Turismo astronómico

Astroturismo: cuando las estrellas programan tus vacaciones

JAMESFLORIO_Elqui_SPACES_002-1.jpg
Hotel Elqui Domos en Chile preparado para aficionados a la astronomía. James Florio / Elqui Domo

Actualmente son frecuentes los paquetes turísticos que ofrecen actividades astronómicas en una zona especial del planeta y el disfrute del patrimonio natural y cultural de su entorno. Cada vez más gente está interesada en el paso de cometas, lluvias de estrellas fugaces y eclipses como una actividad a contemplar en sus vacaciones. Y se escogen lugares apartados con óptimas condiciones de comodidad para poder dar rienda a una afición que atrapa.

Para favorecer esta demanda de turismo inteligente se han puesto en marcha iniciativas internacionales que certifican el estado del cielo de las zonas que lo solicitan para que sea usado como reclamo turístico. Se trata además de un turismo sostenible que pugna por mantener cielos libres de contaminación lumínica y se integra en las culturas locales.

El Sistema de Certificación Turística Starlight, apoyado por la UNESCO y la Organización Mundial de Turismo (UNWTO), tiene como objetivo fomentar, a nivel mundial, la mejora de la calidad de las experiencias turísticas y la protección de los cielos nocturnos. Con esta certificación se consigue garantizar además del disfrute de la visión de las estrellas, conocer los valores científicos, culturales, naturales y paisajísticos de ese territorio.

Condiciones para el turismo astronómico

Son escasos los lugares del planeta que posean la combinación de circunstancias ambientales y naturales: espacios bien conservados, con muy poca alteración de la calidad natural del cielo, realmente oscuros, con una gran porcentaje de noches con cielos despejados, y con una nitidez y transparencia máximas.

El turismo astronómico y de aficionados requiere además comodidades de alojamiento y restauración. Cada vez más establecimientos hoteleros ofrecen servicios de astronomía familiares y para grupos en muchos rincones del mundo. Chile, Australia, Argentina, Hawai, Canadá, Canarias, España son algunos países que se lo han tomado en serio.

Estos lugares excepcionales se consideran "paisajes de la ciencia y el conocimiento". En esas zonas se encuentran algunos de los observatorios más importantes del mundo. Hawaii, Canarias y el norte de Chile son los mejor considerados.

Un nuevo tipo de turismo que desea ver estrellas

Un gran número de turistas (sean asiáticos, americanos o europeos) viajan lejos para satisfacer su afición a perderse muchas noches en las estrellas. Y disponen de un poder adquisitivo alto en comparación con las culturas locales, lo que ayuda a generar riqueza en el entorno de una manera sostenible. A la vez, están interesados en realizar actividades en la naturaleza que les rodea, añadiendo motivo para ampliar la estancia.

Las reservas de cielos oscuros promovida por las instituciones de certificación (IDA, Starlight) exige unas mediciones sistemáticas y científicas de la iluminación natural y la nitidez del cielo nocturno, a la vez que se establecen condiciones para aplicar "criterios de iluminación inteligente y responsable" y se resguarda la calidad del cielo nocturno de otros factores nocivos como la contaminación atmosférica.

Turismo astronómico en Chile

Entre las iniciativas empresariales más atractivas para realizar turismo astronómico destacan las de Chile.

La orografía y soledad de algunos valles chilenos permiten la contemplación el cielo hasta 330 días al año, una de las razones para instalar grandes observatorios.

Un gran atractivo por sus atractivos turísticos se encuentra en el Desierto de Atacama, en torno a la localidad de San Pedro de Atacama, un oasis de raigambre indígena a 2 400 m. de altitud, donde se reúnen historia de culturas pre-hispánicas y confort turístico.

Otro de los destinos de astroturismo chileno es La Serena en el Valle del Elqui que une playas y gastronomía además de cielos óptimos para la observación astronómica. El Parque Nacional Bosque Fray Jorge en esta región es el único sitio certificado con cielos oscuros libres de contaminación (Starlight) de Sudamérica. En este enlace pueden informarse sobre un programa turístico que combina el hospedaje playero y el uso del observatorio turístico Mamalluca.

Propuestas singulares para turismo astronómico en Chile y Argentina

El hotel Elqui Domos cuenta con unas singulares habitaciones observatorio y carpas domo semicirculares de dos plantas con una capacidad máxima de 3 personas y con las camas situadas para observar el cielo. Los observatorios se han construido con madera local.

Este vídeo realizado con técnica time-lapse a base de más de 23.000 fotografías durante un período de 6 meses, realizado por el fotógrafo James Florio, muestra los maravillos cielos del valle del Elqui y el conjunto hotelero pensado para aficionados a la astronomía.

En Argentina se brinda sin coste adicional alguno la actividad de visionado de las estrellas en el trayecto del Buquebus entre Colonia del Sacramento (Uruguay) y Buenos Aires (Argentina) como actividad recreativa para los pasajeros. La navegación nocturna en el estuario del Río de la Plata, el más ancho del mundo es un momento ideal para observar estrellas.

Otros artículos relacionados con el turismo astronómico que puedes leer: