Tipos de leche para el café y el té

01
de 06

Bebidas vegetales y clases de leche existentes para añadir al café y té

Tipos de leche para añadir el café o té
Tipos de leche para añadir al café o té. Sujata Jana/EyeEm/Getty Images

El café, el té y las infusiones pueden tomarse solas o acompañarlas de leche, azúcar y otro tipo de aderezos. Muchas culturas, como las asiáticas, prefieren tomar el té verde sin leche ni azúcar, en cambio, otras como la inglesa siempre añaden leche y azúcar a su té negro.

En el caso del café es todavía más habitual, el café con leche, cortado, capuchino y muchos otros se elaboran con leche de vaca y son muy consumidos en todo el mundo, pero. ¿Es la única leche que podemos añadir al café o té?, ¿es la más adecuada?, ¿tenemos más opciones?

Existen las denominadas leches vegetales, pero no son en realidad leche, ya que ese término define la secreción nutritiva que emanan los mamíferos, incluidos los humanos, para amamantar a sus crías. Se trata pues de bebidas vegetales pero que debido a su similitud de color y consistencia se les conoce como leches o bebidas vegetales. Además, pueden sustituir a la perfección a la leche de vaca u otro animal.

02
de 06

Leche de avena: nutritiva y excelente para los nervios

Bebida vegetal de avena de cultivo ecológico. Imagen © www.vegamercat.com

Una de las mejores leches vegetales por sus grandes propiedades para la salud, es quizás la más indicada para sustituir a la leche de vaca con el café o el té, aunque eso depende del gusto particular de cada uno, hay personas que prefieren la de almendras o cualquier otra leche vegetal en su lugar.

La avena refuerza el organismo, tiene una completísima combinación de proteínas vegetales, con nueve aminoácidos esenciales. A su vez, también contiene hidratos de carbono de absorción lenta; minerales y vitaminas del grupo B y E.

Protege los intestinos por su contenido en sustancias mucilaginosas y porque enriquece la flora.

Fortalece el sistema nervioso. Es ideal para personas ansiosas, depresivas o con insomnio.

Es diurética, muy digestiva y ayuda a perder peso.

Además, es buena para el colesterol, baja el malo y sube el bueno,

En general, la leche de avena es un auténtico tesoro alimenticio. En la actualidad algunos pediatras están aconsejando sustituir la leche de vaca por la de avena para los niños, por sus cualidades para reforzar la inmunidad y potenciar la concentración.

03
de 06

Leche de almendras: fuente de ácido linoleico

Es una de las leches vegetales más conocidas a nivel popular, sobre todo para la gente de más edad. Es también una fuente de salud importante, ya que contiene minerales y vitaminas B1, B2 y E.

Entre sus propiedades también coincide en muchas con la avena. Es digestiva, ayuda a reducir el colesterol, refuerza el sistema inmunitario y es antioxidante.

Se recomienda para los casos de intolerancia a la lactosa, problemas digestivos y en algunos casos para los diabéticos en sustitución de la leche de vaca.

04
de 06

Leche de arroz: la bebida digestiva

Bebida vegetal de arroz. Imagen © H Navarro

Probablemente, es la bebida más digestiva que existe, muy ligera y de sabor suave. Está aconsejada en casos de gastritis, acidez, colon irritable, enfermedad de Crohn y resto de dolencias en el estomago y los intestinos.

Por otra parte, es muy buena para los niños y adultos que no toleren la lactosa, así como para las mujeres embarazadas.

Ideal para tomar en casos de dietas para perder peso, ya que posee muy poco contenido calórico y es baja en sodio.

05
de 06

Leche de vaca: la más habitual para el café o té

Vaso de leche de vaca. Imagen © Sprogz

Este tipo de leche es el más conocido y consumido. De forma general es la leche que se utiliza para añadir al café, en cualquiera de sus variantes o recetas. También para el caso del té negro, que es el tipo más habitual para mezclar con leche.

Para muchas personas no existe otra leche que se pueda utilizar, pero parece ser que están equivocados, existen las leches vegetales, que según los naturistas, veganos, incluso muchos doctores de medicina tradicional y más especialistas, son más naturales, sanas y ligeras. Pero antes vamos a ver las diferentes variantes de la leche de vaca.

  • Leche entera. Es la leche con toda su nata y lactosa. Es la más calórica y grasa.
  • Leche semidesnatada. En este caso se elimina parte de su nata.
  • Leche desnatada. Este tipo se le quita toda la parte grasa de la leche.
  • Leche sin lactosa. Desde hace un tiempo, han salido al mercado las leches sin lactosa, para las personas intolerantes a ella.
  • Leche con suplementos. Llevan unos años comercializándose las leches con algunos tipos de complementos alimenticios o enriquecidas, como el caso de leche con omega3, con otros ácidos grasos, con calcio y muchas más.

06
de 06

Otras bebidas vegetales para sustituir a la leche de vaca

Horchata de chufa de Valencia, España. Una bebida vegetal muy sana y nutritiva, que puede sustituir a la leche de vaca. Imagen © horchatadevalencia.com

Existen más bebidas vegetales que pueden sustituir a la leche de vaca para añadir al café o el té, todas ellas muy saludables y mucho más naturales. Tenemos de soja, quínoa, kamut, avellanas y muchas otras, entre las que se encuentra la denominada “horchata”, que es una bebida vegetal procedente de la chufa, un tubérculo lleno de propiedades curativas y regenerativas. Esta bebida es muy típica en España, tiene un sabor muy agradable y se bebe, sobre todo, en verano bien fresquita, pero también se puede utilizar como sustituto de la leche de vaca.