Tu hijo entra a quinto grado de primaria

Cómo aprovechar el tiempo

Quinto es el último año de primaria en muchos sistemas escolares.  Académicamente es un grado complejo cuando es necesario afianzar habilidades lectoras y matemáticas para prepararlo para la secundaria (“middle school”).

Sin embargo, lo académico tendrá que competir con lo social para la atención de tu hijo.  Es la edad donde reinan los amigos, la pertenencia,  la aceptación y el interés en la sexualidad y el amor.

¿Cómo ayudar en casa para aprovechar este importante año y cerrar la primaria con broche de oro?

01
de 11

Respeta

    • Tu hijo ya no es el nene que disfruta tus caricias en público.  No lo hagas quedar mal con sus amigos tratando de tener demasiada cercanía.  Cuando invita a sus amigos o amigas a estudiar o a hacer algún proyecto en tu casa, supervisa, pero de lejecitos.
      • No intervengas en la plática o en sus decisiones sobre el trabajo sin ser invitada.  Si sabes respetar su espacio dentro de tu casa, lo tendrás cerca y conocerás a sus amigos.
      02
      de 11

      Entiende

      • Tu hijo pronto será adolescente.  Probablemente su cuerpo ya esté sufriendo cambios hormonales que afectan su humor y sus sentimientos.  Aunque a veces sea insoportable, no siempre entiende a sí mismo ni puede controlar sus emociones.
      03
      de 11

      Exige

        • Ya es grande, y tiene responsabilidades.  Empieza el año dejándole saber tus expectativas.  Él se encargará de su propia tarea, y se organizará para cumplir con sus obligaciones escolares.
          • Ya si la escuela te indica que va mal, intervienes, pero no le tengas muchas consideraciones como si fuera chiquito.  Tú debes esperar que se comporte como debe, ya que sabes de su capacidad y su madurez.
          • También sé exigente con la cortesía.  Aunque esté de malas, no le permitas las groserías.
          04
          de 11

          Deja

            • Ya no hagas decisiones simples por él.  De hecho, si lo has practicado no vendrá como sorpresa que él puede escoger bien su ropa, sus artículos de cuidado personal y su comida para el lunch.  La independencia se aprende con la práctica.
              • Donde él tenga opciones, tomará interés.  Donde tú le impongas todo, se dedicará sus energías a oponerte.
              05
              de 11

              Define

                • Hay reglas y hay cosas negociables.  No mezcles; sé clara.  Las reglas se respetan siempre.  Lo negociable se puede discutir y tomar opciones.
                  • Ahora cuando tu hijo como buen preadolescente empieza a poner a prueba los límites, es muy importante que tú sigas firme para darle seguridad.
                  06
                  de 11

                  Separa

                    • No puedes tomar todo personal.  Tu hijo está entrando a una edad definida por el reto y la rebeldía.  Es totalmente sano y natural que él no acepte con dulzura tu autoridad.  Está buscando una identidad propia, separada de ti.
                      • Pero tú ya tienes tu identidad.  No lo cambies tratando de caerle bien, porque no funcionará. 
                      07
                      de 11

                      Acércate

                        • Sé disponible.  A pesar de su aspecto a veces irritable, tu hijo necesita apoyo en esta etapa.  Es importante tener buena comunicación con la escuela para poder intervenir  a tiempo para fortalecer áreas académicas necesarias para la secundaria.
                          • Para noviembre, si tu hijo no está leyendo al nivel de quinto grado o se le dificultan los conceptos matemáticos, consíguele unas clases particulares.
                          08
                          de 11

                          Escucha

                            • Cuando los amigos están lejos, tu hijo necesita saber que tú le escuchas sin interrumpirlo ni juzgarlo.  Hay muchas cosas nuevas que él está descubriendo, y puede compartir opiniones o dudas que te sorprendan.
                              • Es importante mantener abierto el canal de comunicación para que él te pueda buscar y confiar en ti.
                              09
                              de 11

                              Platica

                                •  Tu hijo tal vez tendrá dificultad para concentrarse en la escuela, porque su cabeza empieza a ocuparse por el sexo, un tema que emociona, da pena, y absorbe. La sexualidad está incluido en muchos programas escolares de quinto grado.
                                  • Sin embargo, este es un tema que se tiene que abordar en casa.  La escuela puede explicar el funcionamiento del aparato reproductor, pero no intervendrá para dar el ejemplo de la relación amorosa entre el hombre y la mujer, o entre dos miembros del mismo sexo.
                                  • Es vital que tu hijo tenga la libertad de hablar del sexo contigo. Contesta sus preguntas honestamente.  El vínculo que te lo trae a ti en vez de empujarlo a resolver dudas en otro lado lo protege.
                                  10
                                  de 11

                                  Apoya

                                  • Tu hijo puede estar sufriendo por dudar sobre su identidad sexual.
                                  • Si  es gay, estará descubriendo que es diferente, y tendrá muchas emociones difíciles de manejar.  Es un hecho que los adolescentes gay, lesbianas y transgénero son más vulnerables para caerse en las drogas o el suicidio.
                                  • Ser gay en la escuela puede ser muy difícil.
                                  11
                                  de 11

                                  Ama

                                  • Tu amor y tu apoyo incondicional le darán a tu hijo la fuerza que necesita para enfrentar el futuro y ser exitoso en la escuela y en la vida.