Tratamientos naturales para los ronquidos

Qué causa los ronquidos y cómo detenerlos

Foto © [Stockbyte / Getty Images]

Rara vez, los ronquidos son aceptados como un problema de salud. Aunque pueden resultar molestos para terceras personas, solemos admitirlos con algo de vergüenza pero no los reconocemos como un síntoma de que algo en nuestro organismo no está bien.

Roncar era años atrás un problema de adultos, pero es cada vez más común en los niños y esto tiene como resultado problemas en su comportamiento. Dado a que una persona que ronca no descansa adecuadamente, y a que no recibe una adecuada oxigenación, las personas que sufren de ronquidos frecuentes tienden a ser distraídas, tener problemas de concentración y pobre rendimiento físico.

Muchas veces estos síntomas son confundidos con depresión o desorden de atención.

La mala respiración durante el sueño puede llegar a interrumpir la respiración por completo. Cuando el camino del aire de la nariz a los pulmones está obstruido, nuestra sangre recibe menos oxígeno, que es vital para el trabajo de reparación y restauración que hace nuestro cuerpo mientras dormimos.

Las vías respiratorias obstruidas crean un embudo en nuestra garganta en el que aumenta la presión del aire. El cuerpo intenta llevar más oxígeno a los pulmones y por eso empezamos a respirar por la boca, activando también nuestras cuerdas vocales. Todo esto hace vibrar los tejidos y causa el sonido de los ronquidos

Aunque sean incapaces de recordarlo, las personas que roncan despiertan constantemente en al noche, incluso cientos de veces, incapacitando a su cuerpo para alcanzar niveles profundos de sueño.

Como consecuencia, descansamos poco, y muchas veces despertamos con dolor de cabeza (lee sobre cómo mejorar tu dolor de cabeza con remedios naturales), agotados, tenemos poca concentración o somos fácilmente irritables.

 

Soluciones para los ronquidos

 

Un método para solucionar los ronquidos consiste en utilizar todas las noches una máquina llamada CPAP (por sus siglas en inglés), que aumenta la presión del aire en nariz y boca, previniendo que ocurra obstrucción y en consecuencia aumentando el flujo de oxígeno.

También existen dispositivos que pueden comprarse en la farmacia y que extienden las fosas nasales, haciendo innecesario que respiremos por la boca.

Por último, a personas que tienen la amígdala o los adenoideos alargados, muchas veces como resultado de una reacción alérgica, se les suelen retirar o reducir con una cirugía para mejorar el flujo de aire.

Si bien estas son soluciones que resuelven el problema de los ronquidos, y en particular la molestia que éstos ocasionan a los que nos rodean, la mejor solución es la natural: evitar la inflamación que ocurre en la nariz y garganta, para que el oxígeno pueda fluir libremente.

 

Alternativas naturales

 

Alergias

Lo primero que hay que saber si se sufre de ronquidos, es si la causa es una alergia. Utilice antihistamínicos naturales, y de ser posible, acuda a realizarse pruebas de alergias, tanto a polvo y ácaros, como a alimentos.

Muchas veces la irritación de garganta es ocasionada por lácteos. Curiosamente, solemos creer que el frío nos causa resfriados luego de comer un helado, cuando en realidad la irritación de garganta se debe a una alergia (entérate de otros mitos sobre los resfriados).

Pulmones contaminados

Los pulmones son la única parte del cuerpo que se mueve sin tener músculos. Pequeñas membranas expulsan mecánicamente el polvo y otros residuos que adquirimos a través del aire y que nuestro cuerpo no necesita.

Esta importante labor aumenta durante la noche, que es cuando, la mayoría de nosotros, estamos menos expuestos a contaminantes. Si fumas durante el día, el mecanismo de purificación de los pulmones permanecerá inactivo, pues los químicos del tabaco lo paralizan (lee sobre remedios naturales para dejar de fumar. Esto ocasiona que la garganta se irrite, se inflame y que empecemos a roncar.

Realizar vapores con sustancias que despejen las vías respiratorias pueden ayudarnos a lidiar con el problema y a acelerar la descontaminación. Una alternativa muy efectiva es beber un té Oolong algunas horas antes de dormir, ya que sus vapores capturan los contaminantes en los pulmones y los ayudan a salir. Procura no hacerlo tarde en la noche, ya que contiene cafeína.

La medicina natural y la homeopatía contienen hierbas que cumplen funciones desinflamatorias y pueden auxiliar en el problema.

Un cuarto de cucharada de cúrcuma en la cena posee efectos antiinflamatorios que bastarán para evitar la apnea durante toda la noche.

Otro alimento que es excelente para reducir la inflamación es la piña, rica en bromelina. La piña, además, es un diurético natural.