Sopa de calabaza, zanahorias, jengibre y romero

sopa zanahorias
Tan deliciosa y fácil que querrás hacerla todas las semanas. Getty Images

Inspiración, en esta época del año, es lo que sobra. Basta con asomarte un poquito afuera y dejarte abrazar por la brisa fresca de otoño con aromas de cedro.

Cada estación tiene su encanto, pero el otoño trae con si su especial combinación de especias y colores.

Si no eres vegetariano ni vegano, descubrirás la riqueza de sabor y color en esta receta ciento por ciento vegetariana - y vegana si no usaras crema como guarnición.

Hablando de inspiración, fíjate qué es lo que tienes en la heladera para comenzar. 

Agarré los tomates que estaban a punto de ponerse feos, unos calabacines que pedían a gritos ser cocinados, una calabaza horneada del día anterior que sabía que no me iba a comer si no la reciclaba; ají morrones rojos, frescos, llenos de antioxidantes; cebollines, hierbas frescas y especias a gusto.

Esta sopa es sencilla pero suculenta y deliciosa a la vez que la querrás hacerla todas las semanas.

Apunta los ingredientes (agrega o saca de acuerdo a cómo te inspire el otoño):

• 2 calabacines amarillos, en rebanadas

• 1 zapallo anco o calabaza, en rebanadas

• 1 ramillete de cebollines, sin las puntas verdes, en rebanadas

• 2 tomates maduros, en trozos

• 1 libra (16 onzas) zanahorias, en pedazos

• Puñado (a gusto) de romero fresco

• Sal marina y pimienta fresca a gusto

• Jengibre fresco, picado, a gusto (a mi me gusta con bastante jengibre)

Especias opcional: canela, cardamomo, cilantro, hinojo y anís

Coloca agua a hervir en una olla grande, agrega las zanahorias, los calabacines, la calabaza (si no estuviera cocida ya), sazona, agrega un poquito de aceite extra virgen de oliva (para sabor) y cubre.

Deja cocinar hasta que cuando insertes un tenedor en las zanahorias y calabaza la pulpa esté blanda y no resista al tenedor.

Mientras tanto, en una licuadora, agrega los tomates, los cebollines y los ajíes. (Para un toque extra de jengibre, agrega trocitos de jengibre fresco en la olla con los vegetales). Si la mezcla en la batidora estuviera muy seca, agrega un poquito de agua. 

Saca la mezcla de tomates y ají morrones de la licuadora y deja aparte.

Cuando los vegetales en la olla estén cocidos, coloca por partes en la licuadora - con mucho de cuidado de no quemarte. 

Una vez que tengas todos los vegetales licuados, regresa todo a la olla y agrega la mezcla de tomates y morrones.

Revuelve bien para incorporar todos los ingredientes. 

Prueba y ajusta la sazón, si fuera necesario.

Deja cocinar por unos 15 minutos más antes de servir. 

Sirve en bols o platos soperos con croutons, semillas de calabaza tostadas, cebollín picadito o hinojo, hojitas frescas de cilantro y un toquecito de creme fraiche o crema amarga.

*Ajusta la consistencia agregando más líquido a la sopa final. 

Si desearas lograr una textura más delicada y fina, luego de licuar la sopa, pásala por un chinois o colador bien finito para eliminar la textura granulosa. Puedes volver a licuar y volver a calentar. 

También puedes saltear cebollita y ajo para agregar a la licuadora final.