Té sencha y otros tipos de té verde japonés

Las clases más conocidas de té verde en Japón: té sencha, matcha y más

Tipos de té japonés
Tipos de té verde japonés. Brian Kennedy/Getty Images

Todos los tipos de té proceden de la planta del té, llamada Camellia Sinensis, a excepción de algunos casos en que se denominan té cuando, en realidad, no lo son, como el té rooibos, o cuando se cita a cualquier tisana de planta medicinal como té.

Los tres grandes grupos de tipos de té son: el té negro, el té rojo y el té verde, pudiendo existir dentro de cada uno de ellos, subtipos o mezclas. Por tanto, al venir de la misma planta, la diferencia estriba únicamente en la forma de procesar sus hojas.

De todos ellos, el té más suave y menos fermentado es el verde y sus diferentes variantes. Es el tipo de té consumido mayoritariamente por los asiáticos. En China y Japón, todas las casas disponen de té verde, que siempre ofrecen a las visitas, y en los restaurantes lo sirven antes y después de la comida.

Dentro del té verde, tenemos diferentes tipos dependiendo la región en que ha sido cultivado y producido, o el método particular de procesado y apariencia final del té.

 

Tipos de té verde japonés

 

  • Té sencha: el más utilizado en Japón

Es el té más popular en Japón, representa casi el 90% de todo el té verde del país. Se procesa inmediatamente después de su recolección. Para ello utilizan vapor y aire caliente, después lo enrollan varias veces hasta que parecen agujas. Se debe preparar con agua caliente, sin que llegue a hervir, y su sabor es ligeramente astringente.

  • Té macha o matcha: el té verde en polvo

    Es un té especial y probablemente el mejor de todos. Es el tipo que utilizan para la ceremonia japonesa del té. Para su elaboración se utilizan las mejores hojas de té sencha, a las que se les quitan las nervaduras, se secan y se muelen a la piedra hasta reducirlas a polvo fino.

    La preparación de la infusión es de una forma muy particular.

    Se deposita el polvo del té en el recipiente, se echa agua caliente y se agita con un batidor de varillas de bambú, hasta que se adquiere la consistencia deseada. Se bebe directamente, sin colar. Su sabor es muy diferente del resto, su color verde oscuro y tiene un sabor astringente.

    • Té Gyokuro: una exquisitez

    Junto con el tipo macha, el té Gyokuro es uno de los más finos y caros. Se elabora con las mejores hojas de la planta, a la que se cubre con cañizos de bambú para protegerla del sol, por lo que al recibir poca luz, su contenido en taninos es muy bajo y su sabor muy suave.

    • Té Bancha: el de cada día

    Es uno de los tés japoneses más sencillos, para su elaboración se utilizan hojas más viejas y rotas, por lo que resulta un té de calidad inferior. Es el té cotidiano, el que beben a diario en su país de origen. Tiene un color amarillento y su sabor es algo astringente.

    • Té Genmaicha: el té con arroz

    Se elabora mezclando té sencha o bencha con arroz integral tostado. Esta peculiar combinación o mezcla, ofrece como resultado un sabor muy especial, que recuerda a las palomitas de maíz.

    • Té Gabalong: bebida terapéutica

    Se utiliza en Japón con fines terapéuticos, probablemente porque este té tiene muchas de las sustancias que confieren al té su fama de bebida sana.

    Resulta una infusión suave y de aroma muy fino.

    • Té kukicha: una especialidad japonesa

    Es un apreciado té, muy suave y de aroma fresco. En su elaboración se incluye también los peciolos y las panículas de las hojas. Su infusión es de color amarillo claro.

    Dentro del tipo de té verde existen algunos subtipos más, aunque ciñéndonos al japonés aquí están expuestos los más conocidos y representativos. Uno de los más importantes, dentro del té verde, es el té blanco, conocido por sus altas propiedades, pero es un tipo de té chino.