Trucos para que acabar con las peleas entre hermanos

hermanos peleando
5 trucos para evitar las peleas entre hermanos. © Great Art productions

Una de las situaciones que pueden acabar generando más conflictos en nuestro hogar son las peleas entre hermanos. Es curioso como cuando queremos ampliar la familia imaginamos siempre momentos y clínicos entre nuestros hijos, pero no nos planteamos que la gestión de sus peleas va hacer también una parte muy laboriosa de nosotras como madres.

Aquí les traigo cinco trucos para que estas peleas sean cada vez menos o desaparezcan:

  1. Analice que edades tienen y qué se puede esperar de ellos y su relación: cuando son pequeños seguramente va a tener más que ver con algo personal de cada uno, de su desarrollo como persona y no de la relación entre ellos. Esto irá cambiando según vayan cumpliendo años y dándose cuenta de que es aquello que les guste o que no les gusta de sus hermanos. Una vez entrados en la adolescencia y en adelante, usted va a tener que ir aceptando más la relación que existe entre ellos aunque no le guste y siempre intentando que está mejore en caso de que no sea buena.
  2. Insísteles en hablar, hablar y hablar: será a partir del diálogo donde ellos también consigan hacer pactos, entenderse y ceder unos u otros dependiendo de las circunstancias. Si hay mucha diferencia de edad entre ambos es posible que el pequeño inicie peleas con sus hermanos mayores de manera más descontrolada y ahí es donde usted debe dialogar mucho con sus hijos mayores para que entiendan que las reacciones de los hermanos pequeños irán mejorando según vayan creciendo que no se puede reaccionar de manera abusiva por tener más fuerza.
  1. No permita violencia verbal o física entre ellos: en ocasiones esto va a ser difícil ya que los niños tienden a imitar comportamientos adultos que hayan visto en las películas o en la vida real y también lo que ven en sus escuelas. En ocasiones su ira puede descontrolarse en cuanto empieza un problema con alguno de sus hermanos. Por mucho que ocurra y se acaba enterando o insultando, usted debe no rendirse a esta situación e intentar educarles en el respeto porque hasta en las peleas puede a verlo.
  1. No intervenga usted siempre: es muy difícil saber quién ha empezado o que no tiene razón cada vez que se plantee una situación así, así es que usted también debe aprender a dar un poquito de aire a sus hijos para resolver las situaciones ellos solos. Una de los aspectos buenos de tener hermanos es cuánto se aprende sobre relaciones entre iguales,así es que usted observando en la distancia puede permitirle que lo resuelvan ellos solos en intervenir sólo en caso de que se pusieran más violentos.
  2. Hábleles de sus propios sentimientos respecto a las relaciones que existen entre ellos. Es importante que sepan que usted va estar siempre ahí para todos los hermanos, pero que su manera de comportarse le afecta. Vivir en una familia en la que existen muchas peleas entre hermanos acaba tocando el estado anímico de todos los integrantes de ella.

 

Criar y educar a sus hijos en el respeto a los demás es una de nuestras principales tareas, pero recuerde que las bases que queden sentada con la relación entre los hermanos, significará mucho en sus futuras relaciones con el mundo exterior. No tenga miedo de intervenir siempre que lo considere necesario, recuerde que usted es su timón hasta que sean mayores.