Top 10: Las cosas que deberías saber sobre tu auto

Consejos que te servirán en una emergencia

Las emergencias en los autos son absolutamente inevitables a pesar de las nuevas tecnologías, pero este aumento de equipos de seguridad, comunicación, entretenimiento, monitoreo y de navegación ha hecho que muchos conductores no sepan siquiera las cosas más básicas.

¿Te identificas con algún punto de este Top 10?

01
de 10

¿Dónde está la batería?

¿Dónde está la batería?
¿Dónde está la batería?. Javier Mota

Esto te va a pasar tarde o temprano, sobre todo si tu auto ya tiene más de cinco años de vida y si eres una persona distraída, no te sientas insultado (a), por favor:

Domingo por la noche al final de una larga visita a casa de amigos. Te subes a tu auto, intentas prenderlo … y nada. Te das cuenta que las luces se habían quedado prendidas y la batería está muerta.

Lo peor del caso es que tú no tienes idea de dónde está la maldita batería pues algunos autos nuevos más modernos ya no la tienen en su sitio tradicional, al frente al lado del motor.

Consejo: Inspecciona tu auto de antemano para saber su ubicación, ten a la mano los cables necesarios para darle corriente de otro auto y lleva siempre una linterna en tú auto porque es posible que tus amigos sean magníficos anfitriones, pero malos mecánicos.

02
de 10

¿Qué significa eso?

Los tableros de los autos modernos tienen tantas luces que parecen arbolitos de Navidad. Ahora tiene indicadores para cada uno de los sistemas del vehículo: desde el Check Engine - que se puede prender por un sinnúmero de razones-, hasta los indicadores del monitor de presión de los neumáticos, incluyendo el de repuesto.

Así que mientras más estudies y entiendas cada uno de los indicadores, menores posibilidades tendrás de confundir el termómetro del motor con el nivel del tanque de gasolina.

03
de 10

¿Sabes salir del maletero?

¿Sabes salir del maletero?
¿Sabes salir del maletero?. Javier Mota

Una de las grandes pesadillas de muchas personas es quedarse atrapado (a) en el maletero de un auto o que le pase a uno de nuestros hijos.

Por suerte, los autos modernos tienen diversos sistemas de seguridad y ahora vienen equipados con una palanca - por lo general iluminada con pintura fosforescente-, que permite abrir el maletero desde adentro con mucha facilidad, pero para hacerlo, primero deberías conocer dónde está y cómo funciona.

04
de 10

¿Qué le echo dónde?

¿Qué le echo dónde?
¿Qué le echo dónde?. Javier Mota
Aunque a algunos (as) les parezca raro, los autos necesitan algo más que gasolina para operar en condiciones óptimas.

Además de la gasolina, los autos necesitan, entre otras cosas, aceite, agua, líquido anticongelante, fluido para el sistema de frenos y para la transmisión.

Cada uno de los depósitos tiene un indicador de un ícono y color específico, pero es conveniente que los sepas identificar, pues aunque no seas tú quien los revise siempre, ese conocimiento te servirá en caso de una emergencia.

05
de 10

¿Tienes llanta de repuesto?

¿Tienes llanta de repuesto?
¿Tienes llanta de repuesto?. Javier Mota
Aunque parezca raro, algunos autos nuevos ya no tienen la llantas de repuesto, sino un sistema que permite inflar el neumático pinchado para poder hasta llegar a una estación de servicio.

La mayoría de los autos ahora tienen una llanta de repuesto más pequeña que las otras de uso regular, que cumple el mismo propósito que el sistema anterior: llegar a una estación de servicio a no más de 50 millas de distancia.

Así que si tu auto no tiene un monitor electrónico de presión de los neumáticos que incluya al de repuesto, te conviene revisar la llanta de repuesto por lo menos una vez al mes.

06
de 10

¿Qué pasa si aprieto este botón?

¿Qué pasa si aprieto este botón?
¿Qué pasa si aprieto este botón?. Javier Mota

Ante el aumento de sistemas de seguridad, comunicación, entretenimiento, de navegación (GPS) y monitoreo, los autos modernos tienen una cantidad de botones que a veces no son fáciles de identificar, sobre todo aquellos que se usan menos.

Sin embargo, hay algunos casos extremos, como por ejemplo, el Mazda Miata X5 que tiene la palanca para abrir la puerta del depósito de gasolina en un compartimiento ubicado al medio de la cabina, detrás de los asientos. Muy poco práctico para quién no lo conoce y maneja este auto por primera vez.

07
de 10

¿A dónde vamos?

¿A dónde vamos?
¿A dónde vamos?. Javier Mota

Los sistema de navegación (GPS por Global Positioning System) son excelentes herramientas para poder llegar a destinos desconocidos, pero como toda tecnología moderna, pueden ser complicados.

Y a menos que ya tengas uno de los que opera con comandos de voz, te conviene saber utilizar todas sus funciones porque no hay nada más frustrante que estar de prisa buscando una dirección y no saber cómo ingresarla al sistema.

Tómalo en cuenta: Los sistemas de navegación nunca se equivocan, a menos que el operador le ingrese la información incorrecta.

08
de 10

¿El golpe avisa?

¿El golpe avisa?
¿El golpe avisa?. Javier Mota
El popular dicho que se usaba cuando los autos no tenían sistemas de radares, cámaras de asistencia para estacionar y hasta sistemas que lo hacen por sí solos, todavía puede ser válido para algunos conductores, pero obviamente no es el más recomendable.

Aunque tu auto tenga todos estos sistemas, todavía no hay nada como la atención dedicada a la operación que se está realizando. Siempre pon atención cuando estás estacionando, sobre todo cuando estás en una zona cercana al agua.

09
de 10

¿Lee con cuidado?

¿Lee con cuidado?
¿Lee con cuidado?. Javier Mota

Tal como pasa con las etiquetas de la comida en el súper mercado, las etiquetas de los sistemas de los autos - desde el tipo de gasolina, hasta el nivel de la presión de las llantas-, son de vital importancia para poder operarlo en forma óptima.

Algunas de ellas pueden ser complicadas y están ahí por precauciones legales, pero es conveniente saber exactamente lo que dice cada una y sobre todo, seguir sus instrucciones.

10
de 10

¿Dónde está la llave?

¿Dónde está la llave?
¿Dónde está la llave?. Javier Mota
La era en que los autos se abrían metiendo una llave en la cerradura de la puerta quedaron atrás hace mucho tiempo y ahora cada vez es más frecuente que incluso el motor se encienda sin llave y en algunos casos a través de una aplicación del teléfono celular.

Por supuesto que estos sistemas no solo son prácticos, sino que además aumentan la seguridad pues cada vez es más difícil abrir un auto con los viejos trucos que se usaban hace años como con un alambre.

Pero con esto, también puede llegar un problema potencial pues estas llaves son sumamente complicadas y por su puesto caras.

Así que incluso con estas, es conveniente tener una llave de repuesto siempre a mano y recordar dejarla en el Valet Parking cuando lo estacionas con este sistema. De otra forma, tu auto quedará atrapado en el estacionamiento hasta que regreses.