Tips de maquillaje para mujeres con pecas

Están de última moda y las modelos las adoran

Chica con pecas
Una piel con pecas es sinónimo de naturalidad y frescura. Westend61/Getty Images

Algunas mujeres de tienen unos pequeños puntitos de color canela en la zona de la nariz, la frente y las mejillas que les otorgan un aspecto travieso, gracioso, fresco e incluso sexy. Se trata de las llamadas pecas, más comunes en los niños y en las mujeres de piel clara o muy clara. No las confundas con las manchas que aparecen con la edad o por el exceso de sol, más oscuras, grandes y opacas. Y me atrevo a afirmar que las pecas están de última moda, tanto, que hasta han surgido ‘las pecas falsas’.

Si es que hasta consiguen rejuvenecer una imagen.

. Si quieres saber más sobre maquillaje rejuvenecedor lee mi artículo Cómo quitarte 10 años de encima sin pasar por el quirófano

 

Muchas modelos las han puesto de moda. Gisele Bündchen, Adwoa Aboah, Isabeli Fontana o Poppy Delevinge presumen de ellas y actrices como Lucy Lio o Emma Watson también las muestran. Sin olvidar a nuestra querida latina Anahí. Son muchas las ‘pecosas’ que ya no las ocultan bajo el maquillaje sino que, al contrario, ¡incluso les piden a los maquilladores que las realcen!

Te vamos a proponer que te alíes con trucos de maquillaje para resaltarlas y hacer tus pecas muy atractivas. Si en tu caso personal careces de ellas, no te preocupes: diviértete creando unas ‘pecas falsas’ para una ocasión especial. ¿Empezamos?

  • Como siempre el punto de partido de una imagen atractiva, pecosa o no, es una piel perfectamente limpia, hidratada y protegida (recordemos que todas las pieles necesitan protección solar diaria, pero este tipo de piel aún más porque suele ser muy delicada). Cuando se cuenta con este punto de partida usar una hidratante ligera con color o una CC Cream es perfecto. Otra alternativa puede ser aplicar una capa de polvos traslúcidos que dejen ver la transparencia y los cambios naturales de color de tu piel.

    . Conoce los 3 pasos más importantes para una piel perfecta leyendo mi artículo sobre la limpieza, la hidratación y la nutrición

     

    • Como norma general una mujer con pecas debe aliarse con maquillajes sencillos, poco recargados (recuerda que en Hollywood algunas estrellas han puesto de moda el ‘no makeup') y con una gama cromática controlada. Si tienes pecas, tu rostro muestra más elementos que alguien sin pecas, por eso hay que evitar excederse. 

      . Si quieres saber más sobre la tendencia ‘no makeup’ lee mi artículo sobre mujeres sin maquillaje y seguras de sí mismas

       

      • Así que nada de juegos de sombras de ojos con tríos de colores contrastados. Tienes que elegir un color único, aunque se admite que lo emplees en dos intensidades: una más clara para el párpado fijo y uno más intenso para el móvil o para el final del ojo. Como el color de tu tez suele ser muy claro te quedan muy bien las sombras verdes y el eyeliner verde o azul. Te recomiendo que emplees el color con la tendencia de moda: aplicado de modo homogéneo y plano, no degradado, alrededor de todo el ojo. Estos trazos sólo están prohibidos para las mujeres de ojos muy redondos y ‘saltones’. 
      • Cuidado al elegir el colorete. Tienes tres opciones para acertar:
                    . que sea de un color similar al de tus pecas, aunque se admite más oscuro o intenso,
                   . optar por un tono melocotón,
                    . aplicarte un rojizo transparente.
        Además en tu piel de piel seguramente quedará mejor la textura en crema que en polvo porque el resultado es más natural y juvenil. Aplícalo en la manzanita o el hueso de pómulo, ligeramente alto para elevarlo.
      • El tono de tu piel combina especialmente bien con los labios rojo fuego y cereza porque se realzan mutuamente. Sin embargo, no se puede decir lo mismo de los rosas intensos ni de la gama coral. Para maquillajes naturales busca colores nude y tostados.​ 
      • ¿Quieres conseguir que ‘por arte de magia’ aparezcan unas cuantas ‘pecas falsas’ en tu cutis? Es muy fácil. Sólo tienes que dibujar unos puntitos, no muy intensos, con dos lápices perfiladores de labios muy afilados. Elige dos tonos más oscuros que tu piel y que tengan una pequeña variación en el color (te será más fácil conseguirlo si combinas dos lápices de diferentes marcas). Cuando acabes, repasa la zona dándote unos toques con una esponjita de maquillaje: así provocarás un juego de volumen entre ellas. Finaliza con una capa de polvos bronceadores o compactos traslúcidos según vaya mejor con tu color de piel para conseguir un efecto más natural. ¿Cómo te vas?

      Pero si a pesar de todo lo que te hemos contado un día quieres conseguir un maquillaje diferente y ocultarlas, también puedes. Nunca lo intentes con medios químicos o dermatológicos sino recurriendo al maquillaje.

      Compra un maquillaje en crema, con una fórmula cubriente, del mismo color que tus pecas (no del mismo color de tu piel). Después aplica una capa de polvos compactos del mismo tono de la base y ya estás lista para recibir el color.