Si tu hijo adolescente tiene caspa

¿Cómo puede eliminarla?

Dandruff01.jpg
Imagen obtenida con microscopio de una mota de caspa. Horoporo

La caspa es una afección que aparece en la cabeza, exactamente en el cuero cabelludo y se trata de unas escamas blancas o amarillentas. Caspa es como llamamos comúnmente a la dermatitis seborreica a seborrea. Y es muy frecuente su aparición en la prepubertad o durante la adolescencia.

No representa ningún peligro para la salud y no es contagiosa pero cuando es abundante, algunos preadolescentes o adolescentes pueden sentirse mal por tenerla, sobre todo aquellos que tienen problemas de autoestima relacionados con su físico  timidez excesiva.

La buena noticia es que su tratamiento es sencillo y suele dar excelentes resultados.

Qué es la caspa

El cuero cabelludo, es decir la piel en la que nace nuestro cabello, está continuamente regenerando sus células como toda la piel del cuerpo humano. Pero hay veces que ese proceso de sustituir células muertas por células que acaban de nacer se acelera y entonces, las células muertas se acumulan en el cuero cabelludo en forma de escamas. Eso es la caspa.

Por qué aparece la caspa

Se desconocen las razones que causan la caspa. Los expertos creen que puede estar provocada por un desequilibrio en la producción de grasa de la piel ligado a las hormonas pero no hay seguridad médica sobre esto. También parece posible que la aparición de la caspa tenga alguna relación con alteraciones en el sistema inmunológico. Y se ha observado que un exceso de lavados del cabello o, por el contrario, lavarlo demasiado poco puede provocar la aparición de caspa.

Igualmente puede provocarla la utilización de tintes agresivos con la piel y parece que el frío la hace más frecuente.

Qué importancia tiene

La caspa es una afección que no tiene ningún efecto sobre la salud. Aunque sí suele ocurrir que los preadolescentes y los adolescentes pueden vivir acomplejados cuando la tienen y está es muy evidente.

Es necesario saber que no existe ningún tratamiento que cure la caspa pero la mayoría de ellos la controlan perfectamente de manera que esta se vuelve inapreciable.

¿Sólo sale en la cabeza?

No. La dermatitis seborreica puede aparecer en otros lugares de la piel como las cejas, las orejas, a ambos lados de la nariz, las ingles o las axilas, aunque en estos últimos lugares es muy infrecuente en el caso de los adolescentes.

¿Cómo se trata?

Cuando el caso de caspa de un preadolescente o adolescente es normal, es decir que lo único que tiene son las escamas blancas o amarillentas en el cuero cabelludo, puede tratarse con champús específicos que se venden sin receta.

Existen de varios tipos: de sulfuro de selenio, de piritionato de cinc, de ácido salicílico, de ketoconazol o de alquitran. Todos ellos se venden sin receta y son recomendables para su uso en adolescentes. Aunque antes de usarlos la primera vez es recomendable que se pruebe en una zona pequeña de la piel que no sea el cuero cabelludo para descartar una alergia.

Cualquiera de ellos funciona generalmente bien así que lo que hay que hacer es elegir uno y comenzar el tratamiento que, al principio, requiere que se lave la cabeza con él cada día o cada dos días.

Después de un corto periodo de tiempo haciendo eso y si el champú es efectivo, puede comenzar a lavarse la cabeza dos veces por semana. Y cuando la caspa ha desaparecido se puede mantener la cabeza sin ella con el uso de estos champús una vez por mes.

En el caso de que se pruebe uno y no funcione, puede intentarse el mismo tratamiento con alguno de los otros productos.

¿Cuándo acudir al médico?

Si el tratamiento con estos champús no funciona, si la caspa está extendida por otras partes del cuerpo además de cuero cabelludo, si la dermatitis seborreica es muy agresiva, es decir, además de las escamas, la piel está hinchada, muy enrojecida o con lesiones o hay caída del pelo, es conveniente que el médico vea a nuestro adolescente. En esos casos, los doctores suelen recetar algunos otros champús o lociones más agresivos o que llevan añadidos medicamentos como esteroides o corticoides.