Suicidios y accidente de carro: por eso mueren los adolescentes

Eino81

Los adolescentes de todo el mundo, excepto en África, mueren sobre todo por suicidio, las chicas, y por accidentes de tránsito, los chicos. Esos son los datos de los informes que realiza la Organización Mundial de la Salud.

Durante muchos años entre las adolescentes de todo el mundo la causa de muerte más frecuente fueron las relacionadas con la maternidad. Y eso es así porque el embarazo entre las adolescentes tiene muchos riesgos.

Todavía hoy esta sigue siendo una de las causas más frecuentes de muerte de chicas adolescentes en todo el mundo. En la mayoría de los países africanos está a la cabeza junto a la muerte por causa del sida.

Entre los varones, la causa de fallecimiento más frecuente es el accidente de tránsito.

Pero entre las chicas, las causas de fallecimiento han cambiado en los últimos años y en casi todo el mundo el suicidio está a la cabeza y si no está en primer lugar es una de las tres primeras.

En el sudeste de Asia, por ejemplo, el suicidio entre las adolescentes se ha convertido en algo parecido a una epidemia ya que mata tres veces más adolescentes que cualquier otra causa. Los expertos empiezan poco a poco a vislumbrar las razones y la primera de ellas es la discriminación que por razón de género sufren las adolescentes en muchos lugares.

Estas chicas se enfrentan al entrar en la adolescencia a condiciones de vida terribles: muchas deben abandonar la escuela y también en muchos casos son obligadas a contraer matrimonio.

Con la llegada de la pubertad muchas de ellas permanecen prácticamente encerradas en sus casas sin ninguna posibilidad de socialización. Son chicas que conocen el mundo, que saben que hay otras formas de vivir la vida, que ven como los varones no están obligados de dejar de vivir sus propias vidas y en muchos casos esta situación las lleva a la desesperación y hasta al suicidio.

Las tasas de suicidio en esta parte del mundo es seis punto más alta entre las niñas que entre los niños. Mientras que aquellos que acaban con sus propias vidas son 21,40 por cada 100.000, entre las chicas esa cifra es 27,82 también cada 100.000.

Pero si esa es la situación en el sudeste de Asia hay otra razón que está llevando a las niñas al suicidio en todo el mundo, sobre todo en los países desarrollados, se trata del acoso en todas sus vertientes: el acoso escolar y el acoso por internet que la mayoría de las veces están unidos.

En general el suicidio es más frecuente entre los grupos más débiles, entre los que tienen menos poder, y es evidente que las adolescentes de muchas partes del mundo forman uno de esos grupos. Incluso en los países occidentales la presión sobre las niñas cuando llegan a la adolescencia puede ser demoledora: los ideales físicos están muy lejos de la realidad y están basados en imágenes inalcanzables. La inmensa mayoría de las mujeres sufre algún tipo de discriminación de género, ya sea evidente o sutil, y las adolescentes comienzan a descubrir ese mundo en el que están a punto de entrar. Si esas adolescentes tienen ya algún problema, ese descubrimiento puede convertirse en una forma de presión que, a veces, se vuelve, insoportable.