Suspender, hibernar y suspensión híbrida

Suspender-Hibernar-Suspension-Hibrida
Foto © GreekSauce, Deviantart

Hay diferencias importantes entre suspender, hibernar y la suspensión híbrida de un PC. Son tres tipos habituales de modos de ahorro de energía. En los tres, cuando tu equipo “despierta” te espera justo como lo dejaste, con los programas o archivos que tuvieras abiertos antes.

Conviene usar una u otra opción dependiendo del caso. Ve las ventajas e inconvenientes de cada una además de lo que las distingue.

Suspender

Es el modo de ahorro de energía más básico. Esta opción está disponible en casi cualquier PC, ya sea fijo o portátil. En general viene activada por defecto, el equipo entra por sí solo en suspensión pasado cierto tiempo. Antes de hacerlo, Windows guarda en la memoria RAM la configuración actual y los programas o archivos que tengas abiertos en ese momento.

VENTAJAS:

  • Al despertar el PC, vuelve muy deprisa a como tenías tus cosas antes de entrar en este modo de ahorro.
  • El PC suele tardar muy poco en entrar en suspensión cuando la activas o se activa sola.
  • Ahorra bastante energía o batería.

INCONVENIENTES:

  • Si se corta la electricidad o acaba la batería pierdes los documentos que no hayas guardado. Y el PC no se restaura a como estaba antes cuando vuelvas a encenderlo.
  • Ahorra menos energía que otros modos de ahorro.
  • Un apagado brusco por un corte de energía puede provocar fallos posteriores en el PC o Windows.

    CUÁNDO USARLA:

    Si no vas a utilizar tu PC durante hasta dos horas más o menos. IMPORTANTE: guarda todos los documentos que tengas abiertos ANTES de poner el equipo en suspensión. Si tienes un laptop portátil conviene también dejarlo conectado a la electricidad siempre que sea posible.

    Ve cómo...

    - Suspender (apagar o reiniciar) Windows 7, XP o Vista

    - Para apagar y suspender Windows 8 u 8.1

    - Apagar, reinciar o suspender Windows 10

    Hibernar

    Es un modo de ahorro de energía más avanzado. Se destina sobre todo a equipos portátiles pero también la incluyen equipos fijos. Hace que Windows guarde lo que está abierto en un archivo especial del disco duro además de en la memoria RAM. Al despertarse de la hibernación, tu PC vuelve a como estaba antes de entrar en ella.

    VENTAJAS:

    • Tus documentos y programas abiertos NO se pierden aunque se corte la energía o se gaste la batería.
    • Es el modo que más energía o batería ahorra.

    INCONVENIENTES:

    • El PC tarda más tiempo en entrar en hibernación. Porque antes tiene que hacer una copia en el disco duro de tus cosas abiertas.
    • Puede tardar más en restaurarlas cuando el equipo se despierta.
    • La copia de lo que tengas abierto ocupa espacio en el disco duro.

    CUÁNDO USARLA:

    Si no vas a utilizar tu PC durante varias horas o cuando tu batería dure poco. Es mejor apagar del todo tu PC si no piensas usarlo durante más de 4 horas o por ahí. Ve aquí cómo...

    - Activar la hibernación en Windows 7.

    - Activarla en Windows 8 u 8.1.

    - Habilitarla en Windows 10.

    Suspensión híbrida

    Es una mezcla de las dos anteriores. Se orienta sobre todo a equipos fijos aunque también puede encontrarse en portátiles. Hace una copia de lo que tengas abierto en el disco duro y en la RAM para poder volver a ello al despertarse el equipo.

    VENTAJAS:

    • Evita que pierdas tus cosas abiertas aunque se corte la electricidad o acabe la batería.
    • El PC suele despertarse más deprisa que con la hibernación.
    • Ahorra más energía o batería que la suspensión.

    INCONVENIENTES:

    • El equipo tarda más en entrar en ella que en la suspensión normal.
    • La copia de tus cosas en el disco duro ocupa espacio en él.

    CUÁNDO USARLA:

    En los mismos casos que la hibernación. La suspensión híbrida suele estar activada por defecto en los equipos fijos, si está disponible. En los portátiles en general está deshabilitada aunque el equipo la admita.

    Ve cómo...

    - Habilitar la suspensión híbrida en Windows 7.

    - Habilitarla en Windows 8 u 8.1.

    - Activarla en Windows 10.

    Cuando está activada el PC entra en suspensión híbrida de forma automática cuando eliges suspender el equipo.

    Cómo “despertar” el PC de esos modos de ahorro de energía

    Con frecuencia basta mover el ratón o pulsar Intro, Esc u otra tecla cualquiera.

    Aunque hay casos en que debe pulsarse el botón encendido/apagado, una tecla concreta o una combinación de ellas.

    Consulta el manual de tu placa o equipo si tienes dudas sobre cómo hacerlo en tu caso. O búscalo en Google poniendo algo como “salir de suspensión [tu modelo de PC]”.

    Saber qué modos de ahorro admite tu equipo

    No todos están disponibles en todos los casos. Depende de factores como el modelo de PC o su tarjeta gráfica, el tipo de BIOS o la versión de los drivers que tengas instalados. Haz esto:

    1. Haz lo que corresponda según tu Windows...
       
      • En Windows 7, XP y Vista
        Entra en Inicio -> Todos los programas -> Accesorios -> Símbolo del sistema. Salta al paso 2 de más abajo.
       
      • En Windows 8, 8.1 o 10
        Pincha con el botón DERECHO en el menú Inicio y elige Símbolo del sistema. Sigue leyendo...
    2. Se abre la consola de Ms-Dos, de letras blancas y fondo negro. Escribe en ella:

      powercfg /a

      (y pulsa Intro en tu teclado)
    3. La ventana te dirá los modos disponibles. La suspensión lo está siempre. Aparece con el nombre de Modo de espera. Hay de varios tipos, como S1, S2, S3, S4. Tu PC puede tener disponibles sólo algunos y otros no. Fíjate sobre todo en si lo están la opción de hibernar y la suspensión híbrida.

      Las razones de que no esté disponible algún modo se indican abajo (salvo en Windows XP). Si dice que no los admite el firmware, es por una limitación del hardware y no hay mucho que hacer. La otra razón de que no estén disponibles es por no estar habilitado el modo que sea. En ese caso bastaría activarlo.
    4. Cierra la ventana de Ms-Dos cuando termines.