¿Son la gripe, la influenza, el catarro y el resfriado la misma enfermedad?

Influenza2014FotoporKidstockviaGetty.jpg
Foto por Kidstock via Getty Images

Pregunta: ¿Son la gripe, la influenza, el catarro y el resfriado la misma enfermedad?

Respuesta:

No. El resfriado o el catarro, que son infecciones menores de las vías respiratorias no son lo mismo que la gripe o la influenza, según lo explica el Diccionario de Términos Médicos de la Real Acdemia Nacional de la Medicina.

Sinónimos

Las palabras gripe o influenza son sinónimos y significan lo mismo, pero comúnmente algunas personas las confunden con el resfriado o catarro, que también son sinónimos.

Cuando tu niño está resfriado o tiene un catarro sus síntomas son menores y normalmente, se limitan a una inflamación de la mucosa acompañada de una secreción de moco con un malestar en el cuerpo menor.

Parte de la confusión deriva de que ambas enfermedades -tanto el resfriado como la influenza- son infecciones virales de las vías respiratorias, pero la influenza o gripe, es más severa e incluso puede ocasionar la muerte en ciertos grupos de la población. Tanto en México como en Colombia, a la gripe también se le conoce como gripa, e igualmente se usa para identificar cualquier infección respiratoria.

Los grupos que corren mayor riesgo al contagiarse con la gripe son los niños, las personas de la tercera edad y las mujeres embarazadas, o aquellas personas con sistema inmunológico débil o que padezcan de enfermedades crónicas. 

Tipos de influenza

La influenza o gripe se clasifica en Tipo A, B y C.

El tipo A es el más común y el responsable de los brotes en la población. También existen varios subtipos del Tipo A, tales como el H1, H3, N1, N2. Hasta la fecha, la influenza sigue un patrón estacional que se manifiesta en brotes durante los meses de invierno, pero se pueden extender a otras estaciones.

 

En el año 2009, la Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés) declaró una pandemia de gripe humana, que popularmente se le dió el nombre de gripe porcina, la cual se originó en México ya que fue ocasionada por una cepa nueva del virus H1N1.

Es importante que sepas que debido a la pandemia de la gripe H1N1 en el 2009, se reclasificó los virus entre la gripe humana, la aviary la porcina, según su origen.

La gripe o influenza es letal porque es altamente contagiosa y se propaga con gran rapidez entre la población, además el virus al evolucionar genera nuevos tipos, subtipos o cepas a los que el cuerpo no tiene resistencia. Esta es una de las principales razones por qué las autoridades sanitarias recomiendan  vacunar a los niños -y los adultos- todos los años con la vacuna antigripal.

Te recomiendo que leas Cómo diferenciar un resfriado de la influenza, para que compares y diferencies los síntomas de estos dos tipos de infecciones respiratorias. 

Refriados y catarros son infecciones menores

Por su parte, el catarro o el resfriado es una de las enfermedades más comunes en el planeta y normalmente, pese a que es altamente contagiosa, es más leve y sus síntomas son superables sin mayores complicaciones.

La Academia Americana de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés) recomienda el uso de remedios caseros, tales como el consumo de abundantes líquidos, y descanso para tratar los resfriados.

Sin embargo, en el caso de una infección con la gripe o influenza, estas deben monitorearse de cerca y en aquellos casos que lo indique el pediatra o el médico de cabecera, tu niño puede requerir tomar  medicamentos antivirales, tales como el oseltamivir conocido por su marca comercial como Tamiflu, y en algunos casos el zanamivir, conocido por la marca comercial como Relenza.   

Según cifras de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. los estadounidenses contraen aproximadamente mil millones de resfriados al año.

El resfrío común no tiene cura, los especialistas explican que el la lavado de manos frecuente, tomar líquidos en abundancia y el descanso ayudan a recuperarse de la enfermedad.

Para evitar la influenza, los expertos recomiendan la vacunación y prácticas saludables de higiene. Te recomiendo que practiques hábitos saludables para evitar o reducir el contagio con la influenza.

Fuentes: Clínica Mayo, Centro para el Control y Prevención de Enfermedades, Biclioteca Nacional de Medicina en EE.UU.