Siete juegos de barajas

Un juego diferente para cada día de la semana

La baraja francesa estándar ofrece un gran número de alternativas para jugarla. Un paquete de estas cartas, en ocasiones dos, te brindará horas de diversión y entretenimiento variado. Es un tipo de entretención sana, de bajo costo y por su tamaño, fácil de llevar, ideal para aviones, vacaciones y tardes con la familia.

Todos las historias apuntan a que los naipes fueron inventados en China en el siglo XII y llegaron a Europa a través de los árabes que ocuparon España. Actualmente existen muchos tipos de barajas, pero los juegos más estándar usan o la española o la francesa. 

A continuación encontrarás siete juegos de barajas para que disfrutes con los tuyos: 

01
of 07
Inicio del juego de Ochos Locos
Inicio del juego de Ochos Locos. María Machuca

Este juego es muy divertido para los niños y se juega con un paquete de baraja francesa, o dos si hay más de cuatro jugadores.

Su objetivo es muy parecido al juego de cartas UNO, pues cada jugador debe deshacerse de todas las cartas que tiene en la mano. Inicialmente cada jugador recibe ocho cartas y las sobrantes se ponen boca abajo en la mesa, con una boca arriba puesta al lado del mazo para que todos la vean. Quien repartió las cartas entre los jugadores es quien tiene el primer turno y debe poner encima de la carta abierta en la mesa una que coincida o en número, letra. pinta o figura con esta. Cada jugador hace lo mismo con la última carta abierta en la mesa y si no tiene qué poner recibe una del mazo que está boca abajo y le da al turno al siguiente jugador. 

La persona que se deshaga de todas las cartas primero es quien  gana la ronda. Entre adultos se pueden hacer apuestas y si hay niños en la mesa jugar por pequeños premios o dulces. 

02
of 07

¡A pescar!

¡A pescar!
(CC BY 2.0) by jesiehart

Este es un juego de cartas ideal para jugar con niños pequeños que ya entiendan de números y colores. Se juega con un paquete de baraja francesa o con uno comercial más colorido diseñado pensando en los niños. El objetivo es formar la mayor cantidad de conjuntos de cuatro cartas del mismo número o letra. 

La baraja tiene que estar libre de comodines (joker) y bien barajada. Se entrega a cada jugador cinco naipes (máximo seis jugadores), pero si hay solo dos personas, entonces se entregan siete. El mazo restante es el "océano" y todos los jugadores pueden usarlo. En cada turno cada jugador va a pedirle al jugador de su izquierda un número de carta que él/ella tenga en la mano, si el jugador a quien se le pide tiene una o más cartas con dicho número debe entregarlas a quien se las pidió, si no, debe decir ¡a pescar! y tomar una carta del mazo. Si la carta que acaba de tomar del "océano" coincide con la que le fue solicitada entonces debe decir ¡buena pesca!, entregar la carta y darle el turno a la persona siguiente.

El juego termina cuando todos los grupos de cuatro cartas se hayan formado en la mesa; cada jugador debe ir poniendo boca arriba los que va consiguiendo. El que tenga más grupos gana la ronda. 

 

03
of 07

Guerra

Guerra
iStock / Getty Images Plus

Este es un juego de cartas para dos personas en el que se utiliza un paquete de baraja francesa. Las reglas son muy sencillas, por lo que es apto para jugar o entre niños o con niños y adultos.

Para jugarlo se dividen las cartas en dos paquetes, uno para cada jugador. Cada jugador voltea una carta de su paquete a la vez, y el que obtenga la carta mayor se lleva las cartas y las añade a su paquete. Esto se repite hasta que uno de los jugadores se quede sin cartas.

Gana el jugador que logre quedarse con todas las cartas.

04
of 07
Cucharas
María Machuca

Además de un paquete de baraja francesa necesitarás cucharas, una menos que la cantidad total de jugadores, que se ponen en el centro de la mesa. El objetivo es hacer un grupo de 4 cartas del mismo número.

Cada jugador recibe cuatro cartas y quien reparte se queda con el mazo. Todos los jugadores juegan al tiempo y quien tiene el mazo toma una carta de este y mira si en sus cartas tiene otra del mismo número. Si tiene otra se queda con la carta nueva y le pasa al del lado la carta de la que quiere deshacerse. Así todos hacen los mismo. Y el primer jugador sigue tomando cartas del mazo y pasando las que descarta al jugador del lado, este toma la que le dan y descarta la que quiere al jugador del lado, quien toma la carta y hace los mismo. Y así sucesivamente. 

Quien consiga armar el grupo de 4 cartas del mismo número de primero toma una cuchara de la mesa, intentando hacerlo de manera disimulada. 

Una vez uno toma una cuchara los demás deben hacer lo mismo. Como hay una cuchara menos que número de jugadores en la mesa, alguien se quedará sin cuchara y será descalificado.

La ronda siguiente la juegan quienes tomaron la cuchara, pero claro, con una cuchara menos en la mesa.

Algunas versiones permiten "tres vidas" para cada jugador, o sea que puede quedarse sin cuchara tres veces antes de ser descalificado. 

05
of 07

Casita robada o Roba paquete

Roba paquete
María Machuca

Este juego se puede jugar con la baraja francesa o con la española. El objetivo es conseguir la mayor cantidad de cartas. Es más adecuado para adultos que niños.

Para hacerlo se reparten tres cartas a cada jugador y se colocan cuatro cartas boca arriba sobre la mesa. En tu turno puedes robar cartas que estén sobre la mesa y que tengan el mismo palo de la que tienes tú en la mano, si no tienes nada del palo de las que hay en la mesa debes deshacerte de una carta. Si hay dos en la mesa del mismo palo recuerda que solo puedes tomar una. 

Las dos cartas que cada jugador logra reunir son parte de su "pozo" y las pone al lado suyo boca arriba para que los demás las vean. El jugador siguiente bien puede hacer pares con las que hay abiertas en la mesa (siempre cuatro) o con el "pozo" del jugador anterior. Siempre toma precedencia robar del centro de la mesa y no del pozo. 

Una vez cada jugador ha jugado sus tres cartas iniciales, se reparten otras tres y se juega de la misma manera. Gana quien tenga más cartas en su pozo. 

 

 

06
of 07

Rummy

Rummy
María Machuca

Este es un juego que se comercializa también con fichas, pero es común jugarlo con baraja, incluidos los comodines. 

El objetivo es deshacerte de todas las cartas que tienes en mano. Para hacerlo deberás formar grupos de tres (tríos de número) o cuatro cartas (escaleras del mismo palo en orden ascendente o descendente). 

Cada variante del juego tiene reglas diferentes pero el objetivo es quedarse sin cartas en la mano porque los puntos que valen son los que están sobre la mesa. 

En la variante más sencilla la primera mano se juega con seis cartas cada uno y el objetivo es hacer dos tríos. La siguiente mano el objetivo es hacer un trío y una escalera con siete naipes, y así hasta tener incluso 16 cartas en la mano.

Cada jugador tiene un turno para robar del mazo y para descartar. Unas variantes permiten robar comodines a otros jugadores, si quien tiene el turno está listo para "bajar" su juego a la mesa. Otras versiones no permiten esto pero sí robar cartas que alguien descarta cuando no es el turno de la persona (se roba la que uno quiere si nadie más que tenga precedencia la quiere; se añade una carta de "castigo").

Gana cada mano quien se deshaga "limpio" o no de todas las cartas, "limpio" quiere decir que se baja y descarta una que acaba de robar y queda sin nada, o se baja y queda con unas en la mano que puede poner en tríos o escaleras, suyos o de otros jugadores, una a la vez, en los turnos siguientes. 

07
of 07
Solitario
Diane Labombarbe / Getty Images

Este juego de cartas, como su nombre lo indica, se juega de manera solitaria. Todo lo que necesitarás es un paquete de baraja francesa y una superficie plana. El objetivo es ordenar las cartas de cada palo de manera ascendente comenzado con el As de cada palo. Para un paso a paso detallado sigue este enlace.