Tipos de madera para muebles y construcción

Clasificación de la madera suave y dura

Tipos de madera para muebles y construcción
Silla de madera. Luz Guerrero

La madera es uno de los pocos materiales que son naturales, sostenibles y completamente renovables. La producción de la madera es beneficiosa para el medio ambiente: entre las numerosas ventajas de cultivar árboles, se encuentra la reducción la cantidad de gases invernadero en la atmósfera y así también la atenuación del cambio climático.

La estructura de la madera es lo que determina para qué se puede utilizar.

Hay distintos tipos de madera que se distinguen por su dureza en relación con el peso específico: madera blanda (o suave) y madera dura.

¿Cuáles son las maderas suaves o blandas?

En términos prácticos, las maderas suaves son más fáciles de trabajar. Tienen menor densidad, absorben la pintura más fácilmente, producen más estillas y por lo regular tienen un color claro. Son mucho más económicas que las maderas duras y por lo tanto se utilizan en muebles comerciales; normalmente no se consideran adecuadas para la construcción, sin embargo se utilizan comúnmente en construcciones rápidas y económicas. Las maderas suaves provienen de árboles de crecimiento rápido y tienen el periodo de vida más corto. La madera blanda es más común que la madera dura.

  • Ejemplos de maderas blandas son el pino, cedro, abeto, ciprés, picea, haya, fresno, álamo, abedul, aliso y chopo.

¿Cuáles son las maderas duras?

Las maderas duras provienen de árboles de lento crecimiento.

Tienen una vida útil larga (la escultura de madera más antigua del mundo tiene 9 500 años y se encuentra en el Museo de Etnografía de Ekaterimburgo en Rusia). Son más densas (pesadas) y difíciles de trabajar, cortar, rayar, comprimir y desfigurar. Tienen un precio mucho mayor que las maderas suaves, en parte debido a su calidad y en parte al escasez provocado por su lento crecimiento.

Producen pocas o nulas estillas y por lo regular tienen un color natural atractivo. Se utiliza la madera dura para muebles de alta calidad y construcciones duraderas. También se utiliza para hacer tallas de madera, vigas y otros productos en los que es importante la calidad y fuerza. En el pasado se ha empleado para fabricar herramientas y armas (por ejemplo, hachas y lanzas).

  • Ejemplos de maderas duras son el roble, nogal, arce (maple), cerezo, encina, olivo, castaño, caoba y olmo.