Trabajos de verano para adolescentes

Mantener ocupados a chicos y chicas en verano tiene muchas ventajas

Un adolescente trabaja en una tienda dedicada al surf
Empleos de verano. Alberto Guglielmi. Getty Images

La primavera es el momento de pensar en lo que los adolescentes van a hacer durante el verano. Los meses de vacaciones escolares son muy buenos para descansar del curso pero también son un momento ideal para que los chicos y chicas trabajen. Ambas cosas no son incompatibles. Una buena organización permitirá que los adolescentes disfruten de sus meses de asueto y que, además, tengan una actividad que puede ser muy beneficiosa tanto para el presente como para el futuro.

Por qué es bueno que los adolescentes trabajen en verano

Las ventas de trabajar en verano son variadas. Dependen, en parte, del tipo de trabajo que realicen. Pero sea cual sea este tendrá beneficios para ellos.

  • Adquirir experiencia profesional. Para los chicos y chicas que ya tengan claro lo que van a hacer en su futuro, los veranos de la secundaria y de la universidad pueden ser excelentes momentos para empezar a construirse un futuro profesional. Muchas compañías ofrecen trabajos de verano como becarios, para hacer pasantías o pequeñas ocupaciones que pueden permitir a los chicos ver desde dentro cómo es aquello a lo que quieren dedicarse en su futuro profesional.
  • Adquirir experiencia laboral. Los trabajos de verano aunque suelen ser más relajados que las ocupaciones a tiempo completo de los adultos también permiten a los chicos y chicas entender cómo funciona el mundo laboral en el que entrarán pocos años después y les enseña disciplina.

  • Explorar áreas que puedan ser de su interés. Cuando no tienen completamente decidido qué es lo que quieren ser en el futuro, los trabajos de verano pueden ser una excelente fuente de información para que los adolescentes sepan si es aquello lo que les interesa.
  • Obtener ingresos. Ganar dinero para sus gastos con los trabajos de verano les proporciona una autonomía que es muy beneficiosa para su crecimiento personal. Además les permite comenzar a organizar sus finanzas y a desarrollar su responsabilidad en cuanto a sus ingresos y gastos.
  • Evitar el aburrimiento y que este les lleve a comportamientos conflictivos. Estar ocupados durante las vacaciones puede evitar que chicas y chicos acaben teniendo actividades irresponsables o conflictivas como consumo de alcohol o drogas.

 

Los trabajos más comunes para el verano

Cada verano se ofertan cientos de miles de trabajos para los adolescentes en Estados Unidos. Entre los más comunes están los de niñera o niñero, tutor, salvavidas, monitor en campamentos de verano, jardinero y otras decenas de posibilidades.

Cómo buscar trabajo para el verano

Tanto el gobierno federal como los estados y la mayoría de los ayuntamientos de las ciudades ofertan cada año un buen número de puestos de trabajo de verano para jóvenes. Pero también muchas de las compañías grandes y pequeñas tienen una bolsa de trabajos de este tipo.

Cuando los adolescentes prefieran un trabajo con alguien conocido o próximo a la familia, lo que deben hacer es hablar con todos los amigos y conocidos para saber si en sus negocios hay algún puesto para trabajar en verano.

Otra alternativa es dirigirse a los consejeros de la escuela. Ellos podrán orientarlos sobre dónde deben acudir para enterarse de todas las posibilidades de trabajo y también podrán ayudarlos con las aplicaciones.

Regulaciones legales de los trabajos de verano

Todos los estados tienen su propia regulación laboral para el trabajo de los jóvenes. Estas leyes protegen a los adolescentes de los trabajos peligrosos y determinan lo que pueden hacer o no en función de su edad. También dictan los horarios laborales que están permitidos en cada tramo de edad.

 

Para estar seguros de que el trabajo que el adolescente ha elegido para el verano se atiene a la ley, es bueno acudir al departamento estatal de trabajo y allí podrán darle toda la información que necesite.

 

Foto © Eduardo Mendes