Siete canciones cristianas para funerales y velorios

Música cristiana para velorios y funerales

Cuando no podemos encontrar las palabras para expresar lo que sentimos, casi siempre podemos encontrar una canción que sí puede expresar cómo nos sentimos, lo que la persona significó para nosotros, la ausencia que su partida nos produce o tal vez los recuerdos que ese ser querido nos deja. Quizás es por eso que cantamos en los funerales y los velorios. La música es importante en los servicios cristianos porque nos recuerda que para quienes han puesto su fe en Cristo existe una esperanza que va más allá que esta vida. Estas canciones cristianas para funerales y velorios hablan de victoria, triunfo, paz, alegría y fe.  Solo Jesús nos puede confortar en momentos tan tristes como cuando despedimos a un ser querido.

Lo importante es que no importa la canción que escojamos, le hagamos un homenaje a la persona que parte exaltando sus gustos y obras en vida. No todas las canciones son para todo el mundo, y puede que cada persona hubiese tenido un estilo musical favorito en vida; esta lista es de himnos y canciones muy populares y que comúnmente se usan en velorios y funerales.

Esta canción, original en inglés, se llama "When the roll is called up yonder" y la compuso Milton Black a finales del siglo XIX. En español existen varias versiones, pero su letra es la que nos interesa porque apunta a la gloria eterna de quienes pasan a mejor vida. Allá, en el otro lado, cuando se llame la lista estaremos presentes. Aquí un aparte de su versión en español:

"En aquel día sin nieblas/ en que muerte ya no habra/ y su gloria el Salvador impartirá/ Cuando los llamados entren/ a su celestial hogar/ y que sea pasada lista, allí he de estar". Sigue leyendo »

 

Este himno, compuesto por Ray Robles, nos habla de la vida al lado de Jesús, cuando nos encontremos allá con él, en donde encontraremos nuestra morada eterna. Como la canción misma dice "yo tengo un hogar más allá del sol". Aquí un aparte: 

"Aunque en esta vida, no tengo riquezas/ se que allá en la gloria, tengo mi mansión./Cual alma perdida, entre las pobrezas,/ de mí, Jesucristo, tuvo compasión". Sigue leyendo »

03
de 07

No Me Digas Adiós

Esta canción de Samuel Hernandez intenta reconfortar a quienes nos quedamos aquí y debemos decir adiós a un ser querido. Es una manera de recordarnos que la despedida es solo momentánea y eventualmente nos encontraremos de nuevo con quienes ya se han ido: 

"No me digas adiós, sino hasta luego/Dios determino que en el cielo estoy mejor./No me digas adios, sino hasta luego/Tuve que partir a un lugar donde no voy a sufrir,/ No me digas adios, sino hasta luego/
No te preocupes mas por mi, porque donde estoy espero por ti".
 

04
de 07

Este himno de Ricardo Rodriguez nos recuerda que la vida en la tierra es solo pasajera y que el verdadero hogar no está aquí, sino en el más allá. Es una bellísima canción que nos reconforta y nos recuerda que eventualmente todos nos encontraremos en una nueva morada. Aquí un breve aparte:

"Yo tengo la certeza que el mundo no es mi hogar/ Sé que lo que hay aquí un día pasará/ Es una promesa que llevo en mi ser/ Pronto a mi dulce hogar con Cristo yo me iré". Sigue leyendo »

Este himno fue compuesto por Carl Boberg a finales del siglo XIX; su música viene de la tradición folclórica sueca y existen versiones en inglés y español, así como en muchos otros idiomas. La canción se popularizó en inglés muchos años después gracias a la versión del misionero Stuart Hine "How Great Thou Art". Un breve aparte: 

"Señor mi Dios,al contemplar los cielos,/el firmamento en las estrellas vi,/al oír tu voz, en los potentes truenos,/ y ver brillar el sol y su cenit,/ Mi corazón entona la canción,/cuán grande es Él, cuan grande es Él".
  Sigue leyendo »

06
de 07

En presencia estar de Cristo

Esta canción se llama originalmente "Face to Face", algo así como "cara a cara" (a Jesús), pero en español se adaptó al nombre por el que se le conoce hoy en día. Escrita por Frank A. Breck, esta canción nos recuerda que quienes parten a mejor vida finalmente podrán encontrarse cara a cara con Jesús, y ese pensamiento nos debe reconfortar y traer paz y alegría a pesar de la tristeza que nos sobrecoge por la partida del ser querido. La primera estrofa nos lo recuerda: 

"En presencia estar de Cristo,/ver su rostro ¿que será,/ cuando al fin, en pleno gozo,/ mi alma le contemplará?".

Escrita por  Cesáreo Gabarian, este bellísimo himno habla de la invitación que Jesús nos hace a ser pescadores de almas. En un funeral puede servir como un hermoso homenaje a personas que dedicaron su vida al ministerio. En sus letras encontramos consuelo porque nos habla de un Jesús sonríete, que nos considera sus amigos y que conoce nuestros nombres:

"Tú has venido a la orilla,/no has buscado ni a sabios ni a ricos./Tan sólo quieres que yo te siga./ Señor, me has mirado a los ojos,/ sonriendo has dicho mi nombre./En la arena he dejado mi barca:
junto a Ti buscaré otro mar". Sigue leyendo »

Estos son unos pasajes biblícos que recomiendo.

Recomiendo estos pasajes bíblicos para funerales o simplemente para ayudar a confortar a otros.