Tallas Zapatos Niños y Bebés

Tabla conversión internacional con las distintas tallas y medidas niños.

©Candela Vizcaíno

Es una duda frecuente entre papás y mamás cuando intentan comprar zapatos para sus pequeños en las tiendas online: ¿Qué talla pedir? Pues, bien con la siguiente tabla, te será más fácil saber cuál es el número adecuado.

En primer lugar, tienes que tener claro qué medida es la que usa el fabricante: la europea, la americana o la del Reino Unido. A continuación, mide el pie de tu pequeño con una cinta.

Te dejo las mediciones en pulgadas y en centímetros para que te sea más fácil. Y, si tienes alguna duda, consulta las recomendaciones que te dejo en las siguientes páginas.

Aunque la tabla está distribuida por edades, éstas son solo orientativas. A partir de los doce o trece años, los pequeños asimilan las tallas de los adultos. Otra cosa son los modelos, ya que pocos zapatos de mujer son adecuados para niñas adolescentes que aún no ha completado su crecimiento.

Puedes consultar las medidas y las tallas de zapatos de mujer y también de hombres en este sitio. Si no visualizas correctamente la tabla, pica, por favor, en la imagen.

Tallas Zapatos Niños

Conversión tallas zapatos niños

Edad

Medida pie

Tallas zapatos

Cms

Pulgadas

Europa

Reino Unido

USA/Canadá

hasta 3 años

15 - 15,7

6.18"

25 - 26

7 ½ - 8 ½

8 ½ - 9 ½

4 años

16,4

6.46"

27

9

10

5 años

17,1

6.73"

28

10

11

6 años

17,7

6.97"

29

11

12

7 años

18,4

7.24"

30

11 ½

12 ½

8 años

19 - 19,7

7.76"

31 - 32

12 - 13

13 - 14

9 años

20,4

8.03"

33

1

2

10 años

21

8.27"

34

1 ½

2 ½

11 años

21,7

8.54"

35

2 ½

3 ½

12 años

22,4

8.82"

36

3 ½

4 ½

13 años

23

9.06"

37

4

5

14 años

23,7

9.33"

38

5 - 8

6 - 9

 

Si tu niño tiene el pie gordito y dudas entre dos números, decántate por el mayor.

Si vas a comprar en verano, por ejemplo, los zapatos colegiales, elige también en este caso un número más para que los zapatos duren toda la temporada.

Elige un número más en el caso de botas de agua o de nieve para que quepa con soltura un calcetín gordo de invierno.

No es recomendable que los pequeños “hereden” zapatos de diario. El calzado se amolda a la forma de pisar y moverse de sus usuarios. No facilitamos el debido desarrollo de su esqueleto (e, incluso, de la musculatura) con esta práctica. Es preferible ahorrar en otras prendas o en otras partidas del presupuesto familiar.

Los zapatos de ceremonia o con muy poco uso sí pueden valer para varios niños de la familia. Y aquí sí podemos dejar algunos modelos para hermanos, primos o hijos de amigas de menor edad.

Es mejor elegir un zapato de buena calidad, de piel auténtica y con suela que no resbale. El calzado de poca calidad propicia la aparición de hongos en los pies, no se adapta con soltura, hace rozaduras y no son confortables.

Si buscas los primeros zapatos para tu bebé, cuando empieza a dar los primeros pasos, las tallas son totalmente distintas. Puedes visualizarla en la siguiente tabla. Por favor, pica en la imagen para ampliar.

Elige modelos de zapatos de marcas especializadas que realizan investigación y desarrollan nuevos materiales adecuados al frágil esqueleto de los más pequeños.

Los pies de los niños muy pequeños crecen muy rápidos. Cambian de talla cada tres o cuatro meses.

El crecimiento se ralentiza a partir de los dieciocho meses.

Entonces, debes cambiar de talla por temporada: cada seis meses.

Sí puedes guardar (para hermanos, familiares, amigos o como recuerdos) los zapatos sin suela de los bebés. No se han deformado con el uso.

Esto nunca es válido para los zapatos de primeros pasos. A no ser que el niño los haya usado muy poco, no es recomendable para otro pequeño.