Tisanas o tés para la ansiedad

01
de 04

Las mejores plantas medicinales para relajar los nervios

Infusión para relajar los nervios
Infusión para relajar los nervios. UygarGeographic/Getty Images

La ansiedad, estrés, nerviosismo, insomnio, depresión y problemas derivados por causa de algún desequilibrio del sistema nervioso, es un mal que afecta en la actualidad de manera muy elevada, y cada vez en mayor proporción.

La vida cotidiana de las grandes ciudades, las prisas por acudir a todo, los compromisos de trabajo o sociales en los que nos vemos envueltos, las preocupaciones laborales o personales y un etcétera de situaciones que aporta la sociedad actual, son en buena parte responsables de todo este tipo de afecciones nerviosas.

En la farmacología moderna existe un gran número de medicamentos para combatir todos esos trastornos, pero no debemos olvidar que la naturaleza también nos brinda soluciones que, en la mayoría de los casos, carecen de efectos secundarios y no crean hábito.

En efecto, existen muchas plantas medicinales con principios activos para paliar los problemas derivados del sistema nervioso. Veamos algunas de las más importantes.

02
de 04

Pasiflora y sus propiedades sedantes

Pasiflora-Kuribo-wiki.jpg
Pasiflora o flor de la pasión, planta medicinal beneficiosa para problemas nerviosos. Imagen © Kuribo

Esta planta medicinal originaria de México, a la que también se le conoce como grenadilla o en Europa como flor de la pasión, ha sido utilizada desde los tiempos más remotos por sus altas propiedades sedantes del sistema nervioso.

Se utiliza para combatir la ansiedad, taquicardia, insomnio, palpitaciones, neuralgias, hipertensión nerviosa y vértigos.

Es muy eficaz en diferentes problemas de la mujer, tanto en los trastornos de la menstruación, como en todas las etapas de la menopausia.

También es una hierba excelente como relajante muscular, ya que todos los dolores que están relacionados con el sistema nervioso disminuyen con la acción de la pasiflora.

Por último, cabe mencionar su uso en curas desintoxicantes de drogas, tabaco o alcohol.

La pasiflora se puede tomar en infusión, tintura, extracto o capsulas.

 

Precauciones:

Esta planta tomada en la dosis habitual no suele provocar efectos secundarios, ahora bien, si se toma en grandes cantidades podría producir adormecimiento, sopor, vómitos y convulsiones, entre otros.

No es conveniente que la tomen junto con ansiolíticos, antihistamínicos y medicación similar. Su uso no está recomendado para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y para niños.

03
de 04

Azahar o flor de naranjo, planta relajante y muy agradable

Azahar-Elf-wiki.jpg
La flor del naranjo o azahar, relajante, de buen sabor y agradable aroma.

Tomar una infusión de azahar es toda una delicia, ya que tiene un sabor delicioso y un aroma sensacional. Además, el naranjo proporciona una sensación de paz y calma muy agradable.

También se pueden utilizar las hojas del naranjo para elaborar infusiones relajantes y para combatir el insomnio.

El azahar se presenta en flores secas para infusión, en agua de azahary en aceite esencial.

Curiosidades:

El agua de azahar se utiliza mucho en repostería y como ingrediente en algunos productos cosméticos, como en el caso de las colonias o perfumes.

De forma externa se puede usar en el agua del baño, para obtener un efecto relajante y embellecedor de la piel.

04
de 04

Té de verbena con hierba Luisa para problemas digestivos nerviosos

Plantas-relajantes-afoncubierta-Flickr.jpg
Tisana de plantas relajantes. Imagen © afoncubierta

Si los nervios atacan al estomago nada mejor que una buena infusión de verbena con hierba Luisa. Ambas plantas contienen propiedades relajantes y protectoras del aparato digestivo.

La hierba Luisa es una planta que tonifica y relaja los nervios, además de tener propiedades carminativas y aperitivas. Por tanto, resulta muy efectiva en problemas digestivos de origen nervioso.

La verbena es considerada por muchos como una de las mejores plantas relajantes, aunque para otros es más eficaz en otros trastornos. En cualquier caso, esta hierba contiene muchas propiedades, entre ellas la de facilitar la digestión y la expulsión de gases, y junto con la hierba luisa, confiere a la infusión grandes beneficios para relajar el sistema digestivo, mejorar el malestar y resto de problemas derivados.

Para preparar la infusión, calentar agua filtrada y, sin que llegue a la ebullición, echar una cucharada de la mezcla de ambas plantas secas, por taza de agua. Reposar cinco minutos y servir.

Precauciones:

La verbena no hay que tomarla durante el embarazo, ya que podría provocar el aborto por su efecto estimulante del útero. Se recomienda que los hipertensos con medicación consulten, antes de tomarla, con su médico.

La hierba luisa solo podría resultar peligrosa si se toma en grandes dosis. Aún así, no se aconseja en caso de mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.