Tips para observar el cielo en el campamento de verano

01
de 06

Para qué sirve la Estrella Polar

Estrella polar en la Osa Menor
Estrella polar en la Osa Menor. Ilustración: Salvador Hernáez

Si tienes la suerte de acampar al calor de una hoguera o simplemente sentarte en la noche a contemplar las estrellas, a tu alrededor, sobre tu cabeza se extiende un universo de sorpresas, leyendas y sueños como en ningún otro lugar.

Tu sensibilidad te puede llevar más lejos y tratas de nombrarlas, conocer sus peculiaridades, crear historias formando las figuras de las constelaciones, los llamados asterismos. ¿En qué nos fijamos primero?

La Estrella Polar a lo largo de los milenios

Ya sabes que en el hemisferio norte, se ven estrellas que no pueden observar aquellos que se encuentra en el hemisferio sur y viceversa. No ve lo mismo en el cielo el que vive en Estados Unidos, en Europa o en Siberia, que en Argentina, en Sudáfrica o en Australia.

Si nos mantenemos algunas horas mirando el cielo nocturno, comprobaremos que las estrellas han cambiado de lugar, menos una, alrededor de la cual parecen girar las demás. Es la estrella polar, que no siempre fue la guía del norte.

La precesión terrestre

La precesión terrestre (ese bamboleo de peonza que transcurre durante 26 000 años) consigue que ese honor corresponda a estrellas distintas cada varios miles de años. Por ejemplo, en el año 3 000 aC. era Thuban la estrella norteña en la constelación del Dragón, ahora es Polaris y dentro de 12 000 años será Vega la referencia septentrional. Gracias a la polar podemos saber lo cerca o lejos que nos encontramos del Ecuador. Es decir podemos conocer nuestra latitud.

El resto de las estrellas parecen salir como el Sol por el este, y ponerse por el oeste. Es el fenómeno que se conoce como movimiento aparente y que llevó equivocadamente a la gente del pasado a creer que todo giraba alrededor de un centro del universo que era la Tierra.

Puedes leer más en:

Consejos para convertirse en astrónomo aficionado

02
de 06

Cómo localizar la Estrella Polar

Cómo localizar la Estrella Polar
Cómo localizar la Estrella Polar. Ilustración: Salvador Hernáez

La forma de localizar la polar rápidamente en el cielo se realiza ayudándose de la Osa Mayor que seguro reconocerás enseguida. La forma de cazo o de carro la identifica. Las dos estrellas más brillantes Merak y Dhube forman uno de los laterales del cazo.

Si trazas una línea imaginaria que las una como se ve en la ilustración y extiendes el trayecto entre una y otra unas cuatro veces, alcanzarás a toparte con la estrella polar, que además es la estrella más inferior y más brillante de la Osa Menor, es decir se encuentra en el extremo de este pequeño carro, en la punta de su timón; o si también ves un cazo en ella el extremo de su mango.

Sus siete estrellas presentan un asterismo muy parecido a su hermana mayor, pero sus estrellas resultan menos brillantes así que si el cielo no es lo suficientemente claro puedes no verlas.

Puedes leer más en:

Diez tips para interesados en la astronomía

03
de 06

Una herramienta al alcance de tu mano para medir el cielo

Trucos para medir distancias en el cielo
El truco de la mano para medir las estrellas en el firmamento. Ilustración: Salvador Hernáez

Polaris indica el norte, o casi, ya que exactamente se encuentra a un grado de la estrella. ¿Cómo nosotros en el campamento podemos medir 1º sin cuadrante u otras herramientas?. Existe un método muy sencillo, útil para cualquier edad, usando solo nuestros brazos y dedos. Puedes observarlo en la ilustración.

Extiende el brazo y el puño cerrado de nudillo a nudillo serán diez grados. Levanta el meñique y así sabremos que abarcamos un grado de cielo. El pulgar equivaldría a 2º. Si levantas los tres dedos centrales (índice, corazón y anular) abarcarán 5º en el cielo. Los dedos índice y meñique, abiertos y estirados (mano cornuta) nos darán 15º aproximadamente de recorrido celeste. Por último, el pulgar y el índice extendido (una cuarta o un palmo) abarcan 25º.

Distancias en el cielo

Si utilizas esta sencilla herramienta corporal puedes averiguar distancias en el cielo desde la polar. Por ejemplo entre la polar y Dubhe (la primera que te encuentras de la Osa Mayor) observarás que cabe una cuarta, unos 25º de cielo.

Puedes leer más en:

La paralaje estelar

04
de 06

Cómo conocer la latitud a la que nos encontramos

La altura de la polar en el horizonte nos indica en qué latitud nos encontramos
Conocer la latitud a la que nos encontramos depende de la Estrella Polar. Ilustración: Salvador Hernáez

También puedes utilizar este sistema para averiguar la latitud (la distancia desde un punto al ecuador que se mide en grados) a la que te encuentras y se trata de la distancia en grados entre la línea del horizonte y la Estrella Polar. Localizada Polaris sobre el horizonte hay que medir la altura a que se encuentra. Puedes utilizar el sistema de dedos. Como muestra la ilustración si la altura de Polaris alcanza un par de cuartas desde el horizonte, te encuentras aproximadamente por la latitud 40º (a la altura de Madrid, Nueva York o Pekín).

Si te ubicas en el ecuador verás Polaris a ras del horizonte, pero si estás en el Polo Norte se encontraría justo sobre tu cabeza. Si por ejemplo necesitas tres puños para alcanzarla desde el horizonte sabrás que te encuentras a 30º de latitud norte.

En el hemisferio sur para orientarnos recurrimos a una constelación, la Cruz del Sur (Crux). Para calcular la latitud necesitamos es medir la altura sobre el horizonte de Alfa Crucis, la estrella más brillante de esta constelación en forma de cruz.

Conociendo la distancia polar de cualquier estrella podemos ubicar nuestra latitud con facilidad.

Puedes leer más en:

Las diez constelaciones más usadas por los antiguos navegantes

Constelaciones fáciles de reonocer en el cielo nocturno

05
de 06

El Triángulo del Verano

Triángulo de verano
Dónde localizar el triángulo de verano. Ilustración: Salvador Hernáez

Los mejores días para el campamento de verano pasan por una noche cálida de agosto bajo un manto de estrellas. El asterismo más representativo del estío es el conocido como Triángulo del Verano, que domina plenamente el cielo del hemisferio norte.

Está formado por tres estrellas que forman sus vértices, pero que se encuentran en tres constelaciones distintas.

La Estrella del Arpa

El vértice más brillante es Vega que se localiza en la pequeña pero hermosa constelación de Lira (será la estrella polar dentro de 12 000 años), un astro también conocido como "estrella del Arpa".

Si trazamos una línea imaginaria que parte de Vega encontramos otra brillante estrella que se encuentra muy alejada, aunque es 60 000 veces más brillante que el Sol. Se trata de Deneb, en la constelación del Cisne. Ahora la línea parte hacia Altair, en la constelación del Águila para regresar de aquí a Vega, con lo que dispondremos del magnífico Triángulo del Verano.

Puedes leer más en:

Las 5 estrellas más brillantes del hemisferio norte

Las estrellas más brillantes del hemisferio sur

06
de 06

Cómo saber las horas de luz que quedan

Calcular con dedos las horas de luz que faltan
Método para calcular las horas de luz que quedan. Ilustración: Salvador Hernáez

Las manos también pueden ayudarnos a saber las horas de luz que nos quedan cuando estamos de excursión. Ponemos la mano extendida y los dedos juntos entre el Sol y el horizonte.

Aproximadamente cada dedo representan 15 minutos de tiempo hasta la puesta de Sol, así que en el caso de la ilustración fácilmente calcularemos que queda una hora y media hasta el ocaso.

Más información

Puedes leer más sobre las estrellas en los siguientes artículos: