Tés helados de frutas para adelgazar

01
de 04

Infusiones frías de frutas para depurar y perder kilos

Los tés helados con frutas aportan vitaminas y son muy refrescantes. Imagen © fabulousfabs

Todos sabemos los beneficios que aportan las frutas frescas, contienen muchos antioxidantes, vitaminas, minerales, fibra alimentaria y son uno de los pilares básicos para una alimentación saludable. A la hora de elaborar infusiones o tés puedes añadirlas para enriquecer el sabor y las propiedades de la bebida.

Además, si lo que se busca es adelgazar o depurar el organismo, nada mejor que añadir algunas frutas recomendadas para esta función.

02
de 04

Té verde helado con naranja y piña

Sabroso té verde helado con piña y naranja fresca. Imagen © bvalium

La naranja aporta unas 50 calorías, aproximadamente, por unidad, además de contener alta cantidad de vitamina C, fibra y calcio, entre otros beneficios.

Por su parte, la piña es muy baja en calorías y beneficiosa para la circulación, la acidez de estomago y los gases, entre otros. Se utiliza mucho para tratar problemas de obesidad, gracias a su efecto diurético y depurativo del organismo.

La piña contiene una enzima llamada bromelina que rompe las proteínas y ayuda a realizar la digestión. Se encuentra en el tallo y en el jugo de la piña natural y se le atribuyen muchas otras propiedades, pero que científicamente parecen no estar probadas.

Por tanto, la unión del té verde con estas frutas, confieren a la bebida un perfecto aliado para depurar el organismo y ayudar a la pérdida de peso, de una forma natural y beneficiosa.

Ingredientes:

  • ½ taza de infusión de té verde
  • 1 naranja
  • 1 rodaja de piña natural
  • Hielo picado
  • Una ramita de hierbabuena o menta
  • azúcar o edulcorante (optativo)

Preparación:

En un vaso pon las frutas cortadas a trozos, excepto media naranja.

Realiza la infusión del té verde.

Vierte el té, aún caliente en las frutas, remueve, tapa y deja que repose unos minutos.

Extrae el zumo de media naranja y lo echas junto al té con las frutas.

Añade el hielo picado y mezcla bien.

Pica la ramita de hierbabuena o menta y la introduces en la bebida. Si lo prefieres, puedes dejarla entera.

Este té helado es recomendable tomarlo sin añadir azúcar, ya que las frutas contienen fructosa natural y el té verde es preferible tomarlo solo, pero si te gusta el sabor más dulce puedes añadirle un poco de azúcar o edulcorante sin calorías.

03
de 04

Té de hibisco helado con frutos rojos

Bebida refrescante, repleta de antioxidantes y que ayuda a perder kilos. Agua de Jamaica o té de hibisco helado con deliciosos frutos rojos. Imagen © kanko

El agua de Jamaica o té de hibisco, también es una planta medicinal con propiedades adelgazantes y depurativas del organismo. Su fama para perder peso es extensa, sobre todo, en México y Estados Unidos.

Por su parte los frutos rojos proporcionan gran cantidad de antioxidantes y muchos beneficios para la salud. La combinación de todos los ingredientes generan un alto poder anti radicales libres y depurativo.

Ingredientes:

  • 1 taza de té de hibisco
  • Frambuesas, moras, fresas y arándanos, al gusto
  • 1 ramita de hierbabuena o menta
  • Hielo picado o en cubitos
  • Azúcar o edulcorante (optativo)

Preparación:

Elabora la infusión de agua de Jamaica y reserva.

En un vaso pon las frutas y le viertes el té caliente, para que desprendan sabor las frutas. Dejas que repose unos minutos.

A continuación viertes el hielo y la ramita de hierbabuena.

04
de 04

Té rojo Pu Erh helado con naranja, manzana y melón

Refrescante bebida repleta de vitaminas y que ayuda a perder kilos. Té rojo Pu Erh helado con frutas frescas. Imagen © e.t

La fama de quemador de grasas del té rojo es cada día más extensa. Es el tipo de té con más adeptos para la pérdida de peso. A su vez, los frutos que acompañan a este té helado, son muy recomendables en casos de dietas de adelgazamiento por sus escasas calorías, además de sus muchos beneficios.

Ingredientes:

  • 1 taza de té rojo Pu Erh
  • Una rodaja de naranja, manzana y melón
  • Hielo picado o en cubitos
  • Azúcar o edulcorante (optativo)

Preparación:

En un vaso vierte las frutas troceadas.

Elabora el té rojo y vierte caliente encima de las frutas frescas.

Tapa y deja unos minutos de reposo.

A continuación vierte el hielo y remueve.