Siete mitos sobre 'El origen de las especies' de Charles Darwin

Grandes equivocaciones sobre el libro de la teoría de la evolución

Darwin como un mono en una portada francesa
Darwin como un mono en una portada francesa. La Petite Lune
  • Darwin dijo que sólo los más fuertes sobreviven

La teoría de la evolución no se basa de ninguna manera en que los fuertes sobrevivan a los débiles, ni que los grandes se coman a los pequeños. En su libro 'El origen de las especies', el investigador inglés explica que la supervivencia depende de la capacidad de adaptación de cada especie y de cada individuo.

La mejor forma de demostrar que no siempre sobreviven los más fuertes se centra en los grandes dinosaurios.

Estas magníficas criaturas dominaron la Tierra durante millones de años, pero un cambio en las condiciones de la vida en nuestra planeta a causa de la caída de un meteorito implicó su desaparición.

 

  • Fue el primero en descubrir la selección natural

Tras un viaje de tres años alrededor del mundo, Charles Darwin volvió a su Inglaterra natal con una idea en la cabeza: las especies no son inamovibles como se pensaba hasta entonces. Consciente de los revolucionario de su nueva teoría, dedicó los siguientes años de su vida a obtener más pruebas que lo confirmaran. Era un investigador tan persistente, que estuvo realizando experimentos con palomas, caballos e incluso lombrices para poder confirmar sus ideas.

Cuando habían pasado más de veinte años desde su regreso, Darwin todavía no había publicado nada relacionado con la evolución, aunque la correspondencia con alguno de sus colegas confirma que estaba preparando un gran libro sobre el asunto.

En 1858 recibió una carta firmada por el investigador Alfred Russel Wallace, en la que éste le exponía la misma teoría que él llevaba años desarrollando.

La misiva de Wallace provocó que Darwin se animara a publicar de manera inmediata sus ideas, espoleado por sus colegas científicos que también temían que Charles perdiera la autoría de una teoría tan importante.

En julio de 1858, un año antes de publicar 'El origen de las especies', ambos firmaron juntos una comunicación en la Sociedad Linneana de Londres en la que se exponía, por primera vez en la historia, la teoría de la selección natural. Dieciséis meses después, se publicó el famoso libro.

 

  • Los pinzones de las Galápagos le permitieron descubrir su teoría

Charles Darwin, enrolado como naturalista a bordo del Beagle, estuvo durante muchos días estudiando la fauna de las Galápagos. Pero, contrariamente a lo que se piensa, no prestó atención a la diferente forma del pico de las distintas especies de pájaros pinzones que allí existen y que demuestran cómo estos animales han evolucionado para adaptarse a los diferentes hábitat en que viven. Tuvo que ser a posteriori, ya en Inglaterra, cuando descubriera las posibilidades para su experimento que podían tener esas señaladas diferencias.

 

  • Darwin dijo que el hombre viene del mono

La teoría de la evolución no establece que el ser humano provenga del mono. Todos los animales de la Tierra provienen de un antepasado común, que fue evolucionando de diferentes maneras hasta llegar a los animales que conocemos hoy día. Los humanos y el resto de primates, como chimpancés, orangutanes o gorilas, comparten un antepasado común, del que se diferenciaron hace millones de años.

 

  • 'El Origen de las especies' trata sobre el origen del ser humano

Charles Darwin era plenamente consciente de lo que iba a representar la publicación de su teoría. Hasta entonces se mantenía la idea de que la naturaleza, como regalo de un creador sobrenatural, era inamovible y había permanecido así desde el origen de los tiempos.

Este experimentador era tan precavido que ni siquiera incluyó al ser humano en 'El origen de las especies'. En él menciona textualmente: 'se arrojará luz sobre el origen del hombre y sobre su historia'. Algo que realmente sí haría con su 'El origen del hombre', publicado en 1871, doce años después de 'El origen de las especies'.

 

  • Darwin fue el primero que habló de que la naturaleza es cambiante

Charles Darwin fue un científico revolucionario, que preparó su teoría durante muchos años con la intención de que no pudiera ser rebatida, como así fue.

Pero este experimentador conformó sus ideas gracias a otras personalidades que anteriormente ya habían avanzado la variabilidad de la naturaleza.

El más importante de todos estos precursores sea probablemente Charles Lyell (1797-1875), que en su libro 'Principios de geología' mencionaba los cambios en la superficie terrestre ocasionados por fenómenos naturales. Darwin llevaba esta obra como libro de cabecera en su viaje alrededor del mundo.

Otro de los precursores es Lamarck (1744-1829), quien creía erróneamente que el uso y el desuso de los órganos cambiaba a las especies, y también Erasmus Darwin (1731-1802), el abuelo de Charles, que escribía en verso sobre las transformaciones de los animales. Por su parte Buffon (1707-1788) ya había reflexionado sobre las similitudes entre los simios y los seres humanos.

 

  • 'El Origen de las especies' trata de la evolución

En todo el libro de Charles Darwin, que ocupa alrededor de 500 páginas, el término 'evolución' sólo se menciona una sola vez: es justamente la última palabra con la que el investigador inglés cierra el libro, una curiosidad que se pierde en la traducción al español.