Siete realidades del film futurista The Martian

La película The Martian presenta tecnologías futuristas que ya existen

La fascinación por Marte no cesa. Los últimos años hemos tenido la oportunidad de ver atractivas películas en las que el Planeta Rojo ejerce de paisaje protagonista, además de antagonista amenazador que representa los peores peligros. La película The Martian (El marciano) que en España se llama Marte y en algunos países hispanoamericanos Misión Rescate, se estren´ en octubre de 2015, también tiene a Marte como inhóspito escenario donde el protagonista, el astronauta Mark Watney (interpretado por Matt Damon) tiene que sobrevivir tras ser dado por muerto y abandonado a causa de una terrible tormenta marciana.

Dirigida por Ridley Scott y basada en una exitosa novela de Andy Weir, cuenta los esfuerzos para comunicar a la Tierra su supervivencia, el interés mundial que despierta su situación y la actitud de sus compañeros para rescatarlo con vida. Andy Weir, dedicado a la informática, elaboró la novela a partir de las entradas que iba escribiendo en su blog sobre las experiencias que tendrían que vivir unos astronautas que quedaran varados en Marte.

Ambientada 20 años en el futuro, la NASA, en su página oficial, asegura que una buena parte de la tecnología que se anuncia en la película ya está desarrollada hoy en proyecto o en uso. Las siguientes son las innovaciones más evidentes.

En este enlace puede ver el vídeo oficial de la película.

01
de 07

El hábitat en Marte

Hábitat marciano
El hábitat (HAB) marciano en The Martian. Twentieth Century Fox

El recinto o módulo artificial que acogerá al protagonista durante su aventura marciana se conoce como HAB. En realidad la NASA ya ha probado el denominado HERA (Human Exploration Research Analog), un hábitat de dos pisos que posee vivienda, zona de trabajo, módulo de higiene y esclusa de aire, con capacidad para mantener a los astronautas hasta 60 días.

02
de 07

El huerto marciano

El huerto marciano de Matt Damon
El huerto marciano de Mark Watney. Twentieth Century Fox

El huerto debería ser una prioridad en una futura colonización marciana. Dada la imposibilidad de abastecimiento terrestre para una posible colonia marciana, ya se ha pensado en el cultivo de algunas plantas que sirven como alimento, tal y como se realiza en la Estación Espacial Internacional donde ya se cultivan lechugas. En el film, el protagonista consigue cultivar patatas en la superficie marciana. La NASA considera factible este cultivo.

03
de 07

Reciclaje de agua en Marte

Matt Damon en Marte
El astronauta superviviente de The Martian. Twentieth Century Fox

La idea de cómo pueden proveerse de agua los futuros astronautas marcianos es una de las prioridades en la investigación que llevan a cabo las distintas agencias espaciales. Lo más básico y a lo que dirige sus esfuerzos el protagonista de The Martian es evitar la pérdida de una sola gota de líquido, sea sudor, orina o enjuague bucal para lo cual creen ingeniosos sistemas.

Se trata de una actividad que ya se utiliza en la ISS. Un sofisticado sistema de recuperación de agua (Water Recovery System o WRS) permite que no se desperdicie una sola gota. Un sistema que es utilizado ya en zonas inhóspitas y otras azotadas por desastres naturales.

04
de 07

El traje espacial marciano

El traje espacial de The Martian
El traje espacial de The Martian. Twentieth Century Fox

El traje espacial que usa Matt Damon en la película se basa en las últimas propuestas de la NASA para equipación individual que permite a los astronautas largos recorridos por la superficie marciana.

Cualquier visitante de la página de la NASA tuvo la oportunidad de votar sobre los modelos de trajes que llevaría los astronautas en Marte y que se denominaron Z-2. Estaban pensados para resolver problemas específicos como el peligroso e insistente polvo marciano, así como incorporar algunas nuevas tecnologías como cualidades de bioluminiscencia.

05
de 07

Vehículos para moverse por la superficie marciana

Mars Ascent Vehicle (MAV)
El transporte marciano en la película The Martian. Twentieth Century Fox

La ficción del film, el protagonista usa un fantástico vehículo llamado MAV, pero la NASA ya está trabajando en un transporte al que han denominado Vehículo de Exploración Espacial (Space Exploration Vehicle o SEV) pensado para la extrema maniobrabilidad que requiere una superficie no solo como la de Marte, sino también como la de un asteroide.

06
de 07

Generación de oxígeno en Marte

Matt Damon como Mark Watney
El astronauta náufrago en Marte arregla los componentes estropeados de su traje espacial en la película The Martian. Twentieth Century Fox

En otros mundos, resulta también imprescindible portar el propio oxígeno para la supervivencia. El "oxigenador" de la película es un sistema que genera oxígeno a partir de dióxido de carbono que produce el vehículo espacial, muy similar al Sistema Sabatier de la NASA.

El de la película no resulta muy distinto del que se utiliza actualmente en la ISS. El proceso se llama electrólisis y consiste en dividir las moléculas de agua en oxígeno e hidrógeno. El oxígeno se libera a la atmósfera mientras que el hidrógeno se desecha o se reutiliza.

07
de 07

Propulsión iónica para un viaje a Marte

Sala de Control de la Misión en The Martian
Control de la misión a Marte comprueban que la nave de propulsión iónica funciona correctamente. Twentieth Century Fox

La nave Hermes en la que viajan los astronautas a Marte utiliza un sistema de propulsión iónica como el que ya está trabajando la NASA bajo la denominación NASA's Evolutionary Xenon Thruster (NEXT) y que promete convertirse en el futuro de la propulsión espacial.

Se trata de calentar (por regla general con paneles solares) el gas propelente, habitualmente xenón, que se bombardea con electrones que producen iones cargados positivamente que se extraen y se aceleran por una serie de filtros o rejillas cargadas eléctricamente para ser expulsados con una brillante luz azul.