Tienes que probar el aceite de coco

Getty Images

Seguramente has escuchado a tu abuelita hablar sobre lo beneficioso que puede ser el aceite de coco para la piel y el cabello. Un dato que está ganando mucha popularidad en estos días, ya que especialistas en belleza recomiendan este aceite para fortalecer y mejorar el cabello. Y si te cuesta creerlo, debes saber que los beneficios del aceite de coco son los únicos probados científicamente.

En otras palabras, cada vez que aplicas aceite de coco a tu melena tienes por garantizado que obtendrás brillo y humectarás tu cuero cabelludo, evitando la caspa o la soriasis, gracias a las propiedades antibacteriales que contiene este aceite aromático.

Además de mejorar tu cabello, el aceite de coco reducirá tu estrés porque su aroma disminuye la fatiga mental. En otras palabras, cada vez que acondiciones tu cabello con aceite de coco también mimarás tu “cabecita” que puede estar a punto de estallar con tanto estrés y preocupaciones.

Como todo procedimiento de belleza debes seguir ciertas restricciones para que logres un buen resultado.

1. Debes conseguir un aceite de coco virgen que no contenga olor y otros ingredientes artificiales.

2. Si puedes hacer tú misma el aceite en casa, contarás con la seguridad de aplicarte un aceite puro.

3. La mejor manera de usarlo sin que deje residuos de grasa es aplicarlo como lo hacen en Filipinas, donde se usa el aceite de coco antes del primer lavado de champú. Para esto echa un poco de aceita en tus manos y espárcelo por todo el cabello y masajea el cuero cabelludo por unos dos a tres minutos. Déjalo por 10 o 15 minutos.

Mientras tanto puedes afeitarte tus piernas, exfoliar la piel de tu cuerpo y tus talones. Luego enjuaga tu cabello y procede a lavar tu cabello como de costumbre.

5. El aceite de coco es recomendado para todo tipo de cabello, aún cuando haya sido procesado con tintes, alisados, queratinas y permanentes.

También puedes aplicar leche de coco a tu cabello y dejarla puesta por unas dos horas (tras cubrir tu cabeza con un gorro o bolsa plástica). Esta leche la consigues enlatada en la sección de productos latinos o tailandeses. Cuando compres la lata de leche asegúrate que por lo menos un 80 por ciento de su contenido sea lecha pura. Ya que muchas marcas mezclan la leche con agua.

Cabe indicar que aunque el aceite de coco es uno de los productos naturales con mejor nutrición para el pelo no es milagroso cuando hablamos de pelo maltratado o puntas abiertas y quemadas. La única manera de deshacerte por completo del cabello quebradizo es cortando las pulgadas que sean necesarias.

Mascarilla de aceite de coco y otros productos naturales: En un envase hondo mezcla dos cucharadas de aceite de coco virgen, dos cucharadas de yogur sin sabor (leche entera) y una cucharada de miel pura. Agita la mezcla de lado a lado hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado bien. Aplícala la mezcla sobre el cabello recién lavado y mojado. Déjala por unos 15 minutos y luego retírala con agua templada.

Personalmente prefiero usar el aceite de coco antes de lavar mi cabello porque si lo uso como mascarilla tiende a quedar algo grasoso.

(Ya que dos lavadas con champú eliminan el exceso de grasa). Te sugiero que pruebes las dos maneras hasta encontrar la más que favorezca tu cabello. Al ser un producto tan grasoso es bueno que para comenzar lo apliques poco a poco. Y si tu cabello es grasoso no se recomienda que lo uses a menudo.

Lo último en aceite de coco:

Ya no solamente se habla de lo beneficioso que es el aceite de coco para el cabello, sino que es el único aceite científicamente probado que puede penetrar la hebra del cabello. Y gracias a que puede entrar al cabello es que lo puede fortalecer y reparar de adentro hacia afuera. A diferencia de otros aceites que no penetran la hebra de cabello, el aceite de coco logra penetrar desde la raíz hasta la punta.