Todo lo que necesitas saber sobre los diuréticos

Se recetan para tratar la hipertensión arterial y la insuficiencia cardíaca

que son los diureticos, insuficiencia cardiaca, edemas,
Los diuréticos se utilizan para tratar la hipertensión arterial, y la insuficiencia cardíaca. Tetra Images | Getty Images

Los diuréticos son moléculas que aumentan la secreción de orina por distintos mecanismos, lo que ayuda a eliminar líquidos. Su uso más frecuente es para tratar la hipertensión arterial cuando la restricción de sal, por sí sola, no consigue controlar la tensión. Pero también son muy frecuentes para el control de la insuficiencia cardíaca.

La persistencia de una presión arteria alta da lugar a diversas alteraciones hormonales en sangre que acaban en una retención de líquidos, de ahí su efectividad en este tratamiento.

El filtrado de orina en los riñones se hace a través de unos túbulos largos que tienen tres tramos (proximal, asa y distal). En cada nivel se hace un intercambio de electrolitos (sodio y potasio), pero estas sustancias no pueden eliminarse solas, siempre lo hacen acompañadas de agua. Así la orina inicial pasa por los túbulos y en función de las necesidades de cada individuo, o se elimina sodio o se recupera y por lo tanto, también se reabsorbe agua o se excreta.

Estos medicamentos inhiben la reabsorción de sodio lo que produce un aumento de su excreción y de agua, de ahí su nombre. La reducción de líquido disminuye el volumen sanguíneo y como las arterias tienen la misma capacidad, si dentro de un sistema de tubos fijo hay menos líquido la presión baja. En caso de tener los tobillos hinchados (edemas) se necesita que el pacientebeba menosde lo que orina, con lo cual se consigue reducir la hinchazón.

Clasificación de fármacos diuréticos

Existen tres grupos de fármacos con función diurética con un efecto diferente:

  • Tiazidas -Clorotiazida (Diuril), clortalidona (Hygroton), indapamida (Lozol), hidroclorotiazida (Esidrix, HydroDiuril) y metolazona (Mykrox, Zaroxolyn)-: son el primer fármaco que se utiliza para tratar la hipertensión arterial ya que reducen la cantidad de sodioy líquido en el organismo. Los diuréticos tiazídicos son los únicos que dilatan los vasos sanguíneos, lo que ayuda también a reducir la presión arterial. También se usan para tratar la insuficiencia cardíaca leve.
  • Diuréticos de asa -Bumentanida (Bumex), furosemida (Lasix) y torasemida (Demadex)-: actúan sobre los riñones aumentando el flujo de orina. Lo que facilita la eliminación de líquido en el organismo y disminuye la presión arterial. Se recetan para tratar la insuficiencia cardíaca moderada y grave. Son muy efectivos pero a la larga su mecanismo de acción hace que se pierda potasio. Esto significa que hay que tomar en muchos casos suplementos de potasio y hacer análisis según las necesidades para mantenerlo en los valores adecuados.
  • Diuréticos ahorradores de potasio -Amilorida (Midamor), espironolactona (Aldactone) y triamtereno (Dyrenium)-: no son tan efectivos como los anteriores pero son muy seguros. Este tipo de diurético es el único medicamento que no ocasiona una pérdida de potasio y se usa en conjunción con los anteriores porque sus acciones se complementan. Se ha demostrado que la espironolactona prolonga la supervivencia en la insuficiencia cardíaca.

¿Para qué enfermedades del corazón se recetan los diuréticos?

  • Edema o retención de líquidos. Si se toman más cantidad de líquidos que de orina, se produce el edema.
  • También se recetan para tratar ciertas enfermedades del riñón y del hígado.

Cuando el tratamiento es crónico se toman por vía oral, pero en casos de emergencia se administran por vía intravenosa. A menudo es necesario tomar un suplemento de potasio u otro diurético compensatorio.

Los diuréticos suelen recetarse en combinación de un inhibidor de la ECA, un medicamento muy frecuente para tratar la presión arterial alta.

Las personas que toman diuréticos deben someterse a controles regulares de los niveles de potasio y vigilar cómo están funcionando los riñones.

Interacciones con otros fármacos

Los diuréticos pueden tener un efecto aumentado o disminuido su eficacia en combinación con otros medicamentos (fármacos para la hipertensión como los digitálicos, especialmente si tiene niveles bajos de potasio; con ciertos antidepresivos, si estás tomando diuréticos tiazídicos o de asa, con litio o ciclosporina, si se combina con un diurético ahorrador de potasio).

Efectos secundarios de los diuréticos

Dependerán del mecanismo de acción del fármaco. Los diuréticos pueden producir calambres, debilidad y cansancio, sensibilidad a la luz del sol, diarrea, vómitos, mareos o dolor en las articulaciones. Otros efectos secundarios son los retorcijones, la sordera o el sarpullido y menos comunes son la impotencia o disminución del deseo sexual o las arritmias.

Advertencias:

Es importante que informes a tu médico sobre los medicamentos, las vitaminas y los suplementos herbales de venta libre y con receta médica que tomas, así como algunos alimentos o bebidas para evitar la interacción del medicamento.

En algunos casos es peligro interrumpir la toma de medicamentos de forma brusca, ya que se puede agravar los síntomas. Habla antes con tu médico.

Esta información no debe considerarse asesoramiento médico. Por favor, consulta siempre con tu médico para obtener instrucciones de uso.

Referencias:

Manual Merck de Información Médica para el Hogar. Océano.

Diuréticos. Instituto de Corazón de Texas. Accedido: el 17 de marzo 2016. http://www.texasheart.org/HIC/Topics_Esp/Meds/diurm_sp.cfm

Insuficiencia cardíaca: líquidos y diuréticos. Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Accedido: el 17 de marzo de 2016. https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000112.htm