Tipos de motores de motos

01
de 06

Motores  de 1 cilindro, 2 cilindros, 3 cilindros, 4 cilindros o 6 cilindros

Tipos de motores de moto
Foto © Ducati

Hay diferentes tipos de motores dependiendo del resultado que se busque en cada tipo de moto. La inmensa mayoría de los motores que se fabrican hoy en día son motores 4 tiempos, los motores 2 tiempos han quedado sólo para motos específicas de enduro o motocross, o pequeños ciclomotores de 50 cc.

Las diferentes configuraciones de los motores hacen que la entrega de potencia y par motor varíe de un caso a otro, independientemente de la cilindrada de cada uno de ellos. El carácter y la personalidad de una moto dependerá de su motor, pero también lo debería ser su precio, ya que un motor de un cilindro es evidentemente mucho más sencillo de diseñar, fabricar y mantener que un motor de seis cilindros.

02
de 06

Motor monocilíndrico

Motor monocilindrico
Foto © Husaberg

Es el tipo de motor más sencillo de todos ya que sólo tiene un cilindro. Por ello es el más económico de todos, por lo que es el tipo de motor al que la mayoría de las marcas recurre para dar vida a sus motos más pequeñas, la inmensa mayoría de 50 a 250 cc, e incluso muchas otras que pueden llegar a ser de 600 cc.

Es también el tipo de motor más ligero y compacto de todos, por lo que la mayoría de las motos offroad recurren a este tipo de configuración. Su mecánica además es sencilla y es el que menor número de partes móviles comprende, por lo que su mantenimiento no es exigente.

Es el tipo de motor que transmite un mayor número de vibraciones, pero también el que ofrece la potencia a un menor número de revoluciones. La potencia es menor que en el caso de motores de más cilindros pero su par sí es contundente sin necesitar de subir mucho de vueltas.

03
de 06

Motor bicilíndrico

Motor bicilindrico
Foto © KTM

Los motores bicilíndricos pueden seguir muy diferentes configuraciones. Los cilindros pueden estar dispuestos en forma de V, en forma de L, en paralelo uno junto al otro o incluso enfrentados entre sí, como en los motores bóxer.

Es posiblemente el tipo de motor más polivalente, son los más populares en las motos de cilindrada media e incluso entre muchas de alta cilindrada y muy alta cilindrada, pero sin duda los más utilizados hasta los 600 cc.

Un tipo de motor que ofrece una combinación muy equilibrada, suben más y más rápido de vueltas que los motores de un cilindro, y a su vez consiguen una mayor potencia y un menor número de vibraciones. Lógicamente son más pesados que los primeros, pero mucho más ligeros que los de cuadro cilindros, por lo que el compromiso entre peso y prestaciones merece la pena.

Son motores con carácter y personalidad y sus seguidores los preferirán antes que un tetracilíndrico por la rápida respuesta que ofrecen al nada más abrir gas.

04
de 06

Motor tricilíndrico

Motor tricilindrico
Foto © Yamaha

Los motores tricilíndricos son los más particulares, escasos y menos utilizados de todos, con excepción de los hexacilíndricos, claro está. Triumph es una marca fiel a los motores de tres cilindros y ahora Yamaha ha vuelto a ponerlo en escena entre las firmas japonesas gracias a su Yamaha MT-09 y derivadas.

Se puede decir que los motores tricilíndricos reúnen lo mejor de los motores bicilíndricos con lo mejor de los motores tetracilíndricos, quedándose con las ventajas de cada configuración.

Consiguen una rápida potencia y par, sin que haya que esperar a las más altas revoluciones, como en los bicilíndricos, pero también una suavidad y progresividad propia de los tetracilíndricos.

Los cilindros están dispuestos en línea por lo que no son tan estrechos como los bicilíndricos, y por su tamaño tampoco tan ligeros como éstos. No son tan sedosos como los cuatro cilindros pero ofrecen un tacto muy especial que puede llegar a crear adicción entre sus fans. 

05
de 06

Motor tetracilíndrico

Motor tetracilindrico
Foto © Suzuki

Los motores bicilíndricos eran los reyes de las medias y altas cilindradas hasta que llegaron los japoneses con sus motores de cuatro cilindros. Desde entonces han ganado terreno hasta convertirse en los más populares entre las motos deportivas dada su alta potencia.

La configuración más usual es la de situar los cuatro cilindros en línea, en paralelo unos junto al otros, pero también se pueden encontrar como motores V4, en tal caso con dos V paralelas cada una de dos cilindros. La complejidad en ambos casos hacen que sean motores más caros que los de menor número de cilindros.

Son grandes y pesados comparados con los motores de dos cilindros, pero la finura de su funcionamiento hace que las vibraciones sean prácticamente inexistentes. Cuentan con un alto rendimiento por lo que la potencia es elevada a un alto número de revoluciones, pero la entrega de par es menor comparado con los motores bicilíndricos.

El equilibrio que se consigue entre todos sus componentes es casi perfecto, por lo que son agradables al tacto y fáciles de manejar.

06
de 06

Motor hexacilíndrico

Motor hexacilindrico
Foto © BMW

Exacto, un motor de seis cilindros ni más ni menos. No es que hagan falta tantos, pero que haya unas cuentas excepciones para marcar la diferencia nunca están de más. Hoy en día sus representantes son BMW con su BMW K1600GT/GTL y Honda con su Honda Goldwing 1800 en sus diferentes versiones, aunque el camino lo marcara en su día Benelli con su mítica Benelli Sei.

Se caracterizan por ofrecer una suavidad fuera de lo normal, por encima de los ya suaves motores tetracilíndricos, con mucha potencia, finura y un sonido delicioso, pero también por su aparatosidad, peso, volumen y.... elevado precio.

BMW opta por una configuración de seis cilindros en línea, mientras que Honda apuesta por una opción más original en disposición bóxer, es decir, con los cilindros enfrentados formando tres grupos de dos.