Tigres, leones, pumas: los primos de tu gato y sus semejanzas

gata_primos.jpg
Características como marcar territorio y largas horas de sueño las comparte con sus primos en la selva. Foto: Glorimar Anibarro

Tu gato es sin duda el rey de la casa. El creerse jefe no comienza cuando lo adoptas; es parte de su herencia felina. Porque aunque se sienta único en su clase, el gato doméstico tiene primos de mayor tamaño y agresividad, pero comparten una misma actitud.

Las semejanzas entre tu minino y sus primos tigres, leones, guepardos y pumas son asombrosas. La genética los ha adaptado a sus respectivos hábitats, pero manteniendo características intactas.

• Cuerpo diseñado para cazar: La estructura ósea de los felinos es casi idéntica y diseñada con el mismo propósito, ser excelentes cazadores. 

• Todos tienen 5 dedos en sus patas delanteras y 4 en las traseras. La excepción es el gato de seis dedos.

• Todos caminan como ballerinas en la punta de sus patas para evitar el hacer ruido al caminar y asustar a la presa. 

• Con la excepción del guepardo, todos los felinos tienen la habilidad de esconder sus uñas y sacarlas únicamente cuando es necesario. 

• Comparten la misma dieta carnívora: Tu minino no necesita cazar para alimentarse, pero su dieta, igual a la de sus primos en la selva, sigue siendo estrictamente carnívora. Muchos de los alimentos para gatos que se consiguen en los supermercados fallan en este detalle, incluyendo más carbohidratos y hasta vegetales en la mezcla con la idea de que suene más apetitoso, cuando la realidad es que nada de esto alimenta al gato.

Por esta razón la llamada "dieta de carne cruda" está tomando auge entre los dueños de gatos. Recuerda que si decides alimentar a tu minino como todo un león, consulta primero con el veterinario.

• Marcan territorio: Los felinos son muy territoriales. A ninguno le gusta compartir su lugar. Para mantener a todos fuera de su área, orina o defeca creando una olorosa verja con mensaje: "este lugar es mío".

El gato domesticado tiene las mismas costumbres, pero aprendimos que al esterilizarlo, su necesidad de marcar el dormitorio baja considerablemente. 

• Horarios similares: El gato te despierta al amanecer para luego dormir el resto del día. No lo hace para molestar, esto tiene un propósito. Los gatos salvajes cazan el amanecer y al anochecer, cuando no es tan sencillo ser vistos y sus presas no están completamente alertas. Sus fabulosos sentidos de vista y audición les dan la ventaja. Tu gato tiene su comida asegurada, pero sus costumbres siguen vigentes.

• Colores como camuflaje: El gato doméstico viene en una variedad de colores, algunos con manchas o franjas; otros de color sólido. Sus primos presentan colores similares que sirven como camuflaje para protegerlos de otros peligros en sus respectivos hábitats. 

• El león vive en la sabana africana, su color arena sólido lo confunde con la tierra.

• El guepardo vive el la selva, sus manchas lo mezclan con la flora espesa del lugar.

• ¿Ronronean o rugen? Tu minino ronronea. Pero comparte esta característica solamente con el puma. El resto de sus primos rugen. La diferencia la provee el hueso hioides. Cuando está hecho de cartílagos provee flexibilidad de movimiento, permitiendo que la voz salga fuerte como rugido.

Pero cuando es puro hueso, su estabilidad impide el sonido y lo que escuchamos es el famoso ronroneo felino.

• Primos más cercanos: De todos sus familiares salvajes, es el tigre quien comparte el 95.6% de su DNA con tu gato doméstico. El número es asombroso. Literalmente tienes un tigre en casa. Estás advertido. Sálvese quien pueda.