¿Trabajarías con Uber?

Si llevas varios meses sin poder conseguir empleo y no tienes ninguna fuente de ingresos económicos en tu hogar, conoces de sobra el sentimiento de frustración y desesperación. Las facturas no dejan de llegar, no recibes ninguna señal de los currículum que has enviado, pero sabes que necesitas hacer algo urgente para conseguir algo de dinero. En la economía actual no resulta tan fácil llegar a un establecimiento y pedir trabajo; el mercado no está para eso.

Incluso los trabajos que pagan el salario mínimo a veces son difíciles de conseguir.


Por eso, y para ciertas personas, comienza a ser atractiva la posibilidad de conseguir un trabajo en lo que se denomina sharing economy (economía compartida), o un mercado donde trabajadores y clientes se pueden poner en contacto casi directamente (a través de una plataforma tecnológica). Uber, el servicio de “taxis” personales, ofrece a los clientes una manera diferente de pedir un “taxi” y a los conductores una manera más rápida y ágil para comenzar a ganar dinero.

 

Cuáles son los requisitos

Los únicos requisitos para conducir para la empresa Uber son: un coche propio, carné de conducir y un background check (investigación para asegurarse de que posees un historial limpio). Es decir, los requisitos son muy básicos. No existe la necesidad de tener ninguna experiencia en el sector del transporte, ni poseer un tipo de seguro especial.

Solo hay que rellenar la solicitud y esperar a que contacten contigo.

 

Cuáles son las ventajas

Las ventajas son múltiples. En cuestión de unos pocos días puedes comenzar a recibir unos ingresos económicos sin necesidad de pasar por el proceso regular de cualquier contratación laboral. No hace falta enviar currículum ni pasar por una entrevista de trabajo.

Simplemente rellenas la solicitud online y, si te la aprueban, de uno a dos días hábiles, podrás comenzar a recibir notificaciones a través de la aplicación de teléfono.  No existe la necesidad de cobrarle a los pasajeros directamente, ya que los clientes pagan utilizando el app, Uber recibe el dinero y se queda con un 20 por ciento, y te envía el pago a través de la plataforma. Como ves el proceso es simple y eficaz. Se trata de una red de conductores ofreciendo sus servicios, de forma informal, a los clientes que lo necesiten en su área.

 

Las desventajas

Pero no es oro todo lo que reluce. A pesar de que Uber nos diga de que sus conductores ganan $90.000 en Nueva York u otras cantidades en otras ciudades, esas cifras no parecen ser reales. Primero, a lo que puedas ganar por viaje (estas son algunas de las cifras para New York y New Jersey)

NEW YORK CITY:
Old Price               New Price
$3.00/mile            $2.15/mile
$0.70/minute        $0.40/minute
$6.00 base           $3.00 base fare
$12.00 min           $8.00 minimum

NEW JERSEY:
Old Price              New Price
$2.25/mile            $1.90/mile
$0.30/minute        $0.20/minute
$3.00 base           $3.00 base
$6.00 min             $6.00 minimum

no debes olvidar que Uber no es tu empleador, sino simplemente una empresa que conecta conductores con clientes y se gana una comisión por facilitar la transacción. Es decir, tú tienes que costear el vehículo, la gasolina, el seguro del coche, descontar los impuestos y tener tu propio seguro médico. Es decir, las cifras que puedas ver anunciadas en las noticias o en la propia web de Uber suelen estar muy infladas.

 

Es decir, cuando calcules lo que potencialmente podrías ganar, no te olvides de incluir todos los gastos antes mencionados.

 

Para mucha gente desempleada puede resultar muy atractiva la posibilidad de ganar algo de dinero casi instantáneamente haciendo algo tan común como conducir, pero no te olvides de tu objetivo inicial: conseguir algo de dinero mientras buscas un empleo.

 

No te olvides de tu objetivo

En algunos casos y dependiendo del posible éxito que puedas tener, tus objetivos pueden verse alterados. Algunos conductores, emocionados ante la llegada de dinero, deciden seguir ganando dinero y se olvidan de la búsqueda de trabajo. Solamente recuerda que para ganarte la vida con Uber deberás pasarte, seguramente, más de 40 o 50 horas al volante y que, a diferencia de trabajar para una empresa, cada día comienzas de cero, a esperar que te lleguen las notificaciones a tu teléfono.

 

Y, por si eso fuera poco, no esperes hacerte amigo de ningún taxista profesional. Uber, como era de esperar, ha sido recibido en muchas ciudades como el enemigo número uno de los taxistas. Si lo vemos desde su punto de vista, cada nuevo conductor de Uber representa una amenaza para el sustento de un taxista. Por lo tanto, los taxistas te verán peor que a un competidor normal.

 

Pero, desde el punto de vista de los consumidores, Uber y servicios similares, vienen a revolucionar una industria que parecía llamada a un cambio. Los taxistas profesionales, sobre todo en los últimos años, se han ganado una fama muy negativa. Las quejas de consumidores iban desde el olor y la apariencia de los taxis y taxistas, a la poca profesionalidad de los conductores, al mal servicio de la gente que atiende los teléfonos de la central, a la impuntualidad... y estas son solo algunas. Los consumidores se sentían impotentes ante la falta de alternativas y las empresas de taxis, en muchos casos, abusaban de ese monopolio. Pero ahora todo parece cambiar y la industria se encuentra en medio de una revolución que beneficiará a los consumidores y a muchas personas que decidan a ofrecer sus servicios como conductores.

 

¿Qué opinas de la situación de los taxistas? ¿Qué opinas de Uber? 

 

Fuentes: The Washington Post, BusinessInsider, Uber, The New York Times