Sobrepeso en los adolescentes

Algunos cambios en la vida familiar pueden ayudar a evitarlo

El exceso de grasa corporal, sea obesidad o sobrepeso, está considerado ya como una de las epidemias de nuestra sociedad. Millones de adultos, niños y adolescentes padecen este mal que tiene consecuencias muy negativas para la salud. En el caso de los adolescentes, además de los riesgos para su organismo existe también el peligro de que afecte gravemente a su salud emocional.

Qué es el sobrepeso
Por qué se produce el sobrepeso en los adolescentes
Cuáles pueden ser las consecuencias del sobrepeso
  • Diabetes tipo 2. Un exceso de grasa corporal dificulta el trabajo de una hormona llamada insulina fundamental para el buen funcionamiento de las células. Esa dificultad puede evolucionar en algunos adolescentes en diabetes.
  • Artrosis. Obligar a cargar a las articulaciones de un cuerpo con muchas libras de más hace que a veces estas sufran desgaste temprano o inflamaciones muy dolorosas.
  • Asma. La obesidad también está asociada a problemas respiratorios como el asma.
  • Apnea del sueño. El exceso de peso puede ocasionar problemas respiratorios durante el sueño que, en ocasiones, son tan graves que acaban provocando trastornos cardíacos.
  • Colesterol alto. La acumulación de grasa en la sangre puede ocasionar un aumento del colesterol alto que podría llegar a provocar trastornos cardíacos o cerebrales en la edad adulta.
  • Hipertensión. La acumulación de grasa en las arterias hace que el espacio que tiene la sangre para circular se reduzca y eso obliga al corazón a bombear con más esfuerzo. La hipertensión es muy rara en niños y adolescentes pero cuando se produce es mucho más frecuente en niños o adolescentes obesos.
  • Problemas óseos. Hay varias enfermedades de los huesos que también están asociadas al exceso de peso corporal. Cargar a los huesos en proceso de crecimiento con mayor peso del que es sano puede provocar que estos acaben enfermos.
  • Depresión. Diversos estudios han demostrado que la depresión es más común en adolescentes que padecen exceso de peso.
Algunos cambios saludables
  • El peso no es una cuestión estética. Es importante que los adolescentes tengan claro que la principal razón para mantener un peso adecuado no es estética sino de salud. De esa manera empezaremos a combatir posibles problemas: el sobrepeso y trastornos de la alimentación como la anorexia nerviosa.
  • Evitar sodas y en general bebidas azucaradas. La leche desnatada y el agua son mucho más sanos.
  • Consumir cada día un mínimo de cinco porciones de frutas y verduras frescas.
  • Evitar las comidas basura o chatarra.
  • Cocinar en casa. Es el modo de consumir alimentos frescos y más sanos. Y a la hora de cocinar es mejor evitar las frituras y optar por preparar los alimentos a la plancha o asados.
  • No comer por aburrimiento o por estrés. La comida no es un sustituto de nada. Cuando se entra en la espiral de comer por aburrimiento, estrés o ansiedad es mucho más fácil llegar al sobrepeso e incluso a la obesidad.
  • Hacer ejercicio. Intentar hacer ejercicio el mayor número de días a la semana. Algunos trayectos son perfectos para hacerlos caminando y muchas veces es posible sustituir el elevador por las escaleras. El organismo lo agradecerá. Y hay un montón de posibilidades que pueden incluir a toda la familia: largos paseos caminando o en bici, partidos de pelota en el parque o cualquier otro ejercicio físico que incluya a toda la familia será beneficioso para todos sus miembros.