Tatuajes de muñeca Matrioska, conoce su leyenda y simbolismo

Foto Flickr (copyright galería de MANUEL)

Para todo tatuaje que quieras realizarte es indispensable conocer el significado que posee y llevarlo más allá. Como tatuaje, una matrioska es un diseño con mucho simbolismo, y es interesantísimo saber qué tipo de leyenda o historia lleva detrás. 

En este aspecto, las muñecas rusas tienen mucho que contar.

El significado de las muñecas Matrioska se refiere a la muñeca como a la abuela que en realidad es nombrada Babushka.

Una verdadera muñeca de este tipo es una muñeca rusa de madera que tiene en su interior diversas muñecas iguales también de madera que se van abriendo por la mitad para ir sacando otra de menor tamaño pero de igual aspecto.

A menudo se representan con una rosa en su delantal para simbolizar la feminidad. De hecho, son un símbolo de la seducción y el orgullo femenino. Pero, con sus múltiples réplicas, son también una buena manera de recordar su lugar en la familia y la amistad.

Lo que cuenta la leyenda

Había un carpintero ruso que poseía el don de crear obras de arte con sus manos. Un día, se adentró en el bosque para buscar madera y poder tallar, pero todos los troncos de árbol que encontraba estaban mojados y no le servían.

Entonces fue cuando el carpintero ruso encontró un árbol perfecto en su forma.

Durante días se levantaba y ponía a admirar la madera que había descubierto. Era tan bello que no sabía qué hacer con él hasta que por fin decidió tallar una muñeca.

Cuando terminó, la muñeca era tan bonita que decidió quedársela como compañera. Le puso por nombre Matrioska.

Día tras día, el campesino se levantaba y le daba los buenos días a la preciosa muñeca para después llevarse un buen rato contemplándola. Así día tras día hasta que una mañana la muñeca le contestó con un Buenos días, Serguei.

En lugar de asustarse, Serguei estalló de alegría con la voz de la muñeca. A partir de entonces mantenía charlas con la Matrioska. Un día la vio triste, así que le preguntó qué era lo que le ocurría.

La muñeca le respondió: Veo que todas tienen hijos e hijas y yo nunca podré tener ninguno. Me gustaría ser madre para no sentirme tan vacía.

Entonces el carpintero pensó en buscar una solución para el problema y le dijo a la muñeca:

Matrioska, la única manera de conseguir eso sería abriéndote y sacarte madera de tus entrañas, pero eso te va a doler mucho. La muñeca le respondió: No me importa, las cosas importantes de la vida siempre atañen grandes sacrificios.

Serguei , con mucho cuidado y delicadeza, vacío a Matrioska y talló una muñeca más pequeña e igual de hermosa. La llevó ante Matrioska y le dijo: Aquí está tu hija, la llamaremos Trioska.

No te pierdas: