano

El seto mexicano es ideal para crear bordes con flores en el jardín

photo-199.JPG
Falso brezo mexicano. Andrés Fortuño

Si andas buscando plantas para tu jardín, debes leer esto que vengo a contarte. Sobre todo si quieres plantas económicas, que produzcan flores hermosas y que se multipliquen como los panes de Galilea. Pero mejor que todo esto, plantas que prácticamente se mantengan solas.

Así es señoras y señores, como sacadas de un cuento de hadas. Estas plantas se multiplican tan rápido como se siembran.  Una vez establecidas en el terreno, no tardarán en forrar tus caminos y veredas con hermosas flores de color lavanda.

 

Entonces, sin mayores preámbulos, les presento una planta a la que llaman trueno de Venus, mejor conocida en botánica como la Cuphea hyssopifolia. También se le conoce como falso brezo mexicano o en inglés “false mexican Heather”. Esta maravillosa planta es perfecta tanto para jardineros novatos como para expertos en el jardín. 

Qué es la Cuphea hyssopifolia

La Cuphea hyssopifolia es un arbusto tropical que se mantiene a una altura máxima de 24 pulgadas. Inclusive, muchos lo consideran un seto más bien enano. Dependiendo de la zona de clima en que lo cultives podrás tratarlo como una planta anual o como una perenne. 

Clima ideal 

En zonas tropicales este pequeño arbusto florece prácticamente todo el año y mantiene sus hojas muy verdes y brillantes. Pero cuando se cultiva en zonas donde la temperatura es cambiante o baja demasiado durante el invierno, este solo florecerá en las épocas más cálidas, usualmente más cerca del verano.

En invierno y bajo las heladas, si está plantado en exteriores, la planta dará  la impresión de haber desaparecido. Esta planta suele secarse con el frío. Sin embargo, todas las semillas que produzca durante el verano, pasarán por un periodo durmiente y luego comenzarán a germinar tan pronto el sol caliente.

Así que tranquilo, que esta planta no la aniquila ni el hielo.

La Cuphea hyssopifolia puede vivir a pleno sol, pero cuando se planta en zonas demasiado calientes, los rayos del sol le pueden marear el verde de sus hojas. Entonces en estos casos es mejor plantarla en un lugar con sol parcial o luz fuerte pero indirecta. 

Esta planta también se puede mantener en interiores o terrazas con buena difuminada. Dado a la forma de sus troncos y el pequeño tamaño de sus hojas, algunas personas hasta las utilizan para crear bonsáis.  

Terreno ideal

Recién plantada es bueno mantenerles el terreno bastante húmedo en lo que establece sus raíces. Una vez se arraigada al terreno, se puede regar una o dos veces por semana, lo que debe ser suficiente. Claro está, todo dependerá de la época del año y cuan fuerte esté azotando el sol en tu zona.

Igual de importante que los riegos, es que el terreno mantenga buen drenaje y no cree encharcamientos. Los excesos de agua pueden hacer que las raíces se pudran y que tu planta muera. 

Fertilizantes

A esta planta le gustan los terrenos fértiles y disfruta de la materia orgánica madura. Así que enmendar el terreno con un poco de composta orgánica o humus de lombriz antes de plantarla, será suficiente para proveerle un terreno saludable y rico en nutrientes.

 Si no puedes enmendar el terreno, fertiliza con algún abono líquido de composición balanceada, o sea, de esos para todo tipo de plantas o multiples propósitos. 

Propagación

La forma más fácil de propagar esta planta es a través de sus semillas. Una vez sus flores maduran estas producen muchísimas que luego podrás plantar. También se puede propagar por esqueje o dividiendo la planta en varios especímenes. En este caso, recuerda siempre incluir un buen puñado de raíces en cada corte. 

La poda no es un factor importante, ya que esta planta suele mantener su forma naturalmente. Esta planta tiende a esparcirse a través del terreno a través de sus semillas. Entonces es bueno echarle una ojeada de vez en cuando y eliminar o transplantar los hijuelos que vayan saliendo en el terreno.