Tres limpiadores naturales que tienes en tu cocina

01
de 04

Deshazte de los químicos

limpieza
Foto © Peter Dazeley/ Getty.

¿Haz leído los ingredientes de los productos que usas más seguido para limpiar tu casa? Seguramente no reconoces la mayoría, y esto no es bueno. Los limpiadores comunes tienen potentes tóxicos que no solo son peligrosos si un niño o animal los injiere, pero también pueden ser malos para la salud.

En lugar de depender de fuertes químicos para limpiar, revisa tu cocina. Seguramente tienes uno de estos tres limpiadores naturales, con los que no solo puedes limpiar tu casa completa, pero también lograr mejores resultados.

Más consejos en: Como limpiar tu casa en 10 minutos

02
de 04

Limón

limpieza con limón
Foto © Rick Lew/ Getty.

Hay una razón por la cual el limón es usado tanto en los limpiadores comerciales: hace un buen trabajo. Pero en lugar de mezclarlo con fuertes químicos, utilizalo solo o diluido con un poco de agua. Corta un limón por la mitad y frótalo por la superficie que quieras limpiar. Luego pasa un trapo húmedo y deja secar la superficie. No solo el limón tiene un buen aroma, pero también es fantástico para remover marcas de jabón y de agua.

Ten en cuenta que el limón funciona como un blanqueador natural, así que pruébalo en un parte pequeña antes de usarlo. No uses el limón en superficies de granito, ya que sus ácidos son demasiado fuertes para este material.

03
de 04

Vinagre

limpieza con vinagre
Foto © Ian Batchelor/ Getty.

El vinagre es uno de los limpiadores naturales más populares, principalmente porque como el limón, lo puedes usar en casi cualquier superficie. Pon vinagre puro en un envase con spray para las manchas más difíciles de remover. Para limpieza diaria mezcla mitad de vinagre con mitad de agua. Puedes usar agua caliente para que el vinagre haga mejor su trabajo.

Para ventanas usa esta receta: dos cucharadas de vinagre con un galón de agua. Aplica esta mezcla en ventanas y sécalas con papel de diario. Para pisos de madera mezcla un cuarto de taza de vinagre con treinta onzas de agua. No te preocupes por el olor a vinagre, este se va apenas la superficie se seque.

04
de 04

Bicarbonato de sodio

limpieza con bicarbonato
Foto © Russell Sadur/ Getty.

El bicarbonato de sodio es perfecto para manchas difíciles de remover, aunque lo puedes usar en tu limpieza diaria también. Puedes diluirlo en agua y aplicarlo con un envase con spray, o espolvorearlo en la superficie que quieras limpiar y luego pasarle un trapo húmedo.

Para limpiar hornos haz una pasta con bicarbonato de sodio y agua. Cubre el interior del horno con esta pasta, dejalo toda la noche y límpialo con un trapo húmedo en la mañana. Esta pasta también la puedes usar en la bañera y otras superficies con manchas. Para tuberías tapadas echa media taza de bicarbonato de sodio seguido por dos tazas de agua hirviendo (no trates esto en el inodoro ya que este se puede dañar con agua caliente). Antes de aspirar, espolvorea bicarbonato de sodio en las alfombras para que se desinfecten. El bicarbonato de sodio también es un buen desodorante, conserva un recipiente abierto lleno de bicarbonato en la heladera, los roperos y habitaciones.