Tu siguiente paso

Siempre dispuestos a dar el siguiente paso
Corredora dando su siguiente zancada.

A todos nos ha pasado alguna vez. Te encuentras sin empleo, desesperado, un poco hundido y sin la capacidad necesaria para ver la luz al final del túnel. Nada te funciona. Los consejos de tus amigos y familiares se contradicen y no ayudan; mientras tanto, tus amigos, en las redes sociales, presumen de su vida "perfecta" y, por si esto fuera poco, las facturas se acumulan y no hay entrada económica.

Levantas un libro de autoayuda, buscando inspiración en algunas de las primeras páginas. Los mismos consejos se repiten, "visualiza el trabajo perfecto", "sueña con lo que desees y se aparecerá en tu vida; cuanto más pienses en ese deseo, más rápido se hará realidad". Cierras los ojos... y, de paso, cierras el libro también. Pero no para soñar ni para desear nada, sino para que se acabe el día, aunque no sabes muy para que, porque mañana seguramente será todo un poco peor.

Esta es una escena que se repite frecuentemente en las vidas de muchos desempleados. Yo he pasado por ahí también. Y yo también me he desesperado al leer esos mismos consejos, de esos mismos libros, una y otra vez, como si leyéndolos varias veces, el resultado fuera a ser distinto. Pese a tanto intento por soñar, la situación suele quedar igual o peor. 

SOÑAR ES UNA PALABRA CON DOBLE FILO

 

Soñar como simple actividad nocturna, como una salida a flote del subconsciente, que no conoce de filtros a esas horas de la madrugada, pues representa una actividad involuntaria y, en la mayoría de los casos, inofensiva.

El problema suele venir cuando nos ponemos a soñar, sin mesura, en la mitad de nuestra búsqueda de empleo, porque así nos lo recomienda algún "experto". Soñar sin medida despierta la creatividad, reduciendo esos miedos que en ocasiones nos paralizan, pero cuando se trata de una situación como en la que te encuentras, una dosis de realidad junto con un plan de acción puede producir mejores resultados.

 

Por mucho que sueñe y que visualice sobre mi futuro como tenista y mi triunfo en Roland Garros  (en algún momento jugué a un nivel mediocre), realísticamente sé que nunca llegaré a lograrlo. Ya sé. Muchos me dirán que si mato el sueño, estaré matando esos residuos de ilusión que nunca deberían desaparecer de nuestras vidas. Excepto cuando se trata de mi futuro real. En ese caso, soñar con que, a mis 40 años, voy a ser la persona que encuentre la cura para el cáncer, sin estar siquiera en la industria de la medicina, puede resultar contraproducente. 

Si de verdad quieres salir del hueco en el que te encuentras, enfócate, por ahora, en el SIGUIENTE PASO.

 

¿Quieres obtener una posición en la división de ventas en la empresa X? Pues déjate de soñar y detalla cuál es tu siguiente paso, porque, por muy difícil que sea la situación en la que te encuentres, siempre existe un siguiente paso. A lo mejor tu siguiente paso es repasar lo que has hecho hasta ahora en tu búsqueda de empleo, analizar lo que no ha funcionado y cambiar una sola cosa. Si has estado enviando currículum tras currículum a webs que no han resultado, busca a alguien en tus redes sociales con la capacidad de ayudarte. Escríbeles, contándoles cuáles son tus planes, cuáles son sus recomendaciones y, si es necesario, pídeles el favor de que pase tu currículum a algún contacto que puede ayudarte.

 

Cada paso que das, en la dirección acertada, cada granito de arena se va sumando. Como muchos novelistas y escritores comentan a los principiantes, agobiados con la sola idea de terminar una novela de 500 páginas, "la novela se escribe página a página". Cada vez que escribes una palabra, una idea, te acercas más al objetivo final. Y cada uno de esos pasos se puede convertir en una pequeña victoria que le de fuego a la llama de la ilusión y de la actitud que debes mantener para seguir avanzando, paso a paso. 

Mucha suerte en tu siguiente paso.

Foto @ Edwin Jimenez

Te pueden interesar los siguientes artículos:

Conviértete en un candidato más cualificado

Cuida tu identidad online

¿Por qué nunca pasas el primer filtro en tu búsqueda de empleo?

Preguntas de entrevista y cómo responderlas