Trucos de belleza con aceite de argán

Conoce sus múltiples usos cosméticos

Aceite de argán
El aceite de argán mezclado con limón fortalece las uñas. GSPictures/ Getty Images

A las editoras de belleza nos presentan, cada año, cientos de lanzamientos y novedades cosméticas. Nos inundan de información sobre productos afirmando que son únicos y revolucionarios por sus muchas virtudes para tratar la piel seca o con acné, limpiar de un modo cuidadoso, hidratar en profundidad… Luego nosotras tenemos que hacer un trabajo de análisis y ‘criba’ para entrar en el detalle, los estudios científicos, la composición… En estos lanzamientos cosméticos generalmente las marcas destacan la presencia de un ‘ingrediente estrella’ que, por un tiempo, atrae todas las miradas y luego pasa a un segundo plano, aunque continúe en las fórmulas.

Pasó con el agua micelar, la vitamina C, el ácido hialurónico, los agentes bioactivos (como el té verde o el café), la ausencia de parabenos y, ahora, está pasando con el aceite de argán. Pero ¿qué es el aceite de argán? ¿Para qué sirve? ¿Cómo se usa? 

 

¿De dónde se obtiene el aceite de argán?

En el caso del aceite de argán su llegada a nuestros sets de belleza no debería ser una moda pasajera. El árbol de argán es una especie que lleva millones de años sobre la Tierra porque es un superviviente: vive en climas extremadamente secos, captando la humedad nocturna presente en el aire y la almacena, devolviendo parte de ella al subsuelo. ¿No te parece increíble? Pues hay más: Si no llueve y hay una sequía extrema entra en algo parecido a una hibernación para volver después a echar hojas en cuanto detecta un poco de humedad ambiental.

El aceite de argán sale del  fruto del árbol, algo parecido a la aceituna.

Se utilizan las semillas crudas prensadas –aún se utilizan técnicas artesanales- y se obtiene  un dorado y luminoso líquido, casi sin olor. Si se tuestan las semillas se emplea en uno alimentario.

 

¿Por qué es tan especial?

Porque tiene un alto poder antioxidante ya que su contenido en vitamina E es casi tres veces superior al del aceite de oliva por ejemplo y, además, contiene precursores de la vitamina A.

 ¿Otra ventaja? como es muy estable, puede permanecer en perfecto estado durante unos dos años, por lo que es un cosmético de larga vida.

Si tienes la piel atópica, sensible o simplemente quieres asegurarte de que el aceite de argán es bueno para ti te recomiendo que empieces por probarlo en una zona pequeña de tu cuerpo o de tu rostro y observes si existe algún tipo de reacción alérgica porque aunque no es habitual publicaciones médicas han recogido un caso de dermatitis de contacto en una niña. Pero vamos, cualquier piel puede reaccionar con una alergia ante cualquier sustancia en cualquier momento… ¡La piel es un organismo vivo!

 

¿Qué beneficios ofrece?

  • Ayuda a cicatrizar pequeñas marcas del cutis (como las de la varicela) porque acelera el proceso de la reparación natural de la piel. Sobre la piel limpia, aplícate un par de gotas cada día en esa zona.
  • Hidrata y nutre la piel después de la ducha. Úsalo solo o mezclando unas pocas gotas con tu crema habitual y extendiéndotelo sobre la piel (si está un poco húmeda, mejor). Así ayudarás a mantener el manto lipídico de la piel y que ésta no pierda agua.
  • Previene las arrugas porque contiene una alta proporción de antioxidantes (vitamina E y compuestos fenólicos). Los radicales libres son moléculas con un electrón sin pareja al que intentan emparejar o perder a toda costa y eso causa un daño oxidativo que envejece la piel. El aceite de argán es un compuesto capaz de frenar este proceso porque es uno de los aceites más ricos del mundo en vitamina E, un gran antioxidante. No dejes de aplicártelo también en el cuello y el escote (son dos zonas que se arrugan pronto).
  • Protege la piel de cualquier tipo de cutis porque mantiene en buen estado su barrera protectora y evita que pierda agua. Es perfecto para la piel seca y aunque tradicionalmente en Marruecos se usaba para mejorar los síntomas del acné, yo no puedo proponerlo para este uso ni para la piel grasa porque no he comprobado su eficacia ni he encontrado información científica que lo confirme… Pero no quería dejar este comentario aquí.
  • Atenúa las estrías. Si lo aplicas a diario notarás que su aspecto se atenúa aunque te adelanto que las blancas son más difíciles de eliminar que las rosas-rojas porque son las más antiguas.
  • Regenera y fortalece la piel de las manos que se vuelven ásperas y secas en los meses fríos.
  • Para calmar la zona después de depilar y el picor leve de las pieles con tendencia atópicas.
  • Ayuda al pelo frágil. Como contiene lupeol –promotor de la formación de queratina- es ideal para el cabello delicado porque le aporta nutrición e hidratación, según se recoge en un documento de la Facultad de Farmacia de Universidad de Barcelona. Aplícalo sobre el cabello y déjalo actuar durante una hora. Después lávalo de modo habitual. 
  • Hidratar el pelo encrespado. Ponte el equivalente a 5-10 gotas en la palma de las manos (según tengas el cabello más o menos largo) y distribúyelo sobre el pelo lavado y húmedo. Su efecto se irá sumando semana tras semana.
  • Fortalece las uñas quebradizas. Mezcla unas gotas de limón con aceite de argán y aplica la mezcla sobre las uñas. Déjala actuar toda la noche y por la mañana lávate con agua tibia. Notarás el efecto al cabo de unas semanas.
  • Facilita el masaje. Si te gusta que te den masajes, utilízalo para facilitar el movimiento de las manos.
  • Sirve para desmaquillar la piel. Si necesitas una solución de urgencia para desmaquillarte, puedes mojar un algodón en unas gotas y utilizarlo con toda tranquilidad. 

 

¿Dónde puede conseguirse?

Ya hay muchas marcas de belleza que incorporan este ingrediente en sus formulaciones.

. Galencic Argane es una gama de productos ricos y calmantes pensados para la piel seca. Comprar en Amazon.

. Pure Body Naturals incorpora aceite de argán a su  champú y su mascarilla nutritiva para el pelo. Comprar en Amazon.

Y, además de encontrarlo ‘en compañía’ puedes encontrar el aceite de argán 100% puro para usarlo solo o mezclarlo con tus cremas. Uno de los más recomendables es Josie Maran Argan Oil. Comprar en Amazon.