Textos cientificos

Definición, características y ejemplos

Pagina de revista cientifica
Los textos puramente científicos son publicados mayormente por revistas altamente especializadas cuya difusion es para un público específico. Fernando Augusto Barbosa Silva / Wikimedia Commons

El texto científico es aquel en el que presenta el desarrollo de un contenido de forma sistemática, producto de una investigación, y en el que se aportan pruebas y resultados acerca del tema central. Aunque cada texto científico ajusta el lenguaje a sus propias necesidades, lo cierto es que, en general, todos los textos científicos usan orden expositivo, coherencia, y argumentación para ilustrar al lector su objetivo.

En pocas palabras, el texto científico comunica conocimiento de una manera rigurosa.

El adjetivo "científico" significa, justamente, que cualquier texto que pueda ser considerado parte de este género, debe de reunir ciertas características formales, propia de toda ciencia.

Existe una gran variedad de textos científicos, desde los manuales que se utilizan en las escuelas, hasta los complejos escritos de grandes autores como Darwin, pasando por manuales de instrucciones de autos o electrodomésticos, todos ellos en menor y mayor medida pueden ser definidos como textos científicos, aunque se trate de obras muy diferentes en el estilo y en la finalidad que persiguen.

Características del Texto Científico

  • Escritura formal y objetiva: el lenguaje que se emplea es técnico; quiere decir que las palabras y expresiones son propias del área de la que se escribe y no hay lugar para opiniones personales. 
  • Orden sistemático: el desarrollo de la obra seguirá un orden coherente, desde la introducción del tema, pasando por la exposición de los argumentos y luego las conclusiones. Por ejemplo, si un texto científico quiere hablar sobre el problema de la contaminación del agua, podría empezar con una introducción que explique en qué consiste dicho fenómeno, para luego ir profundizando en sus causas y en las posibles soluciones.
  • Investigación, documentación y rigor: el contenido se funda en información veraz y verificable y debe respaldar la tesis que se expone, exponiendo la verdad y no acomodarse a las necesidades del científico que elabora el texto. 
  • Lenguaje claro y preciso: el lenguaje del texto científico debe ser simple en su sintaxis, y no dar lugar a interpretaciones subjetivas 
  • Argumentos verificables y universales: quiere decir que todo lo que se exponga debe tener un respaldo de investigación que lo corrobore, y debe ser comprendido por cualquier persona que entienda del tema. 
  • Diagramas y gráficas: dada la densidad de este tipo de textos, la incorporación de gráficas y diagramas, o cualquier ayuda gráfica que ilustre el tema, es común en el texto científico a manera de herramienta adicional. 
  • Carácter colaborativo: es muy usual que los textos científicos cuenten con más de un autor.
  • Lista de referencias: al final del texto aparecen entonces la bibliografía de otros textos científicos de dónde se obtuvo información o se hicieron citas. Esto la da crédito a otros científicos que ya hubiesen abordado del tema. 

Importancia del texto científico en el ámbito escolar

Aprender a redactar un texto científico es de suma importancia en el ámbito escolar.

Todo el conocimiento que se adquiere en esa etapa proviene de las ciencias pertenecientes a diversas disciplinas como las ciencias de la salud, ciencias sociales, matemáticas, y ciencias físicas y químicas entre otras. Siempre que se deba realizar alguna investigación en esas áreas, probablemente haya que mostrar los resultados a través de un tipo bastante común de texto científico-académico: la monografía. Lo importante es exponer los argumentos de manera ordenada y coherente, usando información verificable y un lenguaje preciso que no de lugar a interpretaciones subjetivas. 

Por otra parte vale la pena anotar la diferencia entre el texto científico divulgativo, que quiere dar a conocer al público general algún tema propio de la ciencia, y  el texto ​​​puramente científico, que no siempre tiene una finalidad divulgativa.

Ejemplos de textos científicos

Existe una extensa variedad de escritos científicos. Muchos de ellos se diferencian por el lenguaje empleado y por la finalidad que persiguen. Un artículo de wikipedia no tiene el mismo fin que un escrito de Darwin. Sin embargo, ambos pertenecen al género mayor, es decir, son textos científicos.

Ejemplo 1: Extracto del Origen de las especies de Charles Darwin

"Cuando comparamos los individuos de la misma variedad o subvariedad de nuestras plantas y animales cultivados más antiguos, una de las primeras cosas que nos impresionan es que generalmente difieren más entre sí que los individuos de cualquier especie en estado natural; y si reflexionamos en la gran diversidad de plantas y animales que han sido cultivados y que han variado durante todas las edades bajo los más diferentes climas y tratos, nos vemos llevados a la conclusión de que esta gran variabilidad se debe a que nuestras producciones domésticas se han criado en condiciones de vida menos uniformes y algo diferentes de aquellas a que ha estado sometida en la naturaleza la especie madre."

Ejemplo 2: En este caso las definiciones que provee el diccionario de la  Real Academia Española son explicaciones objetivas, cortas, concisas y explícitas de un concepto.

Ejemplo 3: Este texto científico sobre migración de aves es un aparte de la introducción de un artículo científico en el que, primero, se plantea la hipótesis sobre la cuál trabaja el investigador, luego se presenta una síntesis de la recopilación bibliográfica con la que se va a trabajar y, finalmente, se expone la manera en la que el investigador va a analizar los fenómenos migratorios en la región de la Orinoquía relativos a las aves neotropicales.