Trucos de maquillaje para utilizar bien el eyeliner

01
de 08

Aprender a usar bien el eyeliner

Aprender-a-usar-eyeliner.jpg
Aprender a usar el eyeliner es fácil. Image Source/Getty Images

Hay días en los que nos miramos al espejo y pensamos “no hay duda. Hoy necesito algo realmente especial para verme guapa”. No hay problema, eso siempre es posible con la ayuda adecuada y aquí la traemos. El arma infalible, el mejor compañero del maquillaje reparador, el amigo de las transformaciones increibles: el eyeliner. Él y el rojo de labios son apuestas ganadoras siempre. 

Tras décadas de olvido, el eyeliner volvió a meterse en nuestro set de maquillaje hace unos años para lucirse solo o acompañado de sombras de ojos, en negro clásico o en tonos eléctricos, con rabillo o sin él… Sí, es cierto que usarlo bien no es fácil y que necesita de un proceso de aprendizaje y perfeccionamiento, pero sus resultados bien merecen un poco de paciencia y constancia.

Para empezar, elige tu fórmula favorita. El eyeliner con formato de boli es el más fácil de usar y el más adecuado para principiantes. En líquido consigue la mirada felina más arrebatadora y el trazo más perfecto pero exige un pulso sin oscilaciones. Y el eyeliner en crema es más sencillo de aplicar que el líquido, su resultado es muy bueno y se puede difuminar (el líquido no). 

Recomendaciones: Mac Creme Liner (US$ 16), Bobbi Brown INK Liner (US$ 28) y Sephora Collection Eyeliner 24 hr Wear (US$ 12).

 

Ver más:

Lección básica de maquillaje en 7 pasos

. 10 tips de maquillaje rejuvenecedor

. 'Si me tiño de rosa mi maquillaje debería ser...'

 

Aprende más sobre belleza y maquillaje suscribiéndote a nuestro boletín de noticias semanal gratis y en menos de un minuto

02
de 08

¿Ojos grandes? Todo te irá bien

Eyeliner-negro-ojos-grandes.jpg
Los ojos grandes admiten cualquier uso del eyeliner. Coloroftime/Getty Images

¡Eres afortunada! Y seguro que muy envidiada. Puedes dibujar la raya como prefieras: sólo arriba, arriba y abajo, con rabillo, sin rabillo, difuminado o preciso, de inspiración egipcia… todo te quedará bien. Si además de tener los ojos grandes los tienes oscuros y eliges un eyeliner negro, conseguirás una mirada profunda y magnética, tengas la edad que tengas. 

03
de 08

Alegrar los ojos cansados o tristes

Eyeliner-ojos-cansados-o-tristes.jpg
El rabillo ascendente es clave en los ojos tristes o cansados. Raif Nau/Getty Images

Si una velada se alargó más de lo habitual o, de modo habitual, tienes la parte final del ojo ‘caída’ hay trucos para transformar tu mirada en unos pocos minutos. Aplica eyeliner del mismo color que tu piel en el párpado inferior y pon un poco de sombra blanca o irisada en el principio del ojo (incluso en el lagrimal). Dibuja una línea fina junto al nacimiento de las pestañas y cuando llegues al final del ojo,empieza a elevar ligeramente el trazo para terminar en un rabillo que sobresalga un poco del párpado móvil, al estilo de los 60. Los ojos transmitirán una nueva alegría.

04
de 08

Con maxirrabillo para ojos juntos

Eyeliner-maxirrabillo-ojos-juntos.jpg
Los ojos juntos se pueden disimular maquillando el final de ojo oscuro. Coloroftime/Getty Images

Antes de empezar a maquillarte los ojos marca un pequeño punto al final de las cejas para saber dónde va a acabar el rabillo y conseguir que el resultado de ambos ojos sea lo más parecido posible. Empieza dibujando una raya fina pero perceptible cerca de las pestañas superiores y cuando pases de la mitad del ojo, dirígela hacia el punto que has dibujado al final de la ceja. Además, en la parte inferior haz un trazo por debajo de las pestañas y alárgalo hasta llevarlo al punto del final de la ceja. Rellénalo todo de negro (el eyeliner en crema es la mejor opción para esto).

En la modelo de la fotografía primero se ha aplicado una sombra en polvo blanca en todo el párpado móvil y luego un poco de gris oscuro en el pliegue. Este uso del eyeliner (con una sombra clara en la zona interior del ojo) es el más adecuado para mujeres con los ojos juntos

05
de 08

Elevar los ojos hundidos

Eyeliner-marron para ojos hundidos.jpg
Los ojos hundidos necesitan colores claros en el eyeliner. Image Source/Getty Images

Los ojos hundidos se reconocen porque en ellos el párpado móvil apenas es visible, está oculto bajo el párpado fijo, como a menudo ocurre en las mujeres con rasgos orientales… ¿Qué se puede hacer en este caso? Si quieres emplear el eyeliner para elevar ópticamente tus ojos debes olvidarte del color negro y optar por rosas, marrones o incluso algunos grises medios o claros. De lo contrario los hundirás más. 

06
de 08

Alargar los ojos redondos

Eyeliner-ojos-redondos.jpg
Los ojos redondos se tienen que alargar ópticamente. Ewan McLuada/Getty Images

Es posible que tener los ojos redondos no sea la mayor suerte del mundo (aunque, cuidado, la mirada ‘bambi’ viene pegando fuerte) pero realmente alargar la mirada es sencillo con un un eyeliner. Puedes elegir el grosor de la línea superior a tu gusto y optar por pintar, o no, la parte inferior del ojo (en la imagen se ha marcado también abundantemente). Lo que es imprescindible es que continues pintando más allá del final del ojo con un tono oscuro o incluso dos para conseguir un efecto degradado. Es muy sencillo y muy eficaz al mismo tiempo.

07
de 08

Seguir la forma de los ojos almendrados

Eyeliner-verde-ojos almendrados.jpg
Todos los colores y formas van bien a los ojos almendrados. Blend Images/ Getty Images

Cuando unos ojos no necesitan corrección lo importante es que el eyeliner resalte su belleza sin restarle atractivo. Por eso los ojos almendrados lucirán perfectos con un perfilado limpio en negro, verde, azul cobalto… junto a las pestañas, sin elevar ni cambiar su forma natural. Si algo está bien cómo está ¿por qué cambiarlo? El maquillaje a veces debe corregir y a veces, simplemente, acompañar.

08
de 08

... Y un toque de fantasía

Ojos.jpg
Eyeliner y sombra naranja, muy original. Coloroftime/Getty Images

Una noche especial, en un entorno sofisticado, puede justificar unos ojos como éstos. El eyeliner negro y las abundantes pestañas postizas se han acompañado de una sombra de ojos naranja intensa, flúor. Una mirada atrevida que no pasará desapercibida y que, por supuesto, no admite que los labios le resten protagonismo.