Tratamientos naturales para el herpes

Herpes. Foto © [Leonardo Dasilva / Flickr]

Aunque hay quienes aseguran que existen tratamientos naturales para el herpes que pueden curarlo,no existe ningún tratamiento que elimine el virus o que lo expulse del cuerpo, pero sí existen tratamientos que eliminan los síntomas del herpes.

Hay una serie de remedios naturales para aliviar el dolor, la comezón y para ayudar a cicatrizar las llagas.

¿Qué es el herpes?

  • Lo primero que debes hacer cuando surge un brote de herpes es tomar una fuerte dosis de vitamina A. Ésta mejorará tu sistema inmune y puede ayudarte a controlar el brote y evitar las llagas. Debes tomar, en una única dosis, hasta 200 mil UI de esta vitamina ante la primera señal de un brote.
  • Cuando surge un brote de herpes, la higiene es de suma importancia. Hay que mantener las llagas lo más limpias y secas posible. Hay quienes usan una secadora sin aire caliente. Es importante no cubrirse hasta que el área afectada esté bien seca y usar ropa interior holgada y de fibras naturales.
  • Aplicar hielo ante los primeros síntomas de herpes labial ayudará a reducir la inflamación. También adormecerá los nervios, reduciendo la sensación de cosquilleo y ardor.
  • Una bolsa húmeda de té negro sobre el fuego labial ayudará a calmar los síntomas.
  • Aplicar Aloe Vera ayudará a que la llaga seque y de esta forma se cure en menos tiempo.
  • Otros remedios similares son la equinácea, el hamamelis (escoba de bruja), toronjil, aceite de ricino o de eucalipto y aceite de árbol de té, aplicado en forma de infusión con un paño de tela. Estos remedios son recomendados para el herpes labial, pero no así para el genital.
  • Para ayudar a mantener seca el área del herpes genital, puedes esparcir harina de arroz o fécula de maíz.
  • Si el malestar es intenso, puedes usar bolsas frías, o baños de asiento con agua caliente. Puedes agregar al agua algunos de los remedios mencionados anteriormente —equinácea, hamamelis, toronjil, aceite de árbol de té, aloe vera—.
  • Para aliviar el dolor al orinar, puedes hacerlo durante los baños de asiento, o bajo un chorro de agua fría. El agua ayudará a dispersar la orina y evitar que su excesiva acidez o alcalinidad irrite las llagas.
  • No utilices antipiréticos para bajar la fiebre ya que son dañinos para el hígado. Usa paños fríos u otros remedios caseros. Infusiones de aquilea y flor de saúco estimulan la sudoración, ayudando a bajar la temperatura.
  • Debido a la relación entre el decaimiento del sistema inmune y el surgimiento de brotes de herpes, las terapias anti estrés han demostrado ser benéficas en el tratamiento del herpes. Incluso reduce la actividad viral.

 

Si lo piensas, el herpes puede ser visto como algo bueno. Al estar siempre presente, el cuerpo intentará mantenerlo controlado. Sin embargo, si tu sistema inmune se debilita o se estresa, entonces te saldrá una llaga. Visto así, es un aviso del cuerpo del estado de tu sistema inmune. Puedes reaccionar y fortalecerlo con ese primer síntoma, antes de que te contagies con una enfermedad más grave.

 

Alimentos para el herpes

 

La lisina es un aminoácido esencial necesario para la construcción de todas las proteínas del cuerpo. Es importante en la absorción de calcio y producción de hormonas, enzimas y anticuerpos.

Se le vincula con tratamientos cancerígenos y disminución del colesterol en la sangre.

Alimentos ricos en lisina son amaranto, berros, espárragos, espinaca, frijoles, lentejas, quinoa, nuez de la india y soya. También hay lisina en las carnes, huevos, bacalao, sardinas y el queso parmesano.

La arginina, por su parte, juega un papel importante en la formación de leucocitos, por lo que su papel en el fortalecimiento del sistema inmune es evidente. También ayuda a sintetizar el amoníaco, un poderoso solvente muy peligroso para el organismo. 

Alimentos que contienen arginina y que, posiblemente, al evitarse ayuden a reducir los brotes de herpes, son: la gelatina, el chocolate, la algarroba, el coco, la avena, el trigo, el salvado y el maní.