Tipos de contaminación

Hay muchos tipos de contaminación que afectan al medio ambiente y a nuestra salud también. ¿Cuántos tipos de contaminación conoces?

El mal manejo de la basura es una fuente de la contaminación del suelo.
El mal manejo de la basura es una fuente de la contaminación del suelo. Sara Rosso/Getty Images

La contaminación del suelo es la degradación de la superficie de la tierra. El suelo es un ecosistema completo lleno de hongos, plantas, animales, bacterias y otros microorganismos que forman una parte indispensable del ciclo de nutrientes y que son insustituibles en la cadena alimenticia. El mal uso del suelo y la contaminación que provoca alteran el equilibrio de este ecosistema, dañando o hasta eliminando su habilidad de cumplir su función ecológica. La contaminación del suelo puede ser visible (como la basura en la foto) o invisible (contaminación química o degradación biológica). El suelo se contamina principalmente debido a las prácticas agrícolas dañinas, la explotación mineral y el mal manejo de los desechos industriales y urbanos. Algunos de los contaminantes del suelo más comunes incluyen los pesticidas, herbicidas, fertilizantes químicos, metales pesados, químicos industriales, productos de petróleo, efluente de origen humano o animal, y desechos sólidos (basura no biodegradable, por ejemplo los plásticos y poliestireno).  Sigue leyendo »

Contaminación del agua provocada por una mina.
Contaminación del agua provocada por una mina. iLoveMountains.org (Flickr)

La contaminación del agua incluye la contaminación de los ríos, lagos, reservas de agua subterráneas, mares y océanos.

La contaminación del agua en los mares y océanos se denomina la contaminación marina.

Los contaminantes del agua pueden ser biológicos, químicos, físicos o térmicos. 

  • Contaminación del agua por agentes biológicos: Las enfermedades transmitidas por el agua como la tifoidea y la cólera son agentes biológicos que pueden contaminar el agua. Otro tipo de contaminación por agentes biológicos ocurre cuando una sustancia natural entra el agua en cantidades mayores a lo que pueden procesar los microorganismos acuáticos, en este caso el contaminante acapara el oxígeno en el agua, provocando una "zona muerte" donde dejan de existir los organismos aeróbicos que normalmente la habitarían. Este tipo de contaminación es común en lugares donde el efluente de granjas industriales o plantas de tratamiento de aguas negras es vertido en un cuerpo de agua.
  • Contaminación del agua por agentes químicos: Los pesticidas, fertilizantes, herbicidas, farmacéuticos tirados al inodoro, productos de petróleo, metales pesados, productos de limpieza, residuos industriales, detergentes, etc. son algunos de los químicos que más comúnmente contaminan el agua.
  • Contaminación del agua por sedimentos: Cuando llueve mucho o hay inundaciones, partículas de tierra y basura que están en la tierra se llevan a los cuerpos de agua. En la naturaleza, los manglares y la vegetación que crece en las orillas de los ríos y lagos ayuda a minimizar la cantidad de sedimentos que llegan al agua cuando llueve, pero la planificación urbana inadecuada permite que los sedimentos lleguen al agua en cantidades mucho mayores.
  • Contaminación térmica: Las plantas de energía nuclear y algunos procesos industriales utilizan grandes cantidades de agua para enfriar los reactores y otra maquinaria. Luego vuelven a vertir el agua caliente a su lugar de origen. Aunque el agua esté "limpia", el cambio de temperatura altera el ecosistema acuática y provoca daños a los organismos vivos.
Sigue leyendo »
03
de 08

Contaminación del aire

El humo de las fábricas es un tipo de contaminación del aire.
El humo de estas fábricas es un tipo de contaminación del aire. otodo (Flickr)

La contaminación del aire incluye cualquier sustancia dañina llevada por el aire, sea sólida, líquida o gaseosa. La fuente principal de la contaminación del aire es la quema de los combustibles fósiles y otros procesos de combustión, pero otros contaminantes del aire provienen de procesos industriales como la minería y la manufactura de ciertos materiales. Los contaminantes del aire se llevan grandes distancias con el viento, provocando conflictos políticos.

La contaminación del aire también abarca algunos problemas globales específicos:

  • El calentamiento global: El aumento de la temperatura atmosférica global debido a la acumulación de los gases de efecto invernadero.
  • El agujero en la capa de ozono: Algunos químicos producidos por el hombre causan una reacción en el atmósfera que ha provocado un hoyo en la capa de ozono, la cual tiene una función importante en la regulación de la temperatura atmosférica y también nos protege de la radiación ultravioleta proveniente del Sol.
  • La lluvia ácida: Las partículas contaminantes del aire afectan el pH de la lluvia, creando la lluvia ácida. La lluvia ácida es cualquier tipo de precipitación con un pH menor que lo normal, sea lluvia, nieve, granizo o niebla. La lluvia ácida afecta la biología del suelo y perjudica la flora y fauna.
La contaminación de interiores no es fácil de detectar a simple vista.
Muchos tipos de contaminación se acumulan adentro de los edificios. Robert Warren/Getty Images

El interior de las casas y edificios acumula los contaminantes del aire exterior, junto con los gases emitidos por los muebles, aparatos domésticos y materiales de construcción; microorganismos dañinos como los ácaros, las esporas de moho y enfermedades infectuosas; y los gases provenientes de los productos de higiene y limpieza (aromatizantes, productos de limpieza, perfumes y productos de belleza). Es indispensable mantener una buena circulación del aire para evitar problemas de salud debido a la contaminación de interiores. Espacios que representan un desafío especial para evitar la contaminación del interior incluyen aviones, hospitales, oficinas, escuelas y edificios viejos. Los niños son especialmente susceptibles a sufrir daños por la contaminación de interiores.

La contaminación de interiores es la única causa del Síndrome de Edificio Enfermo. Sigue leyendo »

El ladrido de los perros de los vecinos es un tipo de contaminación acústica.
El ladrido de los perros de los vecinos es un tipo de contaminación acústica. Funky illustrations from Holland/Getty Images

El exceso de ruido y la existencia del ruido constante constituyen la contaminación acústica (también conocida como la contaminación por ruido). Reduce la calidad de vida, aumenta la presión de sangre y el riesgo cardiáco, y provoca trastornos del sueño, comportamientos agresivos y problemas psicológicos. También causa problemas para la vida silvestre, reduciendo su habilidad de sobrevivir. La contaminación por ruido se considera un tipo de contaminación del aire. Sigue leyendo »

Contaminación lumínica
Contaminación lumínica. Timo Newton-Syms (Flickr)

La contaminación lumínica es la contaminación de la oscuridad nocturna con la luz artificial.

La oscuridad es esencial para muchos procesos biológicos, incluyendo el buen funcionamiento de nuestro ritmo circadiano. Sin embargo, parece que estamos obsesionados con la luz: donde haya gente, la luz artificial penetra la oscuridad, alterando o eliminando la noche. Aparte de ofuscar las estrellas y desperdiciar energía, el uso excesivo de las luces artificiales perjudica la salud humana y la supervivencia de los animales nocturnos y migratorios. Un ejemplo bastante conocido es el de las tortugas marinas que utilizan la luz de la luna para guiarse al mar cuando nacen. Las luces artificiales de los hoteles costeros desorientan a las tortugas recién nacidas, resultando en su muerte. La contaminación lumínica se puede reducir a gran medida utilizando luces bien diseñadas para que la luz no se extienda fuera del área donde se necesita. Sigue leyendo »

07
de 08

Contaminación radiactiva

Contaminación radiactiva
Contaminación radiactiva. Surian Soosay (Flickr)

La contaminación radiactiva es un aumento en los niveles de radiacion debido a causas naturales o artificiales. Hay dos tipos de radiación (y, por lo tanto, dos tipos de contaminación radiactiva): la radiación ionizante y la radiación no ionizante.

  • La radiación ionizante puede provocar cambios al ADN y es biológicamente dañina. La radiación proveniente de una explosión nuclear es un ejemplo de la radiación ionizante. Algunas fuentes de contaminación radiactiva ionizante incluyen la producción y uso de energía y armas nucleares.  
  • La radiación no ionizante no tiene la energía suficiente para alterar el ADN. Las ondas de radio y las ondas electromagnéticas emitidas por los celulares son ejemplos de radiación no ionizante.

Aunque la radiación no ionizante no altera la ADN de los seres vivos, existe algo de preocupación con respecto a los daños que podría provocar a través del tiempo, especialmente como nos vamos rodeando cada día más con aparatos emisores de ondas electromagnéticas.

08
de 08

Contaminación por ondas electromagnéticas

Un ejemplo de la contaminación por ondas electromagnéticas.
El celular emite y recibe ondas electromagnéticas. Oliver Burston/Getty Images

La contaminación por ondas electromagnéticas es un tema relativamente nuevo que va captando la atención del público y de los científicos. Las ondas electromagnéticas son emitidas por los aparatos de telecomunicaciones como el teléfono inalámbrico, celular, tablet, radio, microondas, cualquier aparato con bluetooth, modem, satélites, etc. La contaminación por ondas electromagnéticas (también llamada electrosmog) abarca todas las ondas emitidas por estos aparatos que nos rodean. Normalmente no ponemos mucha atención a este tipo de contaminación porque no podemos percibir las ondas electromagnéticas con ninguno de nuestros cinco sentidos, sin embargo es posible que estén afectando nuestros cuerpos. Algunos estudios indican que perjudican a los animales, especialmente las aves.