Tips y trucos de maquillaje para mujeres ocupadas

Imagen © Brand X Pictures/Getty Images

Hoy en día, las mujeres vivimos en un estrés continuo. Con el trabajo, la pareja, los hijos y la casa, parece no quedar espacio para ese lado femenino –sí, ese que debes alimentar cada día y que, mágicamente, eleva tu autoestima. Aprende, con esta guía de trucos, a maquillarte de acuerdo al tiempo que tengas disponible. ¡Veras que vale la pena!

Ver más: maquíllate en minutos, paso a paso.

5 segundos

¿Viste a tu rival del colegio en el supermercado? Retócate rapidito dándole “vida” a tu cara: aplica rubor en crema en las manzanas de tus mejillas y difumina hasta las sienes. El color te ayudará a camuflar una piel pálida o cansada. Si no tienes maquillaje a la mano, ¡pellizca tus mejillas!

10 segundos

Presta atención a tus labios y mejillas. En 10 segundos, ¡es mucho lo que puedes hacer! Con una brocha, aplica bronceador en tus pómulos (recuerda que debe ir con tu tono de piel) y unta un poco de bálsamo en tu labios. Busca aquellos que tienen tinte, ya que se mantienen intactos e hidratan por más tiempo.

30 segundos

¡Dale importancia al marco de tu rostro! Si tienes el hábito de depilar o pulir tus cejas, entonces no te llevará más de 20 segundos rellenarlas o peinarlas con un rímel transparente. Finalmente, un toque de rubor en polvo, brillo o bálsamo labial y ¡listo!

Un minuto

Si tienes práctica, riza tus pestañas con un rizador de buena calidad (así evitas lastimarte) o de lo contrario, aplica dos capas rápidas de mascara negra.

Un hidratante con color emparejará ligeramente tu tono de piel –úntalo con movimientos circulares para que se absorba más de prisa. Por último, opta por un labial cremoso o semi-cremoso en colores claros.

3 minutos

Okay, amiga… tiempo de enfocarte en todo tu rostro. Antes de que entres en pánico, vete por lo fácil: las BB Creams ayudan a mejorar la apariencia del cutis, así que unta una capa suave y enfócate en las ojeras o manchitas.

Sombra color piel o hueso en todo el parpado, otra café (o un poquito más oscura que la anterior) en el pliegue del ojo y difumina súper bien con tus dedos. Luego, aplica dos capas de rímel negro.

Para las mejillas, nada como el dúo dinámico –rubor y bronceador en áreas claves para resaltar la forma de tu rostro. Haz de tus labios el centro de atención con un labial cremoso en tono fuerte o un brillo labial vibrante.

Ver más: cómo lograr un maquillaje natural.

5 minutos

Maquillarse en cinco minutos se ha convertido en todo un arte para las mujeres ocupadas. ¿El secreto? Conocer tus básicos y cómo aplicarlos a la perfección. Empieza con una base de cobertura ligera a media y un poco de corrector, si lo deseas.

Para los ojos, tienes varias opciones en cuanto a delineados: utiliza el aplicador de esponja para trazar una línea en las pestañas superiores e inferiores con sombra o delineador compacto (difumina para un efecto más natural) o marca la raya con un delineador tipo marcador, si buscas algo más prolijo. Riza tus pestañas y termina con dos capas de pestañina.

Destaca un rasgo en particular. Con un mosaico facial y una brocha grande, esparce suaves toques a lo largo de tus pómulos o mejillas (no ambos), frente y quijada.

En los labios, ve por un labial semi-mate en tonos claros, brillos fuertes o barras cremosas en colores oscuros.

15 minutos

Si tienes más de 15 minutos para maquillarte en la mañana, considérate con suerte. Esta vez, los prebases serán tus grandes aliados –un paso extra que hará que tu look se mantenga intacto por horas.

Con la cara humectada, aplica un primer en todo tu rostro y en los parpados. Sigue con una base de cobertura ligera a media y corrige las imperfecciones que consideres necesarias. Sella con polvos sueltos y regálale a las mejillas un toquecito de rubor o bronceador.

Ahora, es el momento de sacar tu personalidad. Si prefieres destacar tus ojos, opta por una paleta de sombras que se complementen entre sí y trata de crear el juego de luz y sombra. No olvides que el color más oscuro siempre va en el pliegue.

Para un efecto más pulido, traza una línea con lápiz o delineador en crema/gel en el parpado superior y las pestañas inferior. Riza y dale a tus pestañas dos o tres capas de mascara.

¿Lo tuyo son los labiales fuertes? Omite el paso anterior y delinea tus labios con un lápiz color piel o similar al labial que vas a usar; difumina con los dedos y aplica el tono con una brochita de manera horizontal para que el color penetre. Retira el exceso con un pañuelo facial y finaliza con otra capa de labial o brillo.

30 minutos

¿Vas a una fiesta? ¿Por fin conseguiste una cita con el vecino nuevo? Media hora es más de suficiente para recrear un look atrevido, sensual o elegante. Tienes un sinnúmero de alternativas –por ejemplo, “ojos de gato”, maquillaje de ojos ahumado, labiales divertidos y hasta unas coquetas pestañas postizas.

Simplemente asegúrate de aplicar prebases (no querrás que tu look se derrita a media noche) o apostar por fórmulas de larga duración o a prueba de agua. Recuerda, ¡tú pones el límite!