Tips para disfrutar de tus sobrinos cuando no eres madre

No intentes controlarlo todo y procura disfrutar del momento

Tía y sobrino
Tips para disfrutar de tus sobrinos cuando no eres madre. Getty Images © GM Visuals

No tengo hijos por elección propia pero cuando nacieron mis sobrinas, el corazón se me derritió y empecé a temer por ellas, por su día a día, los peligros a los que se enfrentarían, los problemas a corto y largo plazo y si tú eres como yo se te hará muy difícil disfrutar de tus sobrinos cuando estén a tu cargo.

Cuando mis hermanas me decían que se iban a la playa, lo primero que se me ocurría era que se las niñas ¡se ahogarían seguro!

Si iban al parque de atracciones con ellas ¡sentía terror! ¿Y si salían disparadas de una atracción con lo livianas que son? 



Cada vez que visitaba a mis sobrinas, me aterraba quedarme sola con ellas. Pensaba que si íbamos de paseo me soltarían de la mano, saldrían corriendo y les atropellaría un coche y ¡yo seria responsable! Sentía hasta dolor imaginándome la situación, casi de principio a fin. Hasta darles un baño me llenaba de ansiedad, ¡por si se ahogaban en mis manos!

Ha pasado tiempo desde todo eso y si pienso en mi propia niñez es un milagro que haya sobrevivido sin casco para montar en bicicleta, rodilleras para patinar y una lista de cosas que ahora sí existen para proteger a los niños de caídas o accidentes. 



La primera vez que me atreví a llevarme a mis sobrinas a algún lado yo sola fue hace tres años, cuando ellas tenían 7 y 4 años, respectivamente. Yo manejaba el auto, e íbamos a la piscina, muy cercana, en una urbanización muy tranquila.

Sólo íbamos a media milla de la casa.

Creo que fue ese día cuando me di cuenta de que no podía seguir así, con ese estrés constante y pretender disfrutar de mis sobrinas. Me di cuenta también de que no podía controlar todo lo que les pudiera pasar. Las nuevas mamás pasan por esos temores, también, al principio, pero como están todo el día con sus hijos, al final se les quita el miedo.

Imagino que no soy la única tía o incluso abuela, que ha sentido esa ansiedad y temor por sus sobrinas o sus nietas. He logrado superar muchos de esos temores y por ello aquí enumero una serie de tips que te pueden ayudar a cuidar de tus sobrinos o nietos sin estrés.

  •  Piensa que si los padres confían en dejar a sus hijos a tu cuidado es porque confían en ti
  •  Confía más en ti misma y en tu habilidad de protección hacia tus sobrinos
  •  Intenta no imaginar catástrofes y disfruta el momento con ellos
  •  Si vas a la piscina, mantente cerca de ellos y juega con los niños. Así, de cerca, poco tienes que temer
  • Relájate y si te causa ansiedad quedarte sola con ellos, hazlo poco a poco. Un día pasas dos horas, otro tres y así hasta que se puedan quedar contigo un fin de semana
  •  Haz una lista de tus miedos y si es posible háblalos con los padres, ellos te los quitarán, porque están acostumbrados a lidiar con los niños a diario. Además, al ver tus temores sobre el papel, comprobarás que no son reales
  • Recuerda que sólo puedes tomar ciertas precauciones, pero que no puedes controlar todo
  • Si quedas sola con los niños, asegúrate de no contarles tus miedos. Eso hará que te vean como una adulta débil y que se aprovechen de la situación . Dales reglas, pero tampoco seas más estricta que los propios padres.
  • Si se quedan contigo el fin de semana, asegúrate que no te faltará nada de lo que ellos necesiten, ya sea una crema si tienen alergias, o algún medicamento que sepas que deben estar tomando
  • Ante todo, disfruta de tus sobrinos y recuerda que aunque tú no tengas hijos, cada vez se te dará mejor cuidar a los hijos de tus hermanos, siempre y cuándo te propongas practicar