Trabajos para adolescentes

Beneficios para tu hijo

model_teen.jpg
adolescente trabajando de modelo publicitario. Eva Rinaldi

Con la llegada de la adolescencia suelen aparecer muchas novedades en la vida de los chicos y una de ellas, en multitud de casos, es que comienzan a trabajar. En general suelen ser trabajos que les requieren pocas horas y en la mayoría de las ocasiones son trabajos de verano aunque no exclusivamente, también pueden dedicar unas horas durante el curso en los días lectivos o incluso durante los fines de semana.

Ventajas de tener un trabajo

Las ventajas de que los adolescentes realicen algún trabajo son muchas:

  • Aprenden sobre la vida los adultos. La primera es que les puede enseñar mucho sobre la vida de los adultos.
  • Responsabilidad. Tener un trabajo hace que los adolescentes sean más responsables.
  • Obligaciones. Tener un trabajo les ayuda también a entender la importancia de cumplir con las obligaciones.
  • Organización. Realizar algún trabajo aunque solo sea por unas horas a la semana les obligará a organizar bien su tiempo.
  • Mayor independencia económica. Ganar algo de dinero siempre es ventajoso para ellos, les enseña el valor del dinero porque deben realizar un esfuerzo para conseguirlo y les permite manejar su propio presupuesto y asumir sus gastos.

Qué dice la ley sobre el trabajo de los adolescentes

En Estados Unidos la ley federal regula el trabajo de los jóvenes pero además la mayoría de los estados cuentan con legislaciones complementarias.

  • Edad. Es importante saber que los chicos y chicas no pueden trabajar en negocios no agrícolas con menos de 14 años, aunque hay alternativas en la mayoría de los estados para obtener permisos especiales si chicas o chicos más jóvenes quieren trabajar.
  • Permiso. Los menores de edad necesitan siempre el permiso de sus padres o tutores para realizar cualquier trabajo remunerado. Y no solo eso, si el trabajo lo realizan durante la época escolar también necesitarán un permiso de la escuela, incluso aunque sus horas de trabajo no coincidan con el horario escolar.
  • Horario. Las horas y descansos también están reguladas en la mayoría de los países. La ley en Estados Unidos es muy estricta en cuanto a las horas que pueden trabajar los menores durante el periodo escolar.
  • Salario. Los adolescentes de más de 16 años deben cobrar el salario mínimo por hora igual que los adultos. Solo los chicos o chicas menores de 16 años en Estados Unidos pueden recibir un salario más bajo que ese, exactamente el 85% del salario mínimo.
  • Seguridad. Las normas de seguridad también son mucho más estrictas en el caso del trabajo de menores. Es muy importante conocer qué trabajos tienen prohibidos o qué trabajos están limitados para los adolescentes.

Toda esa información está disponible en las oficinas dependientes de la secretaria de Trabajo federal o en las oficinas de Trabajo dependientes de cada estado. En caso de que nos cueste encontrar esa información, podemos pedir ayuda al consejero de la escuela de nuestro hijo porque seguro que podrá ayudarnos a encontrarla.

Y esto no es solo así en Estados Unidos, la mayoría de los países tienen legislación que regula el trabajo infantil. Es necesario informarse bien de qué dice la ley de cada país antes de permitir que nuestros adolescentes comiencen a trabajar.