Trombosis venosa profunda

La trombosis venosa profunda es causada por un coágulo de sangre

Que es trombosis en las piernas
La trombosis venosa profunda (TVP) es la segunda enfermedad más importante que afecta al sistema venoso de las piernas. PIXOLOGICSTUDIO | Getty Images

La trombosis venosa profunda (TVP) es la segunda enfermedad más importante que afecta al sistema venoso de las piernas. Se produce cuando la sangre se estanca y se coagula dentro de un vaso sanguíneo de las piernas. La extremidad se hincha y generalmente se hace dolorosa. A veces la punta del coágulo se desprende y “viaja” siguiendo la corriente por las venas llegando al corazón y siguiendo su camino hasta los pulmones donde queda encallada en los vasos pulmonares dando lugar a una embolia pulmonar.

Por eso es frecuente que, como medida preventiva, los médicos receten anticoagulantes a personas mayores o a pacientes con factores de riesgo antes de someterse a una intervención quirúrgica que limitará su movilidad (fractura de un hueso de una pierna o una prótesis de rodilla).

¿Qué causa la trombosis en las piernas?

Las lesiones de la capa interna de las venas profundas (endotelio) o la producción excesiva de coágulos asociada a enfermedades pueden ser algunas causas. La trombosis en las piernas también puede ser producida por el reposo prolongado en cama. Al no ejercitar los músculos de la pantorrilla, estos no se contraen y no empujan la sangre hacia el corazón causando el enlentecimiento o estasis de la circulación sanguínea, lo que facilita la acumulación de líquido en los tejidos. Este tipo de alteración suele aparecer en otros periodos de inmovilidad como durante viajes largos en avión (síndrome de la clase turista).

Los músculos se relajan y la sangre se estanca en las venas.

Otros factores de riesgo de esta enfermedad, también llamada tromboflebitis ya que cursa con inflamación, podrían ser una cirugía, una hospitalización prolongada, un trastorno de coagulación genética, el tabaquismo, el cáncer, una insuficiencia cardíaca congestiva o anticoagulantes orales.

Síntomas de la trombosis venosa profunda

Los síntomas más frecuentes de la coagulación de la sangre en las venas profundas son la debilidad, el dolor e hinchazón de las piernas, donde se pueden ver claramente las venas engrosadas.

Diagnóstico

Para detectar la trombosis venosa profunda, además de la historia clínica y el examen clínico, se utilizan pruebas como un análisis de sangre llamado Dímero-D y ultrasonidos como primera opción.

El análisis dímero D o flebografía permite localizar bien la obstrucción. Esta técnica mide una sustancia de la sangre que se libera cuando un coágulo de sangre se disuelve. Suele ser la primera prueba que se realiza ya que se utiliza en el algoritmo clínico en torno a la probabilidad de un coágulo y la necesidad de pruebas adicionales.

También se usan otras técnicas como las resonancia magnética (RM) y la tomografía computarizada (TC). La venografía es una técnica obsoleta, ya que hay otros métodos menos invasivos para el diagnóstico. Para realizar una venografía se inyecta tinte en la pierna y luego se toman las imágenes que incluye la exposición de radiación.

En cuanto a la tomografía computarizada se emplea para evaluar la embolia pulmonar y en ocasiones, para los coágulos de las piernas, la resonancia magnética también es capaz de diagnosticar la formación de coágulos, pero no como primera opción, ya que hay otras técnicas menos costosas y más rápidas.

Tratamiento de la trombosis

Los fármacos anticoagulantes son el tratamiento principal para disolver el coágulo. En algunos casos, es posible que sea necesario recurrir a la cirugía.

Prevención

Controlar el peso, hacer ejercicio y llevar zapatos adecuados cuando se está de pie o cuando hace mucho calor es una buena medida preventiva. Si aparece hinchazón de tobillos debes consultar a tu médico para asegurarte que no sea el reflejo de una enfermedad del corazón.

Durante viajes largos en avión es conveniente moverse y tomar bebidas sin alcohol. Si no hay contraindicaciones, puede tomarse ácido acetilsalicílico (aspirina) que retrasaría la coagulación.

Complicaciones

Un trozo de coágulo de una vena de la pierna puede viajar por el sistema venoso hasta el lado derecho del corazón y por la arteria pulmonar hasta el pulmón.

Si se detiene en el pulmón dejará sin oxígeno al tejido pulmonar y reducirá la circulación pulmonar. Los anticoagulantes pueden reducir el riesgo de que un coágulo se desprenda y llegue al pulmón.

En casos difíciles donde se repiten los episodios de trombosis con peligro de embolia pulmonar, se colocan unos filtros en la vena cava inferior que permiten el paso de sangre pero retienen las partículas desprendidas del coágulo.

Ciertos tipos de cáncer se ponen de manifiesto por la aparición de trombosis venosa profunda por la tendencia a la hipercoagulabilidad que conllevan. Si estos episodios se repiten sin una razón clara debe hacerse un “screening” para descartar esta patología, poco frecuente pero real.

Referencias:

Trombosis venosa profunda. Medline Plus.  Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. Accedido: 30 de junio 2014.

¿Qué es la trombosis venosa profunda? Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre. Accedido: 30 de junio de 2013. http://www.nhlbi.nih.gov/health-spanish/health-topics/temas/dvt/